remedios naturales

Cómo deshacerse de la amigdalitis naturalmente

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, que son un par de ganglios linfáticos ubicados en la parte posterior de la garganta. Las amígdalas están ahí para asegurarse de que los microbios no se metan en el cuerpo, por lo que pueden infectarse de vez en cuando.

amigdalitis anginas garganta

La forma más común de la amigdalitis proviene de la bacteria estreptococo. Aquí es donde el término faringitis estreptocócica proviene. Opciones médicas para la amigdalitis incluyen antibióticos y, si la amigdalitis regresa con frecuencia o persiste, la extirpación quirúrgica es muchas veces la solución que los médicos proponen. Sin embargo, sin las amígdalas, es posible que más microbios entren en el cuerpo.

Signos y síntomas de la amigdalitis o faringitis por estreptococo

  • Dolor de garganta
  • Amígdalas rojas con manchas blancas o amarillas
  • Deglución difícil o doloroso
  • Voz rasposa
  • Mal aliento
  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad en el cuello y la mandíbula

Cómo deshacerse de la amigdalitis naturalmente

Si experimentas uno o más de estos síntomas puede significar las amígdalas están infectadas. Es importante tomar medidas rápidas si la amigdalitis es muy dolorosa. Aquí te ofrecemos algunos remedios naturales para solventar el problema mientras logras establecer el tratamiento adecuado si es que tienes avanzado el grado del padecimiento en tus anginas.

Remedio con semillas de comino

Ingredientes

  • 80 g de semillas de comino
  • 250 ml de agua filtrada
  • 1 cucharada de coñac de whisky

Instrucciones

  1. Vierte 200 ml de agua en las semillas y deja hervir durante 15 minutos. La solución debe ser negra y espesa y con una textura como de café molido húmedo.
  2. Cuela la mezcla y añade 50 ml de agua. Llévala de vuelta a punto de ebullición.
  3. Agrega el 1 cucharada de coñac o whisky
  4. Toma 1 cucharada cada 30 minutos. El alivio se debe sentir en un plazo de dos horas y todos los síntomas deben desaparecer dentro de 4 horas.

Jugo de limón

El consumo de jugo de limón puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y ayuda con los síntomas asociados con la amigdalitis. El limón tiene propiedades antibacterianas y también actúa como un desinflamante trabajando a su vez en infecciones. Por ser un alimento que tiene un contenido alto en vitamina C, es de gran ayuda para el cuerpo en resistir infecciones.

No dejes de leer:
Maneras naturales de limpiar y fortalecer tus pulmones

Remedio con jugo de limón

Ingredientes

  • Jugo de limón
  • Un vaso de agua tibia
  • Pizca de sal
  • 1 cucharadita de miel de abejas pura

Mezcla todos los ingredientes y beber despacio esta bebida dos veces al día durante varios días.
Alternativamente, puedes espolvorear pimienta y sal marina en la mitad de un limón, y luego chuparlo todo. Haciendo esto aflojará flemas de la garganta. Haz esto tres veces al día o más durante varios días.

Miel de abejas pura

La miel tiene propiedades antimicrobianas increíbles. Esto la hace ideal para el tratamiento de infecciones de la garganta. El agua de miel de abejas es altamente eficaz y con grandes beneficios no sólo para este tipo de dolencias, peor más. Mezcla 4 cucharadas en un vaso de agua tibia y beberla toda. Repite 2 a 3 veces al día.

Cúrcuma

La cúrcuma está llena de propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Sólo una pizca en un vaso de leche caliente de almendras o de coco es una gran manera de luchar contra cualquier infección localizada en la garganta. O bien puedes hacer gárgaras con una mezcla de agua tibia o en agua salada y una cucharadita de cúrcuma, lo que te ayudará a aliviar el dolor e inflamación. Realiza las gárgaras antes de ir a dormirte por la noche.

También puedes hacer una mezcla más fuerte colocando una cucharadita de cúrcuma en un vaso de leche caliente de almendras o coco y una pizca de pimienta negro. Beber por la noche por dos a tres días para ver cambios.

Jengibre

Mucha gente utiliza el té de jengibre para tratar una garganta infectada. Esto es así porque el jengibre es tanto anti-inflamatorio y anti-microbiano. Machacar un pequeño cubo de 2″ de jengibre en una taza de agua hirviendo y dejar reposar hasta que la bebida esté cómoda para beber. Esta bebida te ayudará mucho a desinflamar y aliviar infecciones.

No dejes de leer:
El aceite de coco ayuda a quitar bacterias que causan caries

Jugo de cebolla

El jugo de cebolla es excelente para aliviar infecciones y por lo tanto desinflamar. Sólo hacer gárgaras (no tomarlo) con la extracción del jugo de cebolla mezclado con agua. Puede sonar desagradable para algunos, pero las propiedades anti-microbianas que se encuentran en las cebollas son excelentes.

Trata la amigdalitis con la ayuda de agua salada

Otra forma sencilla de deshacerse de la amigdalitis eficazmente es con el agua salada. Todo lo que tienes que hacer es hacer gárgaras con una mezcla de agua con un poco de sal marina añadida a la misma. Si la infección es grave, entonces es mejor tomar un poco de agua tibia, agrega un poco de sal a la misma y luego hacer las gárgaras con esta solución al menos dos veces días. Este es uno de los mejores remedios caseros para la amigdalitis, ya que ayuda a deshacerse de la misma al instante.

Leche de coco y albahaca santa

Otro buen remedio casero que puedes utilizar para curar tu problema de la amigdalitis es beber una mezcla de leche caliente de coco con algunas hojas de albahaca santa añadida a la misma. También puedes agregar un poco de miel en esta mezcla para obtener mejores resultados. Beber esta mezcla al menos una vez puede ayudar a luchar contra tu problema de amigdalitis.

Trata la amigdalitis con la ayuda de higos

Toma algunos higos y agrégalos en agua hervida. Recibirás una pasta de esta mezcla. Aplica esta pasta directamente sobre la parte exterior de la garganta. Esto no sólo te ayudará a deshacerte de la amigdalitis, pero también proporcionará el alivio del dolor causado debido a la amigdalitis.

Si el problema persiste durante unos pocos días, es importante buscar la ayuda de un profesional médico. La amigdalitis puede ser contagiosa y no queremos estar contagiando a nuestros seres queridos.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock