Belleza

Beneficios del jabón de avena y cómo hacer uno en casa

La avena es un cereal que ayuda muchísimo al mejoramiento de la piel, es ideal para darle una limpieza profunda para mantenerla hidratada y bien nutrida. Existen muchas formas de utilizarla, ya sea en mascarillas o como exfoliantes, pero una de las mejores formas de aprovechar sus increíbles propiedades, es incorporar a la rutina diaria el uso del jabón de avena.

Ppreparando tu propio jabón de avena en casa

Este resulta muy beneficioso, ayuda a eliminar todas las células muertas de la piel, la suaviza y restablece su humedad natural, sin mencionar que es un excelente truco de belleza, ya que es uno de los mejores tratamientos para las pieles sensibles y delicadas

Beneficios del jabón de avena

La avena es un ingrediente bastante común entre diversos productos de belleza, para el cuidado de la piel o para el baño, esto se debe a sus increíbles propiedades exfoliantes, hidratantes y que además ayuda a calmar ciertas alergias. El jabón de avena es apropiado para usarlo sobre cualquier tipo de piel, y es lo suficientemente suave como para usarse tanto como se desee o se necesite.

Algunos de los beneficios más conocidos de utilizar un jabón casero de avena en lugar de uno convencional son:

Exfoliante natural

Cuando se usa una avena que esta finamente molida, se considera como un exfoliante natural, el cual es lo suficientemente suave para usarse a diario.  Se encarga de exfoliar la piel eliminando las células muertas acumuladas en la misma, este jabón se encarga de destapar los poros y mejorar también la apariencia y textura de la piel. Previene el envejecimiento prematuro al penetrar en los poros y manteniendo los niveles de hidratación necesarios para que no se reseque la piel, y así retrasar la aparición de arrugas.

No dejes de leer:
Trucos para rizar el cabello sin usar calor

Usa el jabón de avena para exfoliar y desintoxicar la piel

Alivia la irritación y la picazón

La avena tiene propiedades que se encargan de aliviar la irritación de la piel, además previene las erupciones, como aquellas se pueden presentar en la dermatitis de contacto o con el roce de  hiedra venenosa. También puede ser de gran ayuda para aliviar los dolores de las quemaduras producidas por el sol, especialmente cuando es utilizada para bañarse o cuando se aplica directamente en las zonas quemadas. Muchos expertos dermatólogos afirman que la avena puede controlar la restauración de la humedad de la piel y recomiendan la del jabón tradicional por uno de avena, especialmente si el mismo es artesanal o ecológico.

Absorbe la grasa

El jabón de avena tiene múltiples beneficios para cualquier tipo de piel, pero sobre todo para aquellos que tienen la piel grasa o que son propensas a padecer de acné, esto se debe a que este cereal se encarga de absorber los aceites que salen por los poros sin llegar a resecar realmente. La avena tiene ciertas propiedades astringentes, las cuales ayudan a extraer la grasa acumulada, especialmente en el rostro. Usar un jabón artesanal de avena ayuda a restaurar de forma rápida y muy eficiente el pH natural que tiene la piel, sin interferir con la efectividad que tienen otros tratamientos usados para controlar el acné.

No dejes de leer:
Mejores estilos de peinados para cara redonda

¿Cómo hacer un jabón de avena?

Un jabón de avena ideal para exfoliar la piel

Hacer en casa el jabón de avena puede ser mejor que comprar uno ya hecho, ya que así se controla mucho mejor lo que se esté utilizando sobre la piel, especialmente aquellas personas que son alérgicas a diferentes flores, alimentos o esencias.

Ingredientes a utilizar

  • Una licuadora; también sirve una procesadora de alimentos
  • 5 cucharadas pequeñas de avena en hojuelas
  • Una barra grande de jabón natural o de glicerina
  • Un recipiente grande que pueda ser usado en el microondas
  • 1 cucharada grande de agua
  • Una paleta para revolver de madera
  • Moldes para jabón

Preparación del jabón de avena

  1. Colocar las hojuelas de avena en la licuadora o procesadora de alimentos, deben quedar algo gruesas, no totalmente pulverizadas.
  2. En el recipiente colocar la barra de jabón natural previamente rayada, añadir la cucharada de agua y meter en el microondas durante 3 minutos hasta que se disuelva, sin dejar que haga espuma.
  3. Poco a poco ir uniendo el jabón con la avena y revolver con la paleta hasta que tenga una buena consistencia.
  4. Se vierte la mezcla en los moldes para jabón y se dejan enfriar y endurecer a temperatura ambiente.

Con esto ya tendrás listo tu jabón casero de avena, que podrás usar para mejorar la salud de tu piel en gran escala.

Comparte esto: