Enfermedades Salud

9 signos de una persona alcohólica funcional

El alcoholismo es una enfermedad devastadora que puede llegar a destruir tu vida. Algunas personas que tienen dificultades con el alcoholismo se las arreglan para mantener puestos de trabajo estresantes y grandes responsabilidades, se llama alcoholismo funcional. Desde el exterior, estos llamados alcohólicos funcionales, parecen tener todo bajo control. Una persona alcohólica funcional, puede tener buenos coches, vivir en barrios grandes, y tener un ingreso significativo.

persona alcohólica funcional trabajando

Sin embargo, sólo porque tengan un alto rendimiento no significa que sean inmunes a los efectos del alcohol. Todavía pueden estar en riesgo de hacerse daño a sí mismos y a otros alrededor de ellos. Por ejemplo, un piloto que tenga una resaca, un cirujano con las manos temblorosas, o un banquero que maneja grandes sumas de dinero, están en riesgo de causar terribles desastres si se mantienen en un camino disfuncional.

9 signos de una persona alcohólica funcional

Estas son algunas señales que pueden ayudar a identificar estas bombas de tiempo:

1. Beben en lugar de comer

Una persona alcohólica funcional, a menudo reemplaza las comidas con unas copas, pierde el interés en los alimentos por completo, o utiliza la hora de comer como una excusa para empezar a beber.

2. Pueden despertar sin resaca, incluso después de varias bebidas

El consumo de alcohol con regularidad durante un largo período de tiempo puede causar que el cuerpo se convierta en dependiente del alcohol. A menudo, los alcohólicos activos son capaces de beber mucho sin la misma resaca que plaga al bebedor ocasional.

No dejes de leer:
Frutos secos y aceite de oliva revierten arteriosclerosis

3. No beber los pone irritables, nerviosos o incómodos

Si un alcohólico funcional se ve obligado a abstenerse de beber, su cuerpo a menudo reacciona negativamente, ya que dependen de los efectos sedantes del alcohol. La retirada brusca puede causar ansiedad, nerviosismo, sudoración, taquicardia, e incluso convulsiones.

4. Su comportamiento cambia mientras están bajo la influencia del alcohol

Los alcohólicos pueden cambiar significativamente cuando beben. Por ejemplo, una persona normalmente afable puede llegar a ser agresiva, o tomar decisiones impulsivas.

5. Una persona alcohólica no puede tener sólo dos bebidas

Un alcohólico tiene problemas para detenerse, e incluso se puede terminar las bebidas de los demás. Nunca quedará bebida sobre la mesa, y siempre habrá una excusa para “otra ronda más.”

6. Un alcohólico funcional se esconde en el alcohol

Muchos alcohólicos beben solos, o tomarán sus tragos de una botella guardada en su escritorio o en su coche. Este tipo de bebida oculta es una enorme bandera roja y no hay otra explicación para este comportamiento que no sea el alcoholismo.

persona alcohólica funcional

7. Períodos de pérdida de memoria o “pérdida el conocimiento” son comunes

Muchos alcohólicos hacen varias actividades en el día de las cuales no conservan ningún recuerdo al día siguiente. Pueden parecer no muy intoxicados en el momento, pero son incapaces de recordar hechos ocurridos.

No dejes de leer:
160 usos para el aceite de coco

8. Durante los intentos para discutir la conducta con la bebida lo niegan y agreden

Cuando se enfrentan a problemas relacionados con su consumo de alcohol, los grandes consumidores tendrán típicamente una regresión a la negación o la agresión, lo que hará difícil el debate.

9. Siempre tienen una buena explicación de por qué beben

Si la completa negación o agresión no es el modo que eligen para evadir discusiones, la mayoría de los alcohólicos tienen una explicación aparentemente racional de su comportamiento. El estrés en el trabajo, problemas en casa, o una gran cantidad de actividades sociales son las razones más comunes para explicar su comportamiento perjudicial.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock