Psicología Superación

Causas de la fatiga emocional y como superarla

Al navegar por Internet, encontramos cientos de artículos sobre lo que es la fatiga emocional y como superarla. En este artículo, nos proponemos dar una mirada diferente del fenómeno para ampliar las posibilidades, respondiendo preguntas como: ¿Qué es la fatiga emocional? ¿Cómo se produce? Y que podemos hacer para prevenirla o resolverla con mayor eficacia.

Causas de la fatiga emocional y como superarla

¿Qué es la fatiga emocional?

La fatiga emocional forma parte de nuestra condición, y sobreviene después de un gran esfuerzo físico y estados de tensión sostenida, puede abarcar varios niveles según su intensidad, pudiendo ser desde ligera hasta llegar al estado de agotamiento total, y definirla no es fácil.

Se manifiesta principalmente con una sensación de debilidad, agotamiento acompañado de malestar e incluso dificultad para conciliar el sueño y relajarnos. Todos escuchamos el término fatiga, y normalmente la asociamos con estados físicos de cansancio y extenuación que nos lleva a desear descanso físico corporal, pero realmente la fatiga emocional proviene de la esfera meramente psicológica y podemos obtenerla sin mover un solo dedo.

¿Cómo se produce?

Tener problemas laborales, en el hogar, en la pareja, y con los hijos por un tiempo continuado; la fatiga se asocia a la sobre demanda. Imagina que tu mente es un vaso de agua, y tus emociones son gotas de agua que poco a poco irán llenándolo, si no logras drenar el agua, llegará un momento que se derramara, es allí donde aparece la fatiga emocional.

Las personas que sufren de fatiga emocional suelen ser individuos comunes y corrientes que un buen día manifiestan una gran cantidad de síntomas, cuyos orígenes le resultan desconocidos tanto a ellos mismos como a médicos, a los que acuden en busca de atención por los malestares que presentan. Los principales síntomas por lo que las personas con fatiga emocional acuden a los centros de salud son:

Aun siendo de origen emocional, el cuerpo reaccionará frente a este agotamiento por la única vía que tenemos disponible, para llamarnos la atención sobre algo que nos afecta en la parte no física de nuestro ser. Por supuesto, después de someternos a  estudios médicos y determinar que no existe un origen físico real para las molestias que presentamos, podemos sospechar que este cansancio es provocada por una fatiga emocional activa.

No dejes de leer:
¿Quién soy, a dónde voy y con quién? Jorge Bucay

Alcances de la fatiga emocional

¿Hasta dónde puede llegar a afectarnos esta condición? Aunque no lo creas, la fatiga emocional puede afectar todos los aspectos de nuestra vida, desde el ámbito laboral, social y personal, pues se manifiesta también con cambios bruscos en nuestra personalidad y comportamiento cotidiano:

  • Generalmente se traduce en una disminución de la capacidad de respuesta o de acción de la persona, tus respuestas estarán enlentecidas, dejarás pasar días antes de concretar algún asunto importante, postergarás diligencias importantes. Retrasarás tus proyectos.
  • Baja tolerancia al estrés o las situaciones estresantes: Frecuentemente te encontrarás gritando o llorando por situaciones donde antes no lo hacías, el límite de tu tolerancia para eventos comunes será muy bajo para como tú solías ser, tu carácter estará muy irritable.
  • Falta de atención, comenzarás a perder cosas, equivocarás caminos, olvidarás tus pertenencias, o citas. Tus familiares y amigos van a notarte distraído y fuera de este mundo.
  • Falta de motivación y desinterés por la vida, nada te alegrará, notarás que estas vacío de impulsos y que nada te llena completamente en la vida, optarás por esperar en vez de accionar nuevas cosas en tu vida.
  • Fatiga física o pérdida de energía, frecuentemente te encontrarás durmiendo, y cuando no estés dormido preferirás actividades que no generen cansancio físico, te atraparás muchas vece excusándote basado en que estas muy cansado. Incluso en diálogos internos te preguntarás ¿porque estás tan cansado?
  • Despersonalización, comenzarás a sentirte extraño contigo mismo, con las personas y los lugares donde frecuentas, como si no pertenecieras a ellos.

Como prevenirla

Existen formas efectivas de evitar una sobrecarga emocional en nuestras vidas, pero realmente todo lo que podemos decir es que se comienza desde dentro. Como en casi cualquier tema emocional, el crecimiento personal termina siendo la barrera, en la fatiga emocional no hay diferencia.

  • Toma un descanso y reflexiona diariamente, no es necesario apartarse mucho, pero necesitas pensar, sentir y reflexionar para ubicarte en la realidad todo el tiempo.
  • Ten presente que todo cambia, lo que hoy está presente es probable que mañana no esté, no te ahogues en un vaso de agua.
  • Planifica acciones sencillas y estimula tus habilidades para la resolución de problemas.
  • Controla tus emociones, eres el jinete, dueño y ejecutor de tus emociones. Si tú las creas, tú puedes controlarlas.
  • Practica la plasticidad en todos los ámbitos de tu vida, has que tu pensamiento sobre cualquier evento diverja en todos los sentidos posibles, en todas las direcciones, si puedes pensar en lo negativo que hay en perder tu empleo, también puedes pensar en las cosas que ganas. Haz la prueba, es muy divertido y te ayudará a entender que la perspectiva en la que te ubiques cambia el paisaje.
No dejes de leer:
Reflexión - La paradoja de nuestro tiempo

Salir de la fatiga emocional

¿La verdad es que ya hemos llegado tarde? No hay problema, como todo en la vida es temporal, tenemos también algunos tips para combatir la fatiga emocional, somos guerreros de la vida, y seguramente este combate también se puede ganar.

  • Ubícate, hazte consciente que lo que atraviesas está originado por un agotamiento emocional, hazte consciente que necesitas salir de él, entiende que tienes que hacerlo tú.
  • Planifica unas vacaciones, si dada tu problemática no puedes hacerlo, entonces planifica una rutina, en donde cada día incluirás una actividad que te provoque placer, no es necesario que sean muchas horas al día pero sí que sea a diario, durante esta actividad, resume tus logros, contextualiza las situaciones, desglosa, planifica.
  • Resuelve u ocupa un solo asunto por vez, no manejes distintas problemáticas el mismo día, es decir, si hay problemas con tu madre, los niños, la casa o el trabajo, abócate a planificar diariamente acciones para esa área y no solapes los problemas, tienes recursos limitados y debes aprender a distribuirlos. Delega.
  • Y por último y no menos importante, rodéate de apoyo y gente agradable, amigos, hermanos, familiares. Sal con ellos, conversa y ríe, pide ayuda, y si quieres consejos, involucra a otros en tu situación, descubrirás que no estás solo, que muchas personas también han experimentado fatiga emocional y verás desde la experiencia de otro que salir es posible.

“La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el baceta de un sendero.” Hermann Hessse

Redacción: Equipo de Vida Lúcida