Psicología

Características de la crisis de la mediana edad y como saber si la padeces

El hecho de que existe una crisis de la mediana edad es algo que, tal vez, todo el mundo lo sabe. La mayoría de las personas tiene mucho miedo de su aparición, sobre todo porque la experiencia no es tan fácil. Esta crisis es más visible en los hombres, pero ¿cuáles son las características de la crisis de la mediana edad?

Persona viviendo la crisis de la mediana edad

Por lo general, son los hombres quienes más hablan de esta crisis, ya que en ellos se manifiesta más agudamente. Las mujeres siguen siendo unos seres muy fuertes y es mucho más fácil para ellas sobrevivir y aceptar los cambios en sus vidas, especialmente si son felices en su vida personal.

Cuándo se inicia la crisis de la mediana edad

Por supuesto, no existe una edad exacta para la aparición de la crisis de la mediana edad, es bastante individual. Sin embargo, la experiencia nos muestra que es más probable que aparezca después de cumplidos los cuarenta años. Aunque suele manifestarse de forma diferente en cada individuo, existen algunas características comunes que se pueden resaltar.

Recientemente se observa una tendencia de que la crisis empieza a manifestarse en los hombres, y en principio también en las mujeres un poco antes. Esta aparición prematura de la crisis de la mediana edad es provocada por el acelerado ritmo de vida actual.

Dificultad para hacer frente a la vida

A veces sucede que, cuando una persona se despierta como de costumbre por la mañana, no siente la energía suficiente. Empieza a sentir que todo lo que hasta ayer podía realizar sin esfuerzo, hoy le resulta muy difícil de lograr. Pero no se trata solo de un problema de falta de energía, sino que se le dificulta resolver problemas. Es decir, aparece una especie de apatía, y de hecho puede producirse muy bruscamente. Esta es la señal principal de que la crisis de la mediana edad ha llegado a nuestra vida.

No dejes de leer:
Si fuiste un niño descuidado estas son algunas señales

En tales momentos, una persona siente haber alcanzado su límite y ya no podrá crecer en términos profesionales ni personales. En efecto, se trata de una etapa realmente difícil y peligrosa que podría simplemente transformarse en una devastadora depresión. Es una sensación que suele aprisionar a quien la padece y salir de ella será extremadamente difícil.

Esta crisis no distingue condición social

pasando por la crisis de la mediana edad

Muchos piensan que no serán afectados por esta crisis debido a que son muy exitosos y felices con ellos mismos. Sin embargo, esto no es una garantía de que la crisis de la mediana edad no aparecerá en sus vidas. Hoy en día una persona puede estar segura de que ha logrado muchas cosas como profesional y en la sociedad. Pero, esa misma persona, mañana podría despertarse y darse cuenta de que en realidad no logró nada en su vida. Por lo tanto, no deberían llegarse a conclusiones precipitadas en este tema.

El cambio del estado de ánimo

Cuando la crisis ocurre con fuerza en los hombres, sus familias y personas íntimas sufren los daños y consecuencias. Durante este periodo el representante del sexo fuerte se vuelve muy irritable y nervioso. Puede exaltarse por cualquier nimiedad, no se alegra con nada y literalmente vive sumergido en una depresión. Naturalmente, esto es algo que no puede dejar de afectar a su familia y seres queridos.

No dejes de leer:
7 frases simples que desarman a la gente grosera

No querer reconocer su madurez

Algunos hombres comienzan a cambiar dramáticamente su guardarropa por uno con prendas más juveniles. Tratan de conocer las modas de la juventud, y a veces incluso se buscan jóvenes amantes. Todo esto se explica por el hecho de que el hombre quiere recuperar el terreno perdido. No puede aceptar el hecho de que ya es una persona madura, que no es joven, etc. Por lo tanto, trata de ocultarlo de todas las maneras posibles sin saber que debido a esto podría verse ridículo.

Cómo sobrevivir a la crisis de la mediana edad

Existen muchas estrategias que pueden ayudar a superar la crisis con menos pérdidas. Es deseable para el hombre en este período no se cargue de trabajo y evite en lo posible la fatiga. Puede parecerle que todo lo tiene que llevar sobre sus hombros, pero esto, por desgracia, no es así. Lo mejor para estos casos, por lo general, es tomar unas vacaciones para relajarse por completo.

Las personas cercanas deben recordarle a menudo sobre todo aquello que podía lograr en sus años. De este modo no se olvidará de que en realidad logró y aportó algo a la vida, además, a todos nos gusta ser alabados.

Es importante el apoyo precisamente de la esposa y su comprensión. En este período deben permanecer muy unidos, entonces podrían no sentir los síntomas de la crisis de la mediana edad.

Comparte esto: