Psicología Superación

Cómo cambiar la forma de ser y convertirse en una persona agradable

¿Te molesta no ser cómo todas esas personas felices que son amadas por todos? Recuerda que todos tenemos ese lado positivo que muchas veces no ponemos en práctica porque no ha sido nuestro aprendizaje desde niño, por vivencias que nos impide ser felices más libremente, o porque simplemente no es nuestra personalidad intrínseca ser una persona agradable y magnética, lo que tampoco está mal. Sin embargo, si eres alguien que se cuestiona últimamente una actitud de amargura personal y quieres cambiarla, o si quieres simplemente probar otra posible faceta tuya no explorada, aquí tienes una guía sobre cómo ser una persona agradable y magnético en sólo 15 pasos.

mujer-persona-agradable-amorosa

Ser bueno tiene sus ventajas: todo el mundo habla contigo, tienes más favores, tienes más amigos, y todo el mundo te ama. Sí, esos son los efectos de ser una persona encantadora, pero aprender a ser agradable es un rasgo que pocas personas han dominado, aunque se puede poner en práctica. Sin embargo, recuerda que una cosa es aprender a cultivar esas virtudes, y otra cosa es pretender ser esas virtudes.

Nunca, bajo ningún concepto, pretender ser una persona agradable, va a ser lo mismo que ser alguien que cultiva desde el interior de su ser esas conductas, porque sino sería un juego y no un compromiso de vida importante.

Ser una persona agradable, es más que todo una necesidad profunda que se tiene de cambiar algo personal, para de ese modo, lograr hacer que la vida tenga más sentido, lo cual traerá como resultado cosas bellas como lograr ser amado de una manera sincera también por los demás.

Pretender ser agradable a los demás, nunca traerá los beneficios que trae una persona que ha aprendido a cultivar ser agradable consigo misma, primeramente.

Cómo cambiar la forma de ser y convertirse en una persona agradable

¿Alguna vez conociste a una persona cálida que te hizo sentir cómodo y relajado a pocos minutos de conocerla? Sigue estos 15 consejos de una manera sincera sobre cómo ser una persona agradable y cambia tu vida personal y social.

Sonríe y se cálido

Este es un comienzo perfecto en tu viaje para convertirte en una persona más agradable y más simpática. No seas gruñón ni con el ceño fruncido en tu cara todo el tiempo. Ve el vaso de la vida a medio llenar. Cuando eres feliz en tus propios zapatos, el mundo comenzará a amarte por tu felicidad infecciosa.

No dejes de leer:
5 consejos para profundizar las relaciones íntimas con tu pareja

Comunícate bien

Ten conversaciones interesantes con otros sin ser personal o intrusivo. No hables solo de lo que quieres hablar o de lo que sabes. Está dispuesto a escuchar y disfrutar de conversaciones con las que otros a tu alrededor puedan relacionarse.

Piensa desde el punto de vista de la otra persona

persona-agradable-con-los-demas

La mayoría de nosotros estamos tan llenos de nosotros mismos que nos olvidamos de pensar desde la perspectiva de otra persona.

Si estás con un amigo que está comiendo langostas por primera vez, simpatiza con esa persona en lugar de reírte mientras lo ves luchar con una cáscara dura. Habla de la primera vez que tuviste que romper una langosta y cómo se terminó cayendo de tu mesa. Cuando haces que alguien se sienta mejor, te estarán agradecidos y les gustarás más.

No seas rudo

Evita ser grosero o rápido en tus réplicas y respuestas. No lastimes a la gente sólo porque puedes. Muchas personas se complacen en hacer que alguien se sienta débil o humillado. No seas esa persona.

Se seguro, pero no egoísta. Puedes ser seguro y egoísta sobre ti mismo. Puedes sentirte orgulloso de tus logros o cuánto ganas en un año. Pero cuando estás interactuando con otros, no traigas tu ego al aire libre para que todos lo vean. La gente que es menos afortunada que tú de una manera o de otra siempre pensará que estás presumiendo. Se egoísta y orgulloso en el interior, pero no lo reveles a menos que sea necesario.

Ten una perspectiva positiva

Sé feliz. No te obsesiones con las cosas malas de la vida. Disfruta cada momento de tu vida y comparte tu felicidad con la gente que te rodea. Las personas positivas siempre tienen un brillo en sus ojos, y atraen a amigos y admiradores todo el tiempo.

Respeta a todos

Mientras te respeten. Si quieres saber cómo ser amable y amado por todos, tienes que tratar a todos a tu alrededor con respeto. Tienes que recordar que siempre hay alguien que te mira en todo momento. No favorezcas a sólo a unas cuantas personas y seas amable con ellas y saltes a todos los demás. A menos que seas una persona genuinamente agradable, es fácil para los demás ver a través de tu acto.

Se justo en tus opiniones y comportamiento

No favorezcas a una persona innecesariamente, incluso cuando sabes que están equivocados. Si estás mediando una conversación o ayudando a dos personas a clasificar una diferencia, aprende a ser una persona de principios. Se justo y te verán como una persona agradable.

No dejes de leer:
Reflexión - El saco de carbón.

Se complaciente y ayuda a otros

persona-agradable-mujer-abrazando

Si tienes la oportunidad de ayudar a alguien, sigue adelante y hazlo. Ayuda a alguien a encajar cuando se sienta fuera de lugar, o ayuda a un amigo cuando te pida un favor que te sea fácil ayudar.

Se altruista cuando puedas

Una persona agradable no es agradable así puede ser apreciada por todos. Suena a un juego de palabras, pero, una persona agradable es agradable porque es realmente una persona agradable, o busca ser agradable porque quiere realmente fomentar en sí misma esa virtud de forma consciente y no forzada.

Mientras que está bien tener motivos egoístas al hacer cualquier cosa, a veces ayudar a alguien sin buscar devoluciones o favores de vuelta, puede darte más felicidad.

No seas impaciente con la gente

Puedes ser inteligente o más consciente del mundo, pero eso no debería darte ninguna excusa para tratar a la gente como si fueran estúpidos o una pérdida de tiempo, especialmente cuando no son capaces de entender tus ideas fácilmente.

Las bromas son graciosas sólo si todo el mundo las disfruta

No lastimes a alguien para hacer reír a otros. Puede hacerte parecer más divertido para algunas personas, pero para todos los demás, sólo serías una mala persona que se complace en lastimar a alguien que es débil. Eso se llama bullying.

No seas una persona fácil

Si quieres ser amable, no tienes que aguantar nada de lo que la gente te lance. Se fuerte y contundente hasta el punto de parecer rudo, si es necesario. Pero que tu rudeza y tu enojo que sean justificadas. La gente te tomará más en serio, te respetará y todavía pensará que eres una gran persona si eres alguien que toma una posición y tiene principios en la vida.

Ríe fácilmente

A todo el mundo le gusta una risa alegre. Disfruta de la vida, pasa tiempo con otros y ensancha esa sonrisa. Se divertido y ríe en voz alta. Te sentirás mucho mejor y todos a tu alrededor amarán tu aura agradable y alegre.

Buena compañía

Se higiénico, con un agradable olor, mirada limpia y divertida. No seas la persona con la que los demás, no quieren sentarse al lado. Ser agradable es una gran cosa, pero una apariencia agradable y alegre es igualmente importante.