Psicología Reflexiones Superación

Aumentar la seguridad en uno mismo y mejorar el autoestima

Pon en práctica algunos de los siguientes consejos en tu vida y verás resultados para mejorar el autoestima y la confianza en ti mismo.

La inseguridad es una emoción nociva que nos hace depender de las expectativas y opiniones de los demás. Te hace dudar de ti mismo y provoca un diálogo interno negativo, que con el tiempo te hace ser aún más inseguro.

Estos pensamientos negativos pueden aparecer, especialmente, antes de hacer algo que te provoque miedo a hacer el ridículo. Por ejemplo, si tienes que hablar en frente de otras personas, puede que esa voz dentro de ti comience a decir: “qué tal si hago el ridículo”, “y si me equivoco”, “todo me va a salir mal”, etcétera.

La inseguridad también se puede manifestar al tomar una decisión basándote en lo que los demás puedan pensar de ti. Tal vez a veces hagas algo sólo para complacer a los demás, tal vez no sabes decir “No” a los favores que no te es posible atender, o puede que te quedes callado simplemente para no dar una opinión contraria.

Sea como sea que se manifieste, es un hecho que tienes que saber cómo vencer la inseguridad, para poder conseguir y mantener una autoestima sana.

Algunos consejos prácticos para aumentar la seguridad en ti mismo.

No dejes de leer:
Crecer depende de cómo se vive

Reemplaza tu diálogo interno negativo por uno positivo. Vigila tus pensamientos todo el tiempo, principalmente en los momentos de tensión y falta de confianza. Repite afirmaciones positivas como la siguiente: “Lo importante es quedar bien conmigo mismo, la opinión de otros es su problema”.

Aprende a comunicarte de forma asertiva. Conócete mejor y distingue aquello que realmente deseas hacer, de lo que haces solamente para complacer a los demás. Aprende a decir NO, cuando no puedas aceptar algún compromiso, y hazlo de una manera amable y con una sonrisa.

Respétate y acéptate tal como eres. Ser tímido y tener pocos amigos no es algo malo. Elimina cualquier envidia o resentimiento que puedas tener hacia otras personas más sociables y con más amigos. Recuerda que nadie es perfecto, así que no tengas vergüenza de que los demás te conozcan realmente, sólo así te podrán querer de verdad. Nunca trates de aparentar algo que no eres, sólo por caerle bien a los demás, de todos modos no es posible agradar a todos.

Vuélvete más atrevido. Expresa abiertamente tu opinión cuando tengas que hacerlo. Aprende a quejarte respetuosamente cuando no estés conforme con algo. Cuando hables, hazlo claro y fuerte, con total seguridad en lo que dices. Cuando tengas miedo o vergüenza por algo insignificante, decídete a vencer el temor y atrévete a hacerlo.

No dejes de leer:
10 señales que nos revelan que estamos ante un vampiro emocional

Anticipa siempre lo bueno. Cuando estés por enfrentar una situación que te haga dudar de ti, estar nervioso, o inseguro, haz el siguiente ejercicio: Cierra los ojos, crea en tu mente la imagen de esa situación que te preocupa, mírate a ti mismo ahí dentro y aumenta tu tamaño dentro de la escena, luego junta tus manos con fuerza y repite: “Me siento bien, tranquilo, y seguro de mí mismo”. Repite este ejercicio tantas veces como sea necesario, y hazlo también al estar en esa situación.