Consejos Salud

Causas de los sudores nocturnos y como tratarlos

En ocasiones nos despertamos durante la noche y a pesar de que tenemos un buen clima o la habitación temporizada, nos encontramos sudando como si hubiésemos estado haciendo un ejercicio intenso, este tipo de sudores nocturnos pudiera estar acompañada de otra sintomatología o no.

sudores nocturnos

La sudoración nocturna se define como, sudoración excesiva durante la noche sin causa aparente donde el aumento del sudor en el transcurso de las horas del sueño son muy elevadas, el individuo en oportunidades tendrá que interrumpir el sueño para cambiar sabanas o pijamas debido a la humedad y la transpiración.

Sudar es un mecanismo de regulación de la temperatura corporal, cuando la temperatura corporal interna se eleva, se desencadena como mecanismo refrigerante, este mecanismo puede ser disparado por varios factores, entre ellos se encuentran los físicos, como el ejercicio, la temperatura ambiental entre otros, y los fisiológicos alteraciones del sistema inmune, refriados, infecciones etc. También sudamos frente a estímulos psicológicos como el miedo, la angustia y el estrés. Esto ocasionado por el poder que tiene el sistema nervioso de alterar procesos fisiológicos como los latidos del corazón y la presión arterial.

Las principales causas de los sudores nocturnos

Sudar es completamente normal, y nos permite mantener una temperatura corporal adecuada para evitar los  daños internos, principalmente en las células cerebrales que son altamente susceptibles a las temperaturas elevadas, sin embargo sudar mientras dormimos no es una situación nada agradable y si nos sucede con frecuencia podría estar asociado con ciertas patologías a las que deberíamos prestar atención.

Causas fisiológicas

Conoce cuales son las causas fisiológicas de los sudores nocturnos y sus factores desencadenantes de la transpiración desmesurada.

Menopausia: Los trastornos hormonales que sufren las mujeres durante el periodo pre y postmenopáusicos son uno de los causantes del SN (sudor nocturno), explican los científicos que al disminuir la producción de estrógenos, el cerebro reacciona de una manera particular elevando la temperatura corporal a través de la alteración del mecanismo ubicado en el hipotálamo, hay que recordar que las hormonas son la farmacia del organismo.

No dejes de leer:
Las mejores posiciones para dormir

Infecciones: Las infecciones eleven la temperatura corporal para combatir el agente bacteriano o viral, infecciones respiratorias o internas, aún siendo pequeñas, pueden producir elevaciones de temperatura durante la noche, el cuerpo al tratar de controlarlas activará todos los mecanismos auto regulatorios incluyendo la sudoración, también existen infecciones más graves y que no podemos dejar de mencionar como la endocarditis y la tuberculosis. Es importante revisar si aparte de los sudores nocturnos tenemos otra sintomatología.

Hipertiroidismo: La tiroides es la caja mágica de las hormonas, y es gracias a ella que podemos sintetizar las otras hormonas, por ser su función tan importante, al darse un desequilibrio su delicada función alterara todo el cuerpo, incluyendo los centros cerebrales de control de temperatura y su .

Drogas químicas: Muchos son los medicamentos que producen sudoraciones excesivas, entre ellos los antidepresivos y los ansiolíticos, otras drogas licitas como el alcohol, la cafeína y el tabaco también pueden alterar el control de la temperatura.

Alimentación inadecuada: La alimentación desequilibrada, pero sobre todo las cenas copiosas, picantes o muy aliñadas puede provocar sudores nocturnos, así mismo las personas que sufren de reflujo gástrico o problemas digestivos, se ven afectadas muy frecuentemente por este trastorno.

Causas Psicológicas

sudoración noctura causas

Las causas psicológicas son muy variadas para el trastorno de sudoración nocturna, durante la noche nuestro cerebro resume lo aprendido y vivido en el día para concretar aprendizajes, es obvio que si hemos tenido un fuerte día, muy agitado, o hemos vivenciado situaciones estresantes esto repercutirá en los controles cerebrales nocturnos, pánico y miedo producen sudores nocturnos al igual que dosis altas de estrés.

No dejes de leer:
Las verduras diuréticas que también actúan como laxante

Como tratarla

  1. Utiliza ropa fresca para dormir, elimina la ropa excesiva.
  2. Cambia sabanas y edredones por lencería que sea fresca y elaborada de algodón.
  3. Mantén la habitación fresca, ya sea con el uso de refrigeración artificial o abriendo puertas y ventanas.
  4. Toma un baño nocturno con agua templada, hidrata tu piel y usa algún antitranspirante, esto tendrá una doble función servirá para refrescar tu cuerpo y para calmar tus nervios.
  5. Practica técnicas de relajación antes de dormir.
  6. Evita las comidas copiosas o picantes, en especial durante la noche, cena ligero algunas frutas y cereales serán ideales.
  7. Evita bebidas gaseosas o con exceso de azúcar, café o té, sustitúyelo con bebidas naturales, infusiones tibias, relajantes etc.
  8. Si tienes sudoraciones nocturnas debido a la menopausia, trata con estos aceites esenciales para ayudarte a mitigarlas.

Recuerda, si las sudoraciones nocturnas se hacen demasiado incomodas o incontrolables, acude al médico, quizás tu cuerpo quiera decirte algo y debes prestar atención.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida