Hogar Jardín

Cómo cultivar uvas para crecer en macetas

Aprender a cultivar cualquier alimento es terapéutico y promueves en tu propia vida la autosuficiencia. Así por ejemplo, puedes crecer aloe vera, jengibre, albahaca, lechuga, limones, aguacates y muchos alimentos más que no te imaginabas que podías,  como por ejemplo, cultivar uvas, que aparte de ser emocionante pensar que pronto tendrías uvas en tu propia casa, es fácil ya que lo puedes hacer en contenedores o macetas, no es muy complicado y requiere un cuidado y mantenimiento ligero. Echa un vistazo a continuación a las siguientes sugerencias y consejos para que inicies ya tu propio cultivo en tu casa o departamento.

Cómo cultivar uvas en macetas

Cómo cultivar uvas para crecer en macetas

Antes de comenzar a emprender esta linda y noble tarea de cultivar uvas, debes tener en cuenta varias cosas importantes para prepararte y que sea práctico tu paso a paso rumbo a la cosecha de uvas. Eso hará que tu trabajo sea más sencillo y no se detenga en el camino. Por ejemplo, debes elegir qué variedad de uva quieres cultivar, las macetas adecuadas, la tierra predilecta para sembrar y las herramientas necesarias entre otras cosas.

La elección de la maceta

Para el cultivo de uvas en contenedores, elige un recipiente grande y resistente que puede soportar esta vid vigorosa. Una maceta de 56 a 75 litros (15 a 20 galones) que es al menos de 40 a 45 cms (16-18 pulgadas) de profundidad y 45 a 60 cms. (18-24 pulgadas) de ancho es suficiente. Comienza con una maceta de tamaño más pequeño y luego trasplantar la planta en una más grande.

La elección de las variedades

La mejor opción es ir a un centro de jardinería y pedir una variedad que pueda crecer bien en macetas y en tu clima. Hay muchas variedades de vid que puede elegir. Elige una variedad que sea resistente a las enfermedades y pueda crecer bien en tu zona es lo más esencial. Sin embargo, puedes crecer casi cualquier variedad en la maceta, pero crecer uva enana ‘Pixie’, puede resultar más fácil para ti.

El mejor momento para cultivar uvas la primavera o principios del verano, la siembra en este momento ayuda a la planta a crecer durante toda la temporada sin la exposición a las heladas. Pero si vives en un clima tropical caliente libre de heladas, el mejor momento para plantar la vid de uva es en el invierno.

Requisitos para cultivar uvas en maceta

cultivar uvas en contenedores

Posición

Elige un lugar que es soleado, cálido y seco. Si tu lugar recibe sombra en una tarde, la planta todavía lo hará bien, pero se requiere un mínimo de 6 horas de luz solar. Evitar mantener la planta en puntos húmedos, de sombra y menos viento o sin circulación de aire, ya que promueve las enfermedades fúngicas y la vid requiere una buena circulación de aire a su alrededor.

cultivar uvas paraguas

Soporte y formación

Una vid necesita formación y apoyo para crecer. Cuando se cultivan uvas en una maceta, lo mejor es optar por un alto enrejado de peso ligero, de madera o de plástico. También puedes hacer tú mismo un enrejado. Una vid de uva crece larga y requiere de apoyo, y será mucho mejor si tienes una glorieta o pérgola como estructura. Además de eso, hay muchas otras técnicas para ir enredando la vid de uva. Enreda la vid en una estaca o algo así como un enrejado con ventilación. También puedes apoyar la vid en una estaca con la ayuda del método del paraguas. Cultivar vides en macetas por medio del método estándar de formación de vid en un enrejado regular, es una idea fácil y sin problemas también.

No dejes de leer:
Reciclado de neumáticos para sillas, mesas y puffs

Suelo

Para cultivar uvas, no utilices un suelo de jardín pesado cuando cultivas uvas en contenedores. En su lugar, utiliza una mezcla ligera para macetas que esté suelta, rico en materia orgánica y lo más importante que drene bien.

Riego

Riega regularmente y profundamente para mantener el terreno un poco húmedo, pero evita el riego excesivo. El suelo demasiado empapado puede ser perjudicial para la planta.

Fertilización

Pon a un lado de la planta periódicamente estiércol maduro o compost. En el primer año, se puede fertilizar la planta con un fertilizante de uso general en la primavera y el verano. A partir del próximo año, comenzar a fertilizar la planta con el fertilizante que es bajo en nitrógeno, pero con alto contenido en potasio y fósforo desde la primavera, cuando aparecen los botones florales.

sembrar uvas

Tipos de estructura en poste y alambre para enredar la vid de uva.

Uvas que crecen en zonas tropicales

Las uvas son realmente frutas de clima templado, pero lo mejor de ellas es que se pueden cultivar en regiones templadas y tropicales. Zonas de clima templado sin veranos muy duros o humedad, son óptimos para la vid en crecimiento. Sin embargo, dos países tropicales India y Brasil, son uno de los mayores productores de uva en el mundo. Otros países tropicales como Yemen, Tailandia, Perú y Tanzania, también producen las uvas, pero en menor medida. Esto significa que si vives en un clima tropical todavía se puede cultivar la vid. Lo único que necesitas es encontrar una variedad adecuada que crezca con éxito en tu área.

Aún en las zonas tropicales, las zonas con humedad muy alta o con fuertes lluvias, son las menos adecuadas para cultivar uvas y si estás viviendo en un clima desfavorable de esta manera, tu planta va a sufrir de enfermedades fúngicas regularmente y tendrás que cuidarla más. Además de esto, existe la posibilidad de que las frutas que se den sean de menor calidad y sabor suave.

Cuidado de la vida en macetas

Los cuidados de una vid no son tan difíciles si se siguen los consejos que se dan a continuación.

cultivo de uvas

Polinización

Cuando creces uvas en macetas, debes de saber que la mayoría de las variedades de uva son auto-fértiles y producen frutos por su cuenta. Sin embargo, agitando suavemente la planta en el momento de la floración, resulta en un mejor rendimiento.

Mantillo

Una vid requiere mantillo cuando se crece en el suelo. También puedes poner mantillo en la maceta con corteza de pino, compost o con piedras de río o guijarros (de esta manera que se ven muy bien también) para evitar la evaporación excesiva de agua del suelo y para proteger las raíces de las fluctuaciones de temperatura.

No dejes de leer:
Cómo construir una piscina paso a paso.

Invernación

En climas con inviernos rigurosos, tienes que proteger a la planta. Para ello, tendrás que quitar la vid latente de su soporte y empezar a mantenerla en el interior en un espacio cálido. Además, reduce el riego y evita la aplicación de cualquier fertilizante durante este período.

Poda

Durante los primeros meses después de la siembra hasta el final de la temporada de crecimiento, no podes la planta y permite que crezca libremente para permitir que la planta de establezca bien en la maceta y dejar que se desarrolle un sistema de raíces fuertes.

Las ramas de vid que son de más de dos años de edad, no producen frutos por lo que tendrás que eliminar todas las ramas viejas.

Poda el crecimiento a fines de invierno y principios de la primavera durante la inactividad de modo que sólo haya dos brotes. Los cogollos son pequeñas protuberancias en el tronco. Esta fuerte poda puede parecer demasiado que hacer, pero en la primavera y el verano, cada uno de estos brotes se convertirá en una nueva rama. Dedica el primer año de la formación de la vid en seguir tu enredadera o apilar podando y atando. Debido al limitado espacio de la maceta, trata de mantener sólo 1 o 2 ramas que crecen desde el tronco principal. Además, poda todos los estolones que se arrastren fuera del enrejado.

La poda más importante será la que se llevará a cabo al final del invierno, cuando la planta arroja sus hojas, es aquella en la que depende la fructificación. Tendrás que hacer la poda de verano también. A pesar de que debe ser ligera y discreta.

cultivar uvas desde una maceta

Enfermedades y Plagas

En enfermedades, son posibles las enfermedades micóticas, tales como punto negro y oidio, sobre todo en tiempo seco y cálido. En las plagas, mantener un ojo en insectos del jardín comunes como los áfidos, escarabajos japoneses, polillas y orugas que pueden también ser un problema.

Cosecha

La recolección debe realizarse cuando la planta sea de al menos 2-3 años de edad. En general, las uvas maduran en cualquier momento entre finales de agosto hasta finales de octubre. Depende de la variedad y el tipo de clima que los está creciendo.

Para averiguar si tus uvas están listas para la cosecha o no, pruébalas. Si tienen un sabor dulce y agradable, coséchalas. Si no, entonces déjalas por unos días más. Una vez que las uvas empiezan a cambiar su color por lo general tardan entre 1 a 3 semanas para ser adecuadamente maduras (qué tano tiempo depende de la variedad y lo bueno que sea el clima. Por ejemplo, las uvas verdes normalmente se vuelven ligeramente translúcidas y sus pieles se vuelven de color amarillo una vez que están maduras. Las uvas maduras también se sienten suaves al tacto. Con el tiempo, el gusto es todo lo que importa. Si te gusta el sabor, entonces coséchalas.

Redacción de Vida Lúcida