Cocina Recetas recetas veganas

9 reglas para perfeccionar un puré de papas

papas

El puré de papas solía ser una comida destacada en nuestras reuniones, pero últimamente parece que ha perdido su brillo. ¿Qué pasó con nuestra comida favorita con papa? Nuestra conjetura es que hay cerca de un millón de maneras de que el puré de papas se pueden hacer mal, así que es bastante fácil conseguir arruinar su presentación en una receta carente de buenos ingredientes y con buen gusto.

Sigue estas reglas sagradas, y nunca te decepcionarás del sabor de un puré de papas al mejor estilo.

1. Debes utilizar las papas correctas

No todos los tubérculos son iguales en lo que se refiere a puré de patatas. Las papas se clasifican en tres categorías: almidón, cera, y de uso múltiple. Con las de almidón se obtiene un puré cremoso. Las Yukon oros son de textura mantecosa (y color dorado) por eso son preferibles, pero las Russets (también conocidas como papas de Idaho) también son buenas.

2. Debes cortarlas del mismo tamaño

Las papas cortadas en diferentes tamaños se cocinarán a diferentes velocidades, por lo que algunas de quedarán bien cocidas mientras que otras aún estarán duras. Para evitarlo, debes cortar trozos del mismo tamaño, iniciarlos en agua fría y llevar a fuego lento hasta que estén bien cocidas.

3. Quitar la humedad excedente

puré de papa

Para que la consistencia del puré sea suave y cremosa hay algunos trucos, uno de elo se caracteriza por quitarles la humedad excedente a las papas y volverlas a cocer por unos minutitos más, para que de esta manera se puede evaporar toda la humedad de las papas. De esta manera evitarás que la preparación del puré pierda su consistencia producto del agua que arrojan las papas y conseguirás una mejor preparación más cremosa.

No dejes de leer:
Batido para impulsar el sistema inmune.

4. No es aconsejable pisarlas demasiado tiempo

Al añadir a las papas otros ingredientes para darle un toque más cremoso, como la crema, no es recomendable batir demasiado, lo ideal es saber medir cual es el toque justo para mezclarlas, para evitar que parezca un licuado.

5. No agregar crema o leche fría

Si vas a agregar al puré de papas leche orgánica (si eres vegetariano o vegano puedes optar por leche de coco que suele presentar también una consistencia cremosa)  es recomendable que esté tibia para que la papa pueda incorporar mejor sus sabores y de esa manera queden bien mezclados los sabores y consistencias.

6. Utilizar un machacador de papas adecuado

No necesitas utilizar un procesador de alimentos para hacer el puré las papas. Debido a que las papas contienen almidon, no es aconsejable, como ya mencionamos mezclarlas demasiado porque la consistencia puede tornarse pegajosa, por ello necesitaremos un adecuado machacador de papas, en especial los pisa papas comunes suelen ser los más adecuados.

7. Saber darle un toque de sabor al puré

El puré de papas puede ser perfecto por su cuenta, pero agregarle un poco de mantequilla puede darle un toque de sabor diferente, una pizca de cebollas de verdeo o un queso de tus preferidos pueden hacerlo saber muy diferente. También añadir especias como la nuez moscada o pimienta le dará un toque picante muy recomendado en el puré.

No dejes de leer:
Deliciosa receta "a puro Magnesio", para ayudar a combatir la migraña

8. Comer el puré de papa recién preparado

El puré de papas siempre sabe mejor cuando está recién hecho, y nunca sabe tan bien cuando lo recalentamos. Para disfrutarlo en el momento, este plato debe ser uno de los últimos en prepararse, y para tener mejor organizada la cocina puedes optar por dejar los ingredientes listos para ser mezclados al final de las otras preparaciones y platos.

9. Usar la sal adecuada

Para darle un sabor más cálido y potenciar los demás sabores utilizar la sal marina, por sus propiedades es más recomendable que la sal de mesa común que puede ser un producto muy dañino para el cuerpo. Darle el toque ideal de sal también es parte de una receta perfecta, deberás ir probando su sabor a medida que le agregas la sal para evitar excederte.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida