Beneficios de alimentos

Beneficios de las leches vegetales

Beneficios de las leches vegetales

La leche vegetal representa una alternativa a la leche de origen animal. Leche de quinoa, avena, arroz, avellanas, almendras, cebada y demás brindan aportes nutricionales variados y fundamentales.

Descubre los beneficios de la leche vegetal

Cada leche vegetal tiene propiedades y cualidades diferentes que conviene conocer a fin de saber qué estamos consumiendo. La oferta es muy vasta, .sobre todo si la leche se hace en casa.

Beneficios nutricionales diversas.

Para comenzar, hay que recordar que la expresión leche vegetal es errónea. En efecto, este tipo de leches no son bebidas lácteas sino mezclas de agua y cereales, por lo que sería más exacto hablar de bebidas vegetales. Éstas pueden elaborarse a partir de cereales (avena, trigo, arroz), oleaginosas (almendras, avellanas y nueces) o leguminosas (cacahuetes). ¿Sus ventajas? No tienen colesterol, ni lactosa, ni caseína, un tipo de proteína que se encuentra en la leche. Pero sí contienen vitaminas (A, B, C y E), sales minerales (calcio, potasio, magnesio y fósforo) y muchos ácidos grasos (lípidos insaturados). De manera que son interesantes para las personas alérgicas y las que padecen intolerancia a la leche de vaca o colesterol. Además, tienen propiedades nutricionales propias:

La leche de almendras es nutritiva y antiséptica para los intestinos. Contiene vitaminas A, B y E, fibra, calcio, hierro y magnesio en grandes cantidades.
La leche de avellana se caracteriza por su riqueza en hierro, calcio, magnesio y ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a proteger contra las enfermedades cardio vasculares.
La leche de arroz es la leche de cereal más dulce y digestiva. Además, aporta silicio, componente esencial de los huesos y cartílagos que permite la buena fijación del calcio y el magnesio.
La leche de castaña ayuda a remineralizar, y es naturalmente rica en azúcar y muy digestiva. Es un buen producto para los que sufren acidez gástrica, pues tiene la propiedad de alcalinizar el organismo.
La clave de este tipo de leches es alternarlas para diversificar los aportes nutricionales.

No dejes de leer:
Beneficios de la espirulina para la salud

¿Cómo utilizarlas?

Hay que elegir la leche en función del uso que se le vaya a dar. Cada una tiene un sabor diferente, por eso, quizá sea necesario probar varias para encontrar la que más nos guste.

La leche de almendras, por su parte, es útil para hacer tartas dulces o saladas, pasteles y purés”, indica la experta culinaria. Nada impide utilizar leche de arroz para hacer crêpes, pero se romperán más, por lo que es mejor emplearla en cremas y flanes.

En cuanto a la leche de avena, es ideal para los entremeses y los smoothies, así como para las sopas, la de calabaza, en particular. La de avellana tiene un gusto más fuerte que la de almendras, pero le da a los platos más sabor y untuosidad.

Fuente: nutricion.doctissimo.es