Consejos Salud

Aumentar la melatonina para mejorar la calidad del sueño

El sueño es una necesidad primaria y su relación con la salud está más asociada de la que muchas personas creen. El proceso interno de sueño se convierte en un vaivén de señales increíble, en todo este mecanismo existe un actor principal, la melatonina. Se trata de una hormona que se encuentra de forma natural dentro de cada persona y es la encargada de mejorar la calidad del sueño.

Aumentar la melatonina para mejorar la calidad del sueño

¿Qué es la melatonina?

Esta hormona es producida en el cerebro por una glándula pineal, su fabricación se da a raíz de la señal que da un aminoácido llamado triptófano. La cantidad de esta hormona aumenta cuando una persona se cansa o la oscuridad va ingresando, la falta de rayos UV la activan y es a su vez produce la sensación de sueño. El ritmo circadiano y las funciones del cuerpo humano en la noche y la mañana se ven afectadas por su producción. Se podría decir entonces, que la melatonina ayuda a manejar el ritmo natural del ser humano durante el día y noche.

¿Cómo ayuda la melatonina al sueño?

Su producción normal en el cerebro provoca que la persona entre en las etapas tempranas del sueño. Cuando su producción es mínima aparece el insomnio y trastornos del sueño similares. Es por eso que la melatonina es el componente principal en la mayoría de suplementos para conciliar el sueño. Básicamente aumentar la melatonina para mejorar la calidad del sueño es un proceso sencillo y que se puede lograr consumiendo alimentos naturales que a continuación se recomiendan.

Fuentes naturales de melatonina para mejorar la calidad del sueño

melatonina

No dejes de leer:
Las verduras diuréticas que también actúan como laxante

Los alimentos son la mejor manera de potenciar el funcionamiento de esta hormona y de una manera natural, además estos alimentos son recomendables para mejorar la salud en general con lo cual conseguirás un mejor descanso. Además deberás saber que la posición en que duermes con tu pareja puede afectar el descanso y la calidad del sueño.

Cebolla

La cebolla es una verdura natural que puede incorporarse con facilidad a la dieta, además de contener melatonina también tiene minerales, vitaminas, antioxidantes y aminoácidos esenciales. Esta combinación ayuda al ritmo circadiano y funge como un diurético que estimula el proceso de desecho de los residuos dañinos del cuerpo o provocados por ciertas enfermedades.

Jengibre

El jengibre es utilizado para desinflamar, su té es el más consumido a nivel latinoamericano. Pero además de estas propiedades, también contiene melatonina. Al tener esta hormona dentro de sí, asegura al cuerpo el aumento de ésta y por tanto, la conciliación del sueño es más fuerte.

Espárragos

Contienen vitamina C y son ricos den ácido fólico, ambos componentes son necesarios para absorber triptófano y aminoácidos esenciales que ayudan a fomentar el sueño. Además, durante la noche y debido  la poca actividad física, los espárragos ayudan a movilizar las grasas que se almacenan en las paredes del tracto digestivo.

Piña

Para mejorar el sueño el consumo de piña es ideal. Esta fruta contiene triptófano que aumenta la producción de serotonina, un transmisor que se encarga de enviar señales nerviosas a la red neuronal. La serotonina está asociada al buen humor y el bienestar, pero cuando se encuentra disminuida dificulta la producción de melatonina y por tanto el sueño es más difícil de obtener.

No dejes de leer:
6 Alimentos que producen mucosidad y flema

Nueces

nueces para dormir mejor

Las nueces, al igual que otros frutos secos, contienen una cantidad significante de melatonina que mejora la calidad del sueño. Sus ácidos grasos omega 3 la hacen ideal para la salud cardiovascular y para otras funciones similares del cuerpo. Debido a que también aportan una cantidad significativa de calorías, se recomienda consumir raciones moderadas.

Avena

Es uno de los cereales más completos por sus nutrientes que ayudan al organismo, además la avena ayuda a mejorar la calidad del sueño. Además de ser delicioso y sencillo de digerir, ayuda a mejorar la función del sistema nervioso central, a controlar la ansiedad y a relajar el cuerpo para dormir. Se recomienda consumir una porción durante la mañana y antes de dormir.

Semillas

Al igual que los frutos secos, las semillas de hortalizas y frutas contienen un alto porcentaje de melatonina que ayuda a conciliar el sueño. La función de esta es doble, además de ayudar durante el sueño, desintoxican el cuerpo gracias a sus antioxidantes. Algunas contienen omega 3, tal es el caso de la semillas de lino o de sésamo.

Consumir melatonina natural

Existen otra gran cantidad de fuentes naturales para aumentar la melatonina y mejorar la calidad del sueño. Por esta razón es importante evitar la dependencia de productos químicos y suplementos que promuevan su producción. El problema es que estos medicamentos es que contienen altas concentraciones, por tanto, cuando se desee hacer el cambio de sintético a natural, la glándula pineal no lo notará y el resultado no será el esperado o incluso no se notará.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

Imágenes: Shutterstock