Alimentación Alimentación sana Salud

Aliviar el dolor articular rápido con este remedio

dolor articular caldo de huesos vegano

Un remedio que muchas personas preparan para el dolor articular y que les trae rápidos resultados, es el que tiene que ver con huesos y piel de animal. Puede ser en forma de gelatina o de preparados caseros, como caldos, que contienen como ingrediente principal el colágeno que se recoge de los huesos molidos de animales. Pero hay algunas personas con estos padecimientos que eligen no ingerir tales alimentos por propia filosofía. Si eres de esas personas, o si no lo eres, esta remedio o receta de todas maneras resulta ser de gran calidad para la salud (si estás enfermo y aunque no lo estés) y de ayuda para el dolor articular, y no sólo por sus rápidos resultados y porque incluye sólo ingredientes vegetales, sino por la cantidad de nutrientes, aparte del colágeno, que contiene.

El colágeno es un agente que ayuda a reducir el dolor articular

Uno de los principales motivos por los que el caldo de hueso de animal está “de moda”, es como habíamos mencionado, por el colágeno inherente a los huesos. El colágeno puede ayudar a reducir la inflamación y apoya el fortalecimiento para el cabello, la piel, las uñas y especialmente para el dolor articular. Pero similar al calcio, el cuerpo puede absorber los nutrientes de colágeno mejor y más fácilmente desde las plantas, que desde un animal.

Alimentos vegetales que promueven el colágeno

Particularmente adeptos a promover la producción de colágeno y reducir el dolor articular son los alimentos que incluyen algas, apio, soja, col rizada o kale, remolacha o betabel, espinacas y aceite de oliva – y  sucede que todas estos hacen una deliciosa receta vegana de “caldo de hueso”. También son ricos en minerales (como el calcio) y fitonutrientes que aumentan la salud del sistema inmunológico. A diferencia de los productos de origen animal, que son muy ácidos, un caldo de verduras es alcalino y puede aportar equilibrio a un cuerpo que es demasiado ácido (de posibles culpables: café, alcohol, carne y azúcar).

No dejes de leer:
Remedios naturales caseros para las palpitaciones

Pasta de miso como ingrediente para reducir el dolor articular

Dolor articular Pasta de miso

La adición de pasta de miso (es una pasta salada que se obtiene de la soja fermentada de color marrón oscuro; la puedes encontrar en tiendas naturistas) a esta receta aporta el beneficio de un alimento fermentado al caldo, lo que ayuda a mejorar la digestión, estimular la función inmune, mejorar la energía y reducir inflamación.

El wakame, un alga rica en colágeno

Dolor articular Wakame algas

El wakame es un alga venerada por sus efectos de refuerzo debido al colágeno y sus altos niveles de minerales. Es un alimento que debes considerar si estás en la tarea de reducir el dolor articular. Se puede encontrar también en las tiendas naturistas o en línea. Utiliza alimentos orgánicos siempre que sea posible, sobre todo en los productos de soja en la receta.

Remedio para aliviar rápido el dolor articular

Hace alrededor de 3 cuartos

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de apio, finamente picado
  • 1 taza de remolacha de oro en rodajas finas
  • Pequeño puñado de wakame seco reconstituido en un recipiente con agua
  • 4 tazas de espinaca fresca picada mezclada  con la col rizada o kale
  • 2 cucharadas de salsa de soja de buena calidad
  • ¼ de taza de pasta de miso orgánica
  • 1/4 taza de perejil fresco, picado
  • 1 hoja de laurel
  • 12-16 tazas de agua o caldo de verduras
  • * Opcional: trocito de  cúrcuma fresca finamente picada, 1 taza de cebolla picada y 1-2 dientes de ajo picados.
No dejes de leer:
Annete Larkins tiene 70 años y parece de 40

Dolor articular caldo

Instrucciones

  1. En una olla grande, sofríe el apio en aceite de oliva a fuego medio-bajo. (Si va a añadir la cúrcuma, la cebolla y el ajo, añadir ahora también).
  2. Una vez que el apio esté tierno – unos 5 minutos – añadir la hoja de laurel, la remolacha, el agua o caldo de verdura y salsa de soja. Aumenta el fuego a fuego medio y tapar la olla.
  3. Escurrir el exceso de agua del wakame y añadir a la olla. Llevar a ebullición y reducir el fuego a bajo, dejando que hierva a fuego lento el caldo durante unos 45 minutos. Agrega las espinacas y la col rizada, el perejil y pasta de miso, revolviendo hasta que se disuelva el miso.
  4. Cuela las verduras y utilizar el caldo o servir con verduras para una sopa ligera.

dolor articular colágeno

El caldo de hueso tradicional se cuece a fuego lento durante unas 24 horas. Si eliges ese método de larga extracción para cocinar, estos ingredientes (excepto la pasta de miso) pueden ir todos en una olla de cocción lenta. Una vez que el caldo esté listo, añadir la pasta de miso justo antes de servir.

Usa este remedio para tu aliviar tu dolor articular, es muy eficaz y nutritivo.

Investigación y redacción de Vida Lúcida