Beneficios de alimentos Salud

Cómo afecta la alimentación a tus emociones

La alimentación inadecuada puede afectar a tus emociones y estados de ánimo mucho más de lo que piensas, ya que están directamente relacionadas, el bienestar físico y emocional puede evaluarse como un estado de salud en conjunto.

Cómo afecta la alimentación a tus emociones

Los alimentos son el centro de toda nuestra energía vital, si no nos alimentamos adecuadamente podemos sufrir deficiencias y enfermedades relacionadas con los órganos y el sistema nervioso, esto a su vez se relaciona con el funcionamiento emocional que tenemos cada día, el proceso digestivo y sus alteraciones también llevan enfrentar problemas y malestares; nada más irritante que tener problemas del estómago, colon e intestinos. En definitiva esto altera tus emociones.

En reiteradas oportunidades hemos hecho hincapié en la importancia de llevar una adecuada alimentación, pero quizás se ha pensado que se relaciona únicamente con la salud del cuerpo y nunca habíamos calculado que su repercusión también podría alterar nuestras emociones.

¿Cómo afecta la alimentación a tus emociones?

Este es un asunto bastante delicado, debido a que si no se controla a tiempo, será un circulo difícil de romper, al alimentarnos mal y afectar nuestras emociones, también provocamos que nuestros deseos por alimentos inadecuados, o cantidades exageradas u otros desequilibrios provoquen que continuemos o empeoremos nuestra forma incorrecta de alimentarnos.

Comemos de mala manera por ansiedad, por aburrimiento, por falta de motivación, para escapar de la rutina, por tolerar mucho tiempo estados continuados de estrés, a este tipo de alimentación se le denomina “alimentación emocional” y genera más problemas que soluciones. Se ha comprobado que está estrechamente ligada a la obesidad, diabetes y demás enfermedades metabólicas. Como ves, nuestras emociones pueden causarnos daños, que con el tiempo provocan desgaste corporal, envejecimiento y finalmente la muerte.

Sentirnos pesados

Es muy común sentirnos tristes y pesados después de un atracón con alimentos repleto de grasas y muy condimentado, incluso se nos dificulta mantener el buen humor o levantarnos de la mesa después que hemos cargado nuestro organismo con energía pobre o de muy baja calidad. El consumo de bebidas carbonadas con elevados contenidos de azúcar blanca, combinada con dosis altas de cafeína, puede provocarnos estados de ánimos alterados e irritados.

Estados depresivos por la ingesta de alimentos incorrectos

De igual forma, comer más veces de lo requerido o consumir entremeses a largo de nuestra rutina, hará que estemos constantemente empezando un ciclo digestivo, este desgaste enérgico producto de nunca acabar de digerir, está asociado a estado depresivos y falta de motivación por la vida.

No dejes de leer:
Alimentos que contienen zinc y los beneficios de incluirlos en la dieta diaria.

Estados de estrés

Los alimentos que consumimos se vierten en nuestro torrente sanguíneo después de un proceso de absorción, transformación y metabolización, el pH de la sangre se ve alterado con frecuencia por estados anímicos como el estrés, provocando una serie de manifestaciones tanto emocionales como físicas, este proceso es conocido como, acidificación, y produce un desgaste corporal y un proceso precoz de envejecimiento, estrés y ansiedad.

Comer para mejorar las emociones.

Una vez que hemos comprendido cómo los alimentos afectan las emociones, vamos a guiarte con unos sencillos consejos que bien tomados y llevados a la práctica, serán útiles para recobrar o mantener en control tu salud emocional.

emociones negativas por culpa de la inadecuada alimentación

Sé un comedor consiente

Internaliza el efecto de los alimentos en tus tres ejes principales, físico, corporal y emocional, entiende que funcionas como un todo y que todo puede afectarse por un desequilibrio en alguna de las áreas, practica el dialogo interno.

Establece orden

Ordena tus comidas, has tu propia rutina de alimentación, tu cuerpo requiere planificar los momentos en los que absolverá los alimentos, no puedes estar constantemente en digestión o terminarás exhausto, las horas de las comidas deben ser regulares, de esta forma la energía experimenta estabilidad y así tus emociones. Respeta tus horarios.

Elige alimentos orgánicos

No nos cansamos de recomendar la compra y consumo de alimentos orgánicos, debido a su alta calidad en cuanto a nutrientes y su baja o nula concentración en químicos, preservadores, hormonas y otras, estos compuestos añadidos en el proceso de industrialización, solo aportan sustancias que causaran daño a tu salud.

La dieta de la felicidad:

emociones alimentación

No es más que incluir elementos que deben estar presentes en la alimentación para mejorar las emociones, el desánimo y la falta de motivación.

Científicos y nutricionista han descubierto que al incluir cierto tipo de nutrientes con regularidad en nuestra dieta podemos favorecer estados de ánimo positivos y mejorar nuestro estilo de vida, son solo algunos tips para tener presentes a la hora de construir nuestro menú diario, mantener estos componentes asegura un mejor efecto que el uso de antidepresivos.

Estos son los nutrientes y principios activos que promueven la felicidad y más influyen en nuestro estado de ánimo, así como los alimentos más ricos en éstos, que debemos priorizar en nuestra dieta si queremos cuidar nuestro bienestar emocional.

No dejes de leer:
Remedios caseros para el dolor de muelas

Ácidos grasos omega 3

Omega 3 alimentos que mejoran el estado de ánimo

Según estudios científicos y líneas de investigación completa y en especial un estudio documentado por la revista Nature Neuroscience, explican como la carencia de Omega 3 puede afectar de forma negativa a la estabilidad emocional. Entonces selecciona para tu dieta semanal e incluye al menos un día a la semana Pescados azules como el atún, el salmón o sardinas.

Triptófano

Favorece la liberación de serotonina, que es un neuro transmisor que facilita el proceso del control de la ira y la agresión, mantiene controlado el estado de ánimo. Incluye en tu dieta, huevos orgánicos, la leche, los cereales integrales, los dátiles, los garbanzos, los frutos secos y los plátanos.

Teobromina

La teobromina, es un compuesto del tipo alcaloide, se puede encontrar mayoritariamente en la semilla del cacao, el guaraná y la yerba mate, resulta muy buena idea incluir bebidas de estos productos en cantidades reguladas.

Fenilalanina

Aminoácido esencial para el ser humano y la salud, puedes encontrarlos en las proteínas de origen animal, como la carne, el pescado, los huevos pero también puedes encontrarlo de origen vegetal en alimentos como los espárragos, garbanzos, lentejas, cacahuetes, semillas y nueces.

Vitaminas B y C

Las vitaminas del complejo B y B1 son indispensables para el funcionamiento correcto del sistema nervioso, promueven mecanismos para el control y la salud emocional, su carencia puede trastornar por completo nuestro ánimo, este complejo principalmente se encuentra en las proteínas tanto de origen animal como vegetal, pescado y carnes magras, huevos orgánicos, algunos lácteos, germen de trigo y cereales integrales.

Por otra parte, el ácido fólico lo podemos obtener de las verduras, espinacas y berro. En cuanto a la vitamina c ya sabemos que las frutas son su reinado, sobre todo las amarillas como la naranja y la banana.

Es una suerte que podamos usar nuestra alimentación como medicina y si podemos propiciar estados de felicidad y generar cambio en nuestro ánimo mejor aún, a veces perdemos elementos naturales que favorecen nuestra salud por desconocimiento de las propiedades de los alimentos. Por estos sencillos consejos en práctica y te aseguramos que no te arrepentirás.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

Imágenes: Shutterstock