Psicología Relaciones de pareja

9 errores que perjudican tu vida sentimental sin darte cuenta

Continúa leyendo si deseas aprender sobre los errores que perjudican tu vida sentimental sin que te des cuenta. Ya sea que lo admitamos o no, nuestro corazón desea amar y ser amado. A nuestro cuerpo le gusta cuando intimamos, y nuestra alma se siente nutrida cuando estamos en una relación con alguien.

Errores que arruinan tu vida sentimental

Sabemos que las relaciones nos traen nuestras mayores alegrías y nuestros mayores desafíos. Desde una perspectiva espiritual, las relaciones permiten que dos personas puedan unirse para crecer, compartir y evolucionar a estados superiores. Es en el contexto de una relación con otro individuo donde vemos claramente las partes deshonestas de nosotros mismos.

Muchas personas se sienten solas, temerosas y desensibilizadas como resultado de las presiones que provienen de fuentes externas. Otras aprendemos a resistir mientras somos programados por la sociedad y antes de notarlo aprendemos a bloquear nuestros mejores seres. La curación del pasado y el cambio de mentalidad mejora significativamente las relaciones personales, incluyendo las sentimentales.

Errores que te impiden tener una vida sentimental satisfactoria

Estos son los errores clave que te impiden atraer a la persona correcta y vivir una relación amorosa con mayor plenitud y calidad:

Las relaciones que tenían nuestros antepasados ​​son muy diferentes de las que tenemos hoy. Ahora es más complejo que en la antigüedad. Los roles que las personas tenian en las relaciones han cambiado, este cambio creó mucha incertidumbre, miedo y desconfianza.

1. Ocultar defectos y debilidades

Esto es un gran desafío ya que hemos sido programados para sentir vergüenza por cosas que no percibimos como buenas. Esto nos hace ocultar parte de nosotros mismos del temor de ser rechazados. La verdad es que si escondemos parte de nosotros mismos nunca podremos construir la confianza necesaria para una relación real.

2. Perder nuestra individualidad

Suele suceder cuando se vive plenamente en la relación y creemos válido hacer cualquier cosa en el nombre del amor. Pero, no te das cuenta que pueden estar usando el amor como una forma de control, y la individual es necesaria, quizás sea eso lo que al principio enamoró a tu pareja, y tu crees que ya no necesitas serlo.

No dejes de leer:
Características de la crisis de la mediana edad y como saber si la padeces

3. Seguir patrones y caer en la rutina

Cuando hacemos esto, nuestra relación carece de creatividad, diversión y crecimiento. Una relación así termina siendo consumida hasta extinguirse, ya que la monotonía puede opacar la intensidad del amor, y traducirlo erróneamente en una relación por compromiso. En este caso, la creatividad, el mismo sentimiento de amor y el hacer cosas diferentes deben alcanzar para evitar caer en este gran error de la rutina.

4. Desconexión espiritual

Si alguno de los compañeros está desconectado, entonces la relación es un ente sin alma. Una relación de pareja se compone de dos integrantes, si uno de los dos está desconectado, es muy probable que se sienta un vacío y puede llegar a ser normal, ya que cada uno necesita tener su propio espacio, pero cuando esta desconexión se vuelve parte de una rutina, la relación no va bien, ya que se estaría sosteniendo solo por una persona. En estos casos, la comunicación es el medio adecuado para retomar una conexión más profunda.

5. No compartir secretos que podrían mejorar la relación

Una joven mujer con la cabeza en la pecera

Este comportamiento puede causar mucha agitación en la relación. Suponer que la otra persona sabe lo que piensas o sientes sólo provoca una mayor desconexión en la pareja. Quizás lo que no te atreves a compartir, sea justamente algo que pueda servir como un puente para acercarte más a tu pareja, y al mismo tiempo, puede ayudarte a superarlo.

6. Querer cambiar a la pareja a nuestro modo

Para que te sientas amado o para que ames, la otra persona debe ser quien necesitamos que sea. Este es el amor condicional (en oposición al amor incondicional). Al no permitir que la otra persona sea lo que realmente es, estás saboteando tu relación y además, estás intentando mantener una atracción hacia un ser ficticio, cuando en realidad tu pareja es un ser real y debes amarlo como es, si realmente lo deseas así.

No dejes de leer:
Cómo cambiar de pensamientos para cambiar tu estilo de vida

7. Culpar a otros por lo que sientes

En realidad, somos responsables de cómo nos sentimos y no es responsabilidad de otra persona hacernos felices. Nos hacemos felices primero para que otros puedan hacernos felices e incluso para poder compartir esa felicidad con los demás, no al revés.

8. Jugar al cuidador

Una relación sana es entre dos adultos, no dos niños o un niño y un padre. Cuando estamos cuidando a alguien que no está cuidando de sí mismo, no estamos permitiendo evolucionar nuestra relación. Cuando crecemos espiritualmente, aprendemos a cuidar de nosotros mismos para que alguien no tenga que hacerlo por nosotros.

9. Controlas los resultados y las situaciones

Cuando controlamos a la otra persona o cómo se desarrollan las cosas, estamos viviendo en el miedo, no en el amor. Entrégate a la relación, deja que la otra persona viva y confía en que todo se desarrollará perfectamente. De esta manera la llama del amor se aviva y muchas cosas que no están previstas te pueden sorprender.

El estado de las relaciones humanas hoy en día es generalmente pobre. No importa el nivel, si es de jefe de estado a jefe de estado, siempre existen errores que minan la relación. Espero sinceramente que utilices esta lista de errores para poder cultivar mejor tu relación. El amor y la sabiduría surgen de las experiencias compartidas para nutrir tu alma y mente.

En una relación no pueden existir mártires que entreguen todo a cambio de que la otra parte se sienta bien. Si tú o tu pareja deciden utilizar técnicas para manipular, entonces es mejor dejar la relación pues no hay amor. El amor es como una planta que necesita el agua suficiente para desarrollarse, más o menos agua resulta fatal.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest