Psicología Salud emocional

Comer en familia mejora el comportamiento de los hijos

La crianza de los hijos en esta sociedad agitada de hoy viene con muchos más retos que los que había en sólo 20 o 30 años atrás; ahora tenemos trabajos más exigentes, distracciones constantes con nuestros teléfonos y otras tecnologías, y vidas simplemente más ocupadas en general. En algún lugar de esta mezcla de cosas, los padres tienen que educar a sus hijos, y disciplinarlos es una parte muy importante del proceso, pero existen maneras dentro de casa que pueden ayudar a avanzar en estas tareas de educadores nada fáciles, y sólo practicar un hábito con tus hijos puede mejorar su comportamiento.

comida en familia mejora el comportamiento en los niños

Comer en familia mejora el comportamiento de los hijos

Desafortunadamente, los problemas de comportamiento en los niños son mucho más frecuentes en la actualidad, pero este hábito simple, en realidad puede crear más niños con buenos modales: sentarse en las comidas familiares.

Es posible que te esté preguntando, “¿Cuál es la correlación aquí?” Bueno, un amplio informe publicado por el Centro Nacional de Adicción y Abuso de Sustancias de la Universidad de Columbia (CASA), declaró:

“Comer comidas familiares (donde todos están presentes), al menos cinco veces a la semana, reduce drásticamente la probabilidad de que un adolescente fume, beba y consuma drogas. Los adolescentes que tienen menos de tres comidas familiares a la semana son 3,5 veces más propensos a abusar de medicamentos recetados y usar drogas ilegales, 3 veces más probabilidades de usar marihuana, 2,5 veces más probabilidades de fumar cigarrillos, y 1,5 veces más probabilidades de tomar alcohol, y 20% más probabilidades obtener más bajas calificaciones”.

Aparte de una disminución de la probabilidad de abuso de sustancias, los niños que consumen comidas con sus familias al menos cinco veces por semana, tienen un riesgo menor de desarrollar obesidad y otros trastornos de la alimentación, participar en actividades delictivas, tener baja su autoestima, rendir mal en la escuela, quedar embarazadas a una edad temprana, y ceder a la presión de grupo.

Por lo tanto, algo tan simple como cenar en familia, puede beneficiar en el comportamiento de niños pequeños en grandes maneras proporcionándoles una vida más enriquecedora, reforzando la visión de sí mismos. Los niños necesitan estabilidad y una gran cantidad de tiempo de vinculación con sus padres, y en el mundo actual, la hora de la cena suele ser la única oportunidad durante el día para conectarse con miembros de la familia y compartir experiencias y pensamientos acerca de su día.

No dejes de leer:
¿Estás buscando el Compañero Ideal? Siete cualidades que te ayudan a reconocerlo.

Muchos padres hoy en día trabajan más horas que nunca, y los niños a menudo tienen que prepararse las comidas ellos mismos, o simplemente comen alimentos que se llevan a domicilio. Sin embargo, alimentos cargados de grasa y muy procesados, puede conducir a problemas graves de salud, por no hablar de que la compra de cenas cada noche puede tomar una gran parte de tu dinero del bolsillo.

Piensa en esto: en casa, se puede hacer una gran cena familiar usando sólo unos pocos ingredientes y de calidad. Cuando haces las comidas en casa, puedes cosechar tantos beneficios que no están disponibles al comprarla ya hecha: pueden preparar comidas juntos, lo que proporciona tiempo para crear vínculos de calidad; tienen más tiempo para relajarse y disfrutar de la hora de comer; eliges qué ingredientes usar en los alimentos que preparas, lo que resulta en una comida saludable; y lo más importante, la familia puede pasar tiempo junta como un todo, y los niños se sienten más reconfortados y conectados a sus padres.

cenas familiares benefician en el comportamiento del niño

Tips para preparar comidas en familia

Por lo tanto, ¿qué se necesita para tener una cena exitosa familiar? No mucho, la verdad; sólo tu atención, disposición a ser flexible con tu horario, y la capacidad de preparar alimentos sanos, nutritivos para la familia. Estos son algunos tips para preparar las comidas en familia y mejorar los vínculos entre todos:

Hacer comidas simples

No te preocupes acerca de seguir recetas complicadas y trabajar sin parar con la estufa durante horas; puedes hacer comidas deliciosas y saludables con unos pocos ingredientes que toda la familia puede disfrutar. También, piensa en hacer comida extra para que tengas sobras para un par de noches, por lo que la hora de comer, sea aún más simple.

No dejes de leer:
4 conductas que destruyen una relación de pareja

No llevar la tecnología a la mesa en las comidas

Para conectar realmente y crear vínculo con tus hijos, apagar la tecnología para la hora de las comidas es de vital importancia. Revisar el correo electrónico, Facebook y otros medios sociales realmente puede distraer e interrumpir toda la experiencia de la vinculación. Que sea un punto para dejar tu tecnología en otra habitación y centrar tu atención en tus hijos en ese momento. Los mensajes de correo electrónico y Facebook todavía estarán ahí cuando la hora de comer haya terminado, pero tus niños crecen rápidamente, y necesitan tu atención y apoyo, especialmente en sus años más jóvenes que es donde moldean su comportamiento.

Que todo el mundo ayude crea un comportamiento responsable

Asigna algunas tareas simples a tus hijos para que no tengas que hacer toda la preparación y limpieza. Esto les enseñará un comportamiento de responsabilidad, además, que hará que la familia se sienta como un equipo, creando un vínculo más profundo.

En las comidas familiares que todos se unan a la conversación

En nuestro mundo de ritmo rápido, a veces parece casi antinatural bajar la velocidad y apagar el bullicio en nuestro cerebro. Dejar a otros hablen y sólo escuchar, sin embargo, es importante para el desarrollo de tus hijos, y creará una mucho mejor conversación en la mesa de la cena. Permite que todos hablen, y anima a tus hijos a compartir lo que quieran acerca de su día, o simplemente de la vida en general.

Mientras que ninguna familia es perfecta, simplemente sentarse juntos para una cena agradable en familia puede hacer una diferencia tan drástica en cómo cada uno se conecta y comunica con el otro.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock