Psicología Salud emocional

Cómo depurar las emociones negativas

Depurar las emociones negativas puede sanar tu cuerpo, ya que nuestro interior es resultado de nuestro contacto con el mundo y viceversa.

depurar las emociones negativas

Muchos sabemos la importancia de la desintoxicación del organismo, desintoxicar el hígado y los beneficios que puede traernos a la salud, para ello la dieta cumple un papel fundamental y el ejercicio junto al consumo adecuado de agua pueden ayudarnos a limpiar nuestro cuerpo.

Si no realizamos estas limpiezas depurativas nuestro cuerpo puede enfermar y ser responsable de múltiples problemas de salud que muchas veces no podemos relacionar directamente a un organismo contaminado.

Sin embargo a otro nivel, como el mental y emocional también estamos contaminados y necesitamos una limpieza, depurar las emociones negativas y hacerlo puede ser la gran diferencia entre una vida de calidad y un calvario.

La necesidad de depurar las emociones negativas

Tanto la contaminación física como la intoxicación emocional van de la mano, y tanto una como otra se corelacionan ocasionando que empeore la situación de la otra, por ejemplo, una persona que tiene emociones negativas todo el tiempo, puede perjudicar seriamente su organismo y ocasionar que las hormonas como el cortisol o los radicales libres terminen causando un daño físico partiendo de una contaminación emocional.

Las emociones negativas muchas veces pueden estar siendo ocasionadas por el estrés, el desaliento, la frustración y el cansancio mental. Todas estas emociones negativas cuando no son depuradas correctamente pueden terminar causando fatiga crónica, problemas de rendimiento físico, falta de concertación y motivación, entre otra gran serie de problemas físicos con base emocional.

Por esta razón necesitamos depurar las emociones negativas sabiendo que nuestro interior terminará reflejado en el exterior si no lo sabemos encausar.

Clasificación de las emociones negativas

emociones negativas

Identificar cuales son las emociones que pueden resultar toxicas y aprender a revertir nuestro comportamiento para evitar ser contaminados por ellas.

No dejes de leer:
5 señales que demuestran que eres ansioso
  • La rabia y el enojo. Esta es una reacción muy común, pero cuando se vuelve una reacción extrema, puede llegar a desencadenar problemas de salud muy graves, tales como un ataque al corazón, aumento de la presión arterial y enfermedades coronarias varias.
  • Tener rencor. No poder perdonar ni dejar de lado los rencores o las cuentas pendientes con el pasado es un gran impulsor de toxicidad para nuestra menta, y es una de las emociones negativas más destructivas, ya que no nos permite situarnos en el presente para apreciar lo que hemos logrado.
  • Estar siempre insatisfecho. Esta es una emoción que puede tener una razón de ser muy importante ya que nos permite superarnos a nosotros mismos, pero a su vez, permanecer insatisfechos constantemente nos trae un sentimiento negativo que puede desarrollarse en una emoción negativa muy perjudicial que no nos permitirá encontrarnos tranquilos con aquello que hemos conseguido.
  • El miedo. Esta es una emoción natural que nos ayuda a sobrevivir, pero cuando el temor o le miedo se impone delante de todos nuestros planes e ideas, puede ser un obstáculo que nos impide crecer.
  • Sentimiento de culpa. Cuando la culpa ocupa una gran parte de nuestra vida es necesario replantearnos muchas cosas, porque esto nos destruirá lentamente, es una de las emociones negativas más destructivas.

Cómo podemos depurar las emociones

En primer lugar debes estar consintientes de que la depuración emocional necesitará un tiempo y no podremos obtener un plazo específico para cada emoción negativa en particular.

Además, la depuración emocional puede ocasionar la resistencia inmediata al cambio, lo que trae por consecuencia que se presenten ciertos aspectos negativos que no considerábamos y nos hagan replantear si realmente necesitamos cambiar, y este es un de los principales enemigos que debemos evitar, el darnos por vencidos, porque debemos estar seguros que necesitamos depurar las emociones negativas, al costo que sea.

No dejes de leer:
Mantener la independencia en tus relaciones

Observa tus emociones

Saber ponerse fuera del escenario y mirar nuestra propia vida como si fuéramos espectadores puede darnos la libertad de entender mejor muchas cosas. Por ejemplo.

  • ¿Cómo reaccionamos a los acontecimientos?
  • ¿Cuáles son nuestra posibles elecciones a tomar en cuenta?
  • ¿Realmente nos están forzando a ser lo que no queremos ser?
  • ¿Hay necesidad de comportarnos así?
  • ¿Cómo podría hacerlo mejor?
  • ¿Debo sentirme tan mal por algo así?
  • Consulta las 50 preguntas que pueden hacerte replantear tu vida

Entonces ahora tenemos un panorama más amplio sobre nuestro comportamientos y podremos elegir mejor cuales serán nuestra respuestas ante las situaciones. Ahora nos resta ponerlo en práctica.

Entonces ahora con esta nueva perspectiva debemos revaluar nuestra anteriores respuestas y comportamientos, verlos de nuevo y de otra forma puede ayudarnos a ir depurando las sensaciones que teníamos respecto a nuestras anteriores experiencias, entendiendo de  otra manera los mensajes y la realidad de nuestro pasado. De esta manera podrás depurar tus emociones negativas ligadas la pasado.

Evitar las emociones negativas

Para no seguir contaminándonos es necesario evitar las emociones que puedan resultar negativas, dejar de alimentarlas o dejar de consumirlas, lo que en definitiva es lo mismo. Puedes ponerte a dieta para evitarlas, dejar de tragar esas emociones negativas que pueden resultar tóxicas para tu bienestar emocional y que finalmente se transformarán en problemas de índole físico.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida