Consejos Salud

Cómo bajar la fiebre naturalmente y sólo cuando se necesita

Las fiebres juegan un papel muy útil para ayudar a tu cuerpo para combatir las infecciones de forma natural. Aunque muchas personas se preocupan cuando ellas o sus hijos tienen fiebre, es bueno recordar que las fiebres en general, trabajan para nosotros, no contra nosotros, por lo que no todos los casos requieren romper una fiebre. Así que si estás interesado en la forma de bajar la fiebre, también debes darte cuenta de que no siempre es lo mejor que puedes hacer. En este artículo examinaremos el papel de la fiebre en nuestro cuerpo, formas naturales para romper una fiebre, así como cuándo buscar un consejo médico.

termómetro fiebre

Cuál es la temperatura de una fiebre

Tu temperatura corporal se puede medir en muchos lugares en tu cuerpo. Los lugares más utilizados son la boca, oído, axila, y el recto. La temperatura también se puede medir en la frente.

Una lectura de la temperatura rectal o en el oído es ligeramente mayor que una lectura de temperatura oral.

En la mayoría de los adultos, una temperatura oral de más de 38 ° C (100.4 ° F ), o una temperatura rectal o de oído por encima de los 38,3 ° C (101 ° F) se considera fiebre. Un niño tiene fiebre cuando su temperatura rectal es de 38 ° C (100.4 ° F) o más alta.

De acuerdo con el Dr. Charles Patrick Davis, los valores de la fiebre pueden variar algo según el estado y la edad del paciente, pero pueden ser divididos en tres grupos: fiebre “baja”, “alta” y “peligrosa”.

  • Fiebre de bajo grado va desde alrededor de 37.70° C a 38.30° C
  • 38.88 es de nivel medio para los adultos, pero es una temperatura en la que los adultos deben buscar atención médica si tienen un bebé (0-6 meses).
  • Fiebres de alto grado van desde alrededor de 39.40°C a 40°C
  • Temperaturas peligrosas son fiebres altas que van desde 40°C a 41.6°C o más (fiebres extremadamente altas son también denominadas hiperpirexia).

La temperatura normal del cuerpo es en realidad la temperatura perfecta para que la mayoría de los virus y las bacterias prosperen. Así que cuando tiene una infección, tu temperatura corporal se eleva para tratar de acabar con la infección y cuando la infección se ha ido, la temperatura debe recurrir a la normalidad.

Aunque tendemos a pensar que siempre hay que bajar una fiebre, hay circunstancias en las que no es necesario bajarla.

Cuándo no se necesita bajar una fiebre

Médicos y científicos se han dado cuenta que la fiebre es la respuesta natural del sistema inmune a las infecciones y que la mayoría de las fiebres de bajo grado no son algo de qué preocuparse.

El profesor John Wherry, Ph.D., publicó sus hallazgos en la revista Journal of Leukocyte Biology en la conexión de la fiebre y el sistema inmunológico. Dijo que el sistema inmunológico en realidad es aumentado cuando nuestra temperatura corporal se eleva. Añadió que es, por supuesto, muy importante manejar temperaturas muy altas del cuerpo, ya que puede ser peligroso. Sin embargo, animó a la gente a pensar cómo aliviar fiebres más bajas.

En realidad, tomar medicamentos para reducir la fiebre leve en realidad puede hacer que se esté mal más tiempo. La Universidad de Maryland llevó a cabo una investigación sobre pacientes que tuvieron la gripe y tomaron medicamentos antifebriles. Descubrieron que aunque los fármacos anti-fiebre ayudaron a personas a sentirse mejor más rápido, los pacientes estaban enfermos más tiempo. Otros estudios han calculado que la supresión de la fiebre en realidad aumenta los casos anuales de gripe en aproximadamente un 5%.

Por eso, la Academia Americana de Pediatría recomienda que cuando se trata de romper una fiebre, debes centrarte en la mejora de la comodidad general de un niño en lugar de normalizar la temperatura del cuerpo.

Cómo bajar la fiebre cuando es necesario de 5 maneras naturales

Por lo tanto, si tu o tu hijo tienen fiebre leve, es una buena idea escuchar lo que el cuerpo está diciendo. La fiebre te forza a tomarlo con calma, que descanses y permitas que el cuerpo tome el tiempo para recuperarse. También debes beber líquidos en abundancia. La fiebre leve ayudará a matar a los virus y bacterias que están haciendo que te enfermes.

Descanso para bajar la fiebre

Es importante descansar correctamente si se tiene fiebre. Durante este tiempo, debes controlar la temperatura corporal cada 2 horas para asegurarte de que la temperatura no llega peligrosamente alta. Asegúrate de mantenerte bien hidratado a medida que se pierdan líquidos a través del sudor.

bajar la fiebre

Mientras descansas, una toalla facial húmeda y fría se puede poner en la frente o la de tu hijo para reducir la fiebre.

El Profesor Clínico Asistente de Pediatría, el Dr. Neil K. Kaneshiro recomienda eliminar el exceso de ropa y mantas y mantener la habitación a una temperatura razonable. Si el clima es caliente y cargado, a continuación, un ventilador puede ayudar a enfriar el aire.

Tome una ducha o baño en la tina

Tomar un baño es una excelente manera de bajar una fiebre. Llena una bañera con agua tibia y báñate en ella. El agua tibia te ayudará a relajarte y mientras el agua se enfría, lo hará tu temperatura corporal.

Ahora. Tener un baño o una ducha de agua fría puede tener el efecto contrario de bajar la fiebre porque puede hacerte temblar, lo que elevará la temperatura del cuerpo, así que no uses baños fríos, hielo ni fricciones con alcohol.

Para los niños, el pediatra, Dr. Jennifer Shu recomienda darle a tu hijo un baño con agua tibia o un baño de esponja con agua tibia. Esto ayudará a reducir la temperatura del cuerpo y reducir la fiebre cuando el agua se evapora de la piel.

Calcetines mojados para bajar la fiebre

Este método es un enfoque naturopático tradicional para reducir la fiebre y se trata de dormir en un par de calcetines húmedos. Para ello, se necesita un par de calcetines de algodón que cubran los tobillos.

En primer lugar, tomar los calcetines en agua fría y después escurrir el exceso. Poner los calcetines en los pies y luego poner un par de calcetines de lana sobre ellos para aislarlos. El Dr. James Wallace, Doctor en Medicina Naturopática, dice que el cuerpo reacciona a los calcetines fríos mediante el aumento de la circulación sanguínea, lo que también estimula la sistema inmunológico.

Si bien este método no ayudará a reducir la fiebre directamente, ayuda a tratar la inflamación, infección, dolor de garganta, dolores de cabeza, migrañas, congestión nasal, infecciones del tracto respiratorio superior, tos, bronquitis e infecciones de los senos paranasales.
Comer el tipo correcto de los alimentos

Es un hecho bien conocido que ciertos alimentos pueden tener un impacto en el sistema inmunológico del cuerpo. De hecho, los estudios científicos parecen apoyar el viejo consejo de “alimenta un resfriado y matar de hambre una fiebre”.

Cuando el cuerpo tiene hambre libera más células que ayudan a impulsar el sistema inmunológico. También, cuando el cuerpo digiere los alimentos, se desperdicia energía en el proceso de digestión y tú lo que quieres, es que tu energía se utilice para controlar la infección que causa la fiebre.

Por lo tanto, para mantener tu sistema inmunológico saludable, debes continuar comiendo pequeñas cantidades de alimentos nutritivos. Come frutas que son ricas en vitamina C, que es una de las sustancias naturales para estimular tu sistema inmunológico, y ayudará a mantenerte hidratado y a bajar la fiebre.

Los alimentos ricos en vitamina C son las frutas cítricas, brócoli, guayaba, kiwi, fresas, pimientos, papaya y bayas (que son especialmente ricas en vitamina C).

sopa de pollo para bajar la fiebre

Otro gran remedio si estás sufriendo de una infección es comer sopa de pollo.

En la revista Chest, el Dr. Stephen Rennard hapublicado sus hallazgos de que, la sopa de pollo tiene efectos sobre los síntomas de la gripe. Observó que podría ser una combinación de los vegetales y pollo lo que ayuda a estimular la respuesta inmune del cuerpo. Otra razón para tomar sopa cuando tienes fiebre, es que el líquido en la sopa ayuda a mantenerse hidratado y lo caliente de la misma, ayuda a descongestionar y bajar la fiebre.

Cuando se trata de comer, es importante escuchar a tu cuerpo y no comer demasiado, lo que ejercerá una tensión en tu sistema inmunológico.

Bebe té de hierbas para bajar la fiebre

Los tés de hierbas te mantendrán hidratado y pueden ayudar a bajar la fiebre mediante la promoción de la sudoración, lo que ayuda a enfriar el cuerpo y evitar que la fiebre suba demasiado. Algunos de los mejores tés de hierbas para bajar la fiebre son:

  • Menta
  • Canela
  • Jengibre
  • Orégano
  • Tomillo
  • Echinacea
  • Trébol rojo

Puedes probar preparando un té de jengibre especial para eso usando limón.

No dejes de leer:
El mejor té de Jengibre hecho en casa

Fiebre – Cuándo ver al médico

Es importante recordar que, si bien un poco de fiebre por lo general desaparece por sí misma y ayuda al cuerpo a deshacerse de la infección, una temperatura muy alta puede causar complicaciones graves. Por lo tanto, siempre es importante controlar la temperatura del cuerpo.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que llames a un médico inmediatamente si tu hijo:

  • Es menor de 3 meses y tiene una temperatura de 38,0 ° C o más
  • La fiebre sube por encima de los 40 ° C varias veces en un niño de cualquier edad
  • También debes consultar a tu médico si tu niño está somnoliento
  • Tiene dolor de cabeza
  • Tiene erupción inexplicable
  • Hay vómitos o diarrea
  • Buscar consejo si la fiebre persiste durante más de 24 horas en un niño menor de 2 años
  • Cuando la fiebre persiste durante más de 3 días en un niño de 2 años de edad o más.

También debes estar preparado para decirle al médico la temperatura exacta y donde se tomó la temperatura, es decir, la boca, el recto, la axila, la frente, etc.

Para los adultos, si tienes fiebre de más de 39.4 C y se mantiene en aumento, entonces debes llamar a un médico, o si la fiebre dura más de siete días o los síntomas de la fiebre empeoran.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock