Psicología Salud emocional

Asertividad y como aprender a decir lo que sientes

Muchas veces tenemos inconvenientes para decir lo que sentimos o pensamos. Y es que los problemas para expresar nuestros sentimientos nos ocasionan dificultades para relacionarnos socialmente. Es importante saber que tanto nuestra pareja como amigos y familiares, se preocupan por nuestro bienestar y al no decirles cómo nos sentimos o no hacerlo adecuadamente puede dañar de a poco nuestra relación con ellos o crear barreras entre ambas partes.

Mejora tu salud usando la asertividad

En este artículo trataremos algunos aspectos básicos con los cuales podrás empezar a ser una persona asertiva. Para aprender a manejar esta habilidad, es importante saber en qué se basa, y por qué es tan importante ponerla en práctica. Veamos:

¿Qué es la Asertividad?

La asertividad puede definirse como una estrategia o habilidad comunicativa basada en expresar directamente los propios pensamientos, sentimientos y opiniones de manera adecuada.

La asertividad nos enseña a expresar nuestras ideas, pensamientos y sentimientos adecuadamente. De hecho, es indispensable a la hora de defender nuestros derechos y aportar ideas en nuestro entorno laboral para así lograr una mejor productividad. No es solamente una habilidad que se tiene y ya, es una estrategia de comunicación y se puede adquirir y poner en práctica día a día.

Esta estrategia se basa en la expresión consciente, equilibrada y directa de expresar lo que queremos y de defender nuestras ideas. Permite la expresión emocional evitando el uso de ofensas o expresiones agresivas. El uso de esta estrategia promueve la confianza, la autoestima y el control emocional.

¿Para qué sirve la Asertividad?

Hay muchas características positivas y beneficios que obtenemos al poner esta estrategia en práctica cada día. Con el uso diario de esta habilidad, conseguiremos con mayor facilidad los siguientes puntos:

  • Realizar peticiones de manera natural, sin que esta petición te pese.
  • Expresar emociones negativas como quejas críticas o desacuerdos con tranquilidad.
  • Rechazar peticiones con cordialidad, sin temor a la molestia de los demás.
  • Expresar emociones positivas sin parecer una persona volátil.
  • Cuestionar la autoridad o la tradición sin temor.
  • Comunicarse de manera efectiva y con comodidad. Buena habilidad conversacional.
  • Solucionar problemas cotidianos.
No dejes de leer:
10 señales que demuestran que eres una persona pasivo agresiva

La asertividad nos favorece en varias cosas y tiene muchas ventajas, sin embargo no es una técnica infalible ni nada por el estilo. Es importante saber que siempre habrá personas que se enfaden con nosotros por algún malentendido.

Aunque la asertividad facilita que el mensaje llegue con mayor claridad, cabe la posibilidad de que aún nos malinterpreten en muchas ocasiones. Cada persona tiene una forma distinta de pensar y es importante no solo saber hablar, sino también escuchar.

¿Cómo ser asertivo?

qué es la asertividad

Aprender a ser asertivo no es un asunto fácil, pero tampoco imposible. Para saber cómo comunicarnos de manera efectiva empezaremos hablando de los errores más comunes en la comunicación. Conocer estos errores nos permitirá saber cómo corregirlos y de esta manera tener una comunicación efectiva.

Errores más comunes en la comunicación

A continuación evaluaremos tres errores comunes utilizando un mismo ejemplo:

Ejemplo: “Siento que quieres iniciar una pelea, por cómo estas actuando recientemente”

  • Primer error: Decir “siento que” para hablar de una opinión en lugar de un sentimiento.
  • Segundo error: Realizar conjeturas acerca de las intenciones de la otra persona y afirmarlas. Esto es un gesto de acusación, y el solo tener estos pensamientos causa predisposición.
  • Tercer error: Realizar acusaciones al receptor. Esta nunca será una manera efectiva de comunicación asertiva.

Podemos concluir que los tres errores dan a entender una predisposición, y una actitud poco receptiva. Estas características siempre entorpecen la comunicación y aunque no es lo que queremos dar a entender es lo que nuestra manera de expresarnos transmite.

Las 3 Claves de la Asertividad

Las siguientes 3 claves son de gran utilidad para expresarnos con mayor claridad, de manera que nuestra actitud no sea malinterpretada por el receptor.

Expresarse en primera persona: Utilizar la primera persona en la medida de lo posible atraerá la atención del oyente. Expresarse en primera persona y hablar de nuestros sentimientos con calma no hará que la otra persona se sienta atacada. Podemos corregir la frase del ejemplo anterior de la siguiente manera:

“Me siento mal, por cómo hemos estado peleando”

Describir el problema con calma, sin realizar acusaciones: Explicar de forma sincera por qué te molesta o entristece un problema u otra situación es fundamental. Por ejemplo podrías decir:

“Me pone triste que me grites cuando discutimos”

Otro ejemplo de este factor clave podría ser:

“El no tener un ingreso me preocupa, porque no podremos pagar los gastos del hogar sin ese dinero”

Plantear una solución al problema: Una vez se ha planteado el inconveniente con calma, es hora de proponer soluciones. No será sencillo para la otra persona simplemente saber que debe solucionar este problema.

No dejes de leer:
Señales que te pueden indicar si estás saliendo con un psicópata.

Seguramente esto es algo que llevas algún tiempo pensando, así que si tú conoces una solución proponla. Suponer que la otra persona simplemente sobreentenderá la solución es un error que muchos cometen. Haz las cosas más fáciles para todos y no cometas este error. Tomaremos los dos ejemplos anteriores para finalizar.

  • Ejemplo 1: “Me pone triste que me grites cuando discutimos, me gustaría que intentaras tomártelo con más calma
  • Ejemplo 2: “El no tener un ingreso me preocupa, porque no podremos pagar los gastos del hogar sin ese dinero. Yo puedo trabajar pero necesito que me ayudes

Importancia de la Asertividad

Aprender a comunicarnos correctamente nos permitirá tener relaciones interpersonales sanas. No desperdiciaremos tiempo y energía en discusiones innecesarias.

Tomar una actitud asertiva a la hora de comunicarnos evitará muchos malentendidos y nos permitirá defender nuestras ideas y opiniones correctamente.

Así que tras analizar esta información, proponte a practicar esta habilidad y verás que tomar esta actitud te brindará en gran medida una mayor calidad de vida.

Comparte esto: