Consejos Salud

¿Cómo afectan los rayos del sol a nuestra piel?

En época de vacaciones, fechas patrias, fines de semanas largos y en verano, un lugar al que muchos escogen ir es a la playa, al campo o a la piscina, lugares en donde la incidencia solar es muy fuerte, pero no sólo en días como esos debemos cuidarnos de los rayos del sol, sobre todo los rayos UV, en el día a día también pasamos un determinado tiempo en espacios abiertos, en donde dichos rayos entran en contacto con nuestra piel. Por este motivo, debemos tener cuidado con la cantidad de horas que pasamos expuestos a los rayos solares, y usar siempre un protector solar.

Cómo afectan a la piel los rayos del sol

Los rayos ultravioleta son parte de la energía solar que llega a la tierra. Al estar formados por ondas muy cortas son invisibles; pero eso no quita el daño que pueden ocasionar. La radiación ultravioleta (UV) es una forma de energía radiante que proviene del sol. Las diversas formas de radiación se clasifican según la longitud de onda medida en nanómetros (nm), que equivale a un millonésimo de milímetro. Cuanto más corta sea la longitud de onda, mayor energía tendrá la radiación.

Existen tres categorías de radiación UV

  • UV-A, entre 320 y 400 nm: la radiación Uv-A es la menos nociva y la que llega en mayor cantidad a la Tierra. Casi todos los rayos Uv-A pasan a través de la capa de ozono.
  • UV-B, entre 280 y 320 nm: la radiación UV-B puede ser muy nociva. La capa de ozono absorbe la mayor parte de los rayos UV-B provenientes del sol. Sin embargo, el actual deterioro de la capa aumenta la amenaza de este tipo de radiación. La exposición prolongada a la radiación UV-B puede provocar cáncer a la piel y acelerar su envejecimiento, lo que se conoce como el envejecimiento prematuro de la piel; también puede provocar lesiones oculares y debilitar el sistema inmunológico humano.
  • UV-C, entre 200 y 280 nm: la radiación UV-C es la más nociva debido a su gran energía. Afortunadamente, el oxígeno y el ozono de la estratosfera absorben todos los rayos UV-C, por lo cual nunca llegan a la superficie de la Tierra.
No dejes de leer:
Descubre el poder anticancerígeno de las semillas de uvas

cómo afectan los rayos UV

¿Qué efectos tienen en la piel de los rayos UBA y UVB?

  • Radicales libres: las radiaciones UV son una de las principales causas de los radicales libres. Los radicales libres pueden dañar el material genético de las células dañando a nuestro cuerpo, causando, en el mejor de los casos el envejecimiento, y en el peor, graves enfermedades, entre ellas el cáncer.
  • Ruptura de las fibras de colágeno: el sol daña gravemente las fibras de colágeno, causando una acumulación de elastina anormal, lo cual, hace que ciertas enzimas llamadas metaloproteinasas se produzcan en grandes cantidades para reparar los daños, pero a veces, estas enzimas producen fibras de colágeno desorganizadas llamadas “cicatrices solares”.
  • Sistema inmune: cuando la piel se expone directamente al sol, se liberan ciertas sustancias que suprimen la función de células de la piel llamadas células de Langerhans. Estas células toman los antígenos presentes en la piel y los transportan a los nódulos linfáticos, activando el sistema inmunológico para proteger el cuerpo contra agentes dañinos.

¿cómo proteger la piel de los rayos UV?

Algo de lo que debemos estar pendientes siempre es de cuidar y proteger nuestra piel de los rayos solares, ya que, la incidencia de los rayos Uv en nuestra piel puede causar efectos graves. Debemos recordar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y que protege a nuestro organismo del mundo exterior. Algunas cosas sencillas que podemos incluir en nuestra rutina diaria son:

No dejes de leer:
Cómo reducir los triglicéridos altos
  • Ponerse bloqueador solar.
  • Usar ropa que cubra y proteja nuestra piel.
  • Usar algún sombrero o gorra que cubra nuestra cabeza, ya que, el cuero cabelludo también es muy sensible y puede verse afectado.
  • Ponerse lentes de sol, los cuales, protegen a nuestros ojos de los rayos UV y también protege la piel que se encuentra alrededor de ellos, que es una capa muy fina y sensible.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

Imágenes: Shutterstock