Belleza

Cómo cuidar las manos del envejecimiento

Las manos suelen ser olvidadas cuando se aplican rutinas de belleza, y es un grave error. En ellas se evidencian señales de envejecimiento prematuro que debes tratar a tiempo para mantener la salud y apariencia de tu piel. Allí pueden surgir manchas y líneas molestas que sólo se pueden prevenir con los tratamientos adecuados.

Cómo cuidar las manos correctamente

Cómo cuidar las manos

Si quieres obtener resultados óptimos y aprender a cuidar las manos adecuadamente, debes aplicar rutinas a diario. Una buena alternativa es aplicar jabones suaves, de PH neutro preferiblemente, que ayuden a prevenir daños irreparables en la dermis. Como buena ama de casa, te será difícil cumplir con este requisito, pero te recomendamos utilizar guantes de plástico al momento de manipular con esos químicos que utilizas para lavar la ropa o fregar la loza.

Cuando las manos sufren maltratos suele presentarse resequedad y aspereza, sobre todo si hay contacto con detergentes y productos abrasivos. También hay profesiones como la medicina, por ejemplo, que ameritan un lavado constante de las manos, reduciendo su suavidad. En estos casos es vital el uso de cremas hidratantes. Tanto hombres como mujeres deben utilizar ungüentos a base de glicerina o colágeno, que revitalicen esa fina capa protectora que se torna indefensa ante ciertas acciones cotidianas.

Es necesario entender que el cuidado de las manos no sólo es para las mujeres, sino que los hombres también deben prestar atención ya que las manos son un instrumento de trabajo que se debe proteger.

No dejes de leer:
Consejos para atenuar las arrugas alrededor de la boca

el cuidado de las manos al lavarse

Proteger la piel en los trabajos duros

Hay trabajos duros como la albañilería o la construcción que provocan la producción de callos. Por lo general la piel se agrieta y la sensación es muy desagradable. Y aunque el lavado permanente de las manos tienda a resecarlas, no hay que obviar esta práctica porque es la única forma de prevenir la proliferación de gérmenes o bacterias que causan enfermedades.

La clave está en enjuagar muy bien el jabón que se acumula entre los dedos y en aplicar un poco de loción o aceite que aporte hidratación.

De la exagerada exposición al sol o a la luz artificial también hay que cuidarse, ya que es una de las principales causas de aparición de manchas en las manos. Para prevenirlas y cuidar las manos correctamente, conviene aplicar protector solar con FPS mayor a 50.

Masajea tus manos

Un buen masaje no puede faltar. Eso mejora la circulación y estimula la producción natural de colágeno. Y si lo que anhelas es desaparecer los rastros de cansancio, un truco ideal es remojar las manos en un poco de agua tibia. Eso te relajará. Al finalizar, no olvides colocar la hidratante. Es una rutina que debes implementar de por vida.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

No dejes de leer:
Peeling natural para lucir una piel radiante