Hazlo tu mismo Hogar

Cómo desinfectar naturalmente frutas y hortalizas

Hay diversas maneras de desinfectar frutas y hortalizas, y una de las más conocidas es mediante el uso de vinagre blanco o jugo de limón con agua, pero ¿realmente es efectivo sólo pasar las frutas por el vinagre, el limón para desinfectarlos profundamente? La respuesta a esto quizás sea compleja, ya que también se debe evaluar qué tipo de alimentos vamos a lavar. Para entenderlo mejor, vamos a realizar recorrido por los mejores desinfectantes naturales y ver cuales de ellos resulta más efectivo.

Cómo desinfectar naturalmente Frutas y Hortalizas

Cómo desinfectar frutas y hortalizas naturalmente

Nunca se sabe qué tipo de pesticidas, bichos o suciedad puede estar al acecho en la superficie de tus frutas y verduras favoritas. Por eso, siempre es una buena idea lavar todos tus frutos antes de comerlos.

Aunque el lavado con agua sola puede lograr mucho, añadiendo algunas fuentes naturales de ácido (es decir, el limón y el vinagre) para el lavado puede proporcionar un poco de potencia adicional, natural desinfección. Sigue estos sencillos pasos para saber cómo hacer un lavado de fruta y verdura y que es completamente barato y orgánico.

Uso de vinagre blanco y limón para desinfectar frutas y verduras

Investigaciones han demostrado que 3 partes de agua por 1 parte de vinagre blanco es más eficaz. Considera el uso de un producto específicamente formulado para la limpieza de alimentos.

  • Prepara el limón. Puedes utilizar un limón normal, u orgánico. En cualquier caso, ambos tipos de limones va a estar bien para la tarea.
    Exprime una cucharada de jugo de limón en una botella de spray. El jugo de limón, a la vez que es un desinfectante natural, también dejará tus frutas y verduras con olor agradable.
  • Vierte 2 cucharadas de vinagre en la botella de spray con una taza de agua. El vinagre proporciona algo de poder desinfectante adicional.
  • Cierra la botella de spray y agita la mezcla vigorosamente.
  • Rocía en todas tus frutas y verduras antes de usarlas. Después de cada aplicación, enjuáguelas con agua filtrada. Ahora están listas para el consumo o uso en la cocina.
No dejes de leer:
Cómo hacer una bandeja de auto-riego para macetas

Uso de bicarbonato de sodio para desinfectar frutas y vegetales

Este aerosol natural de eliminación de pesticidas es muy fácil de hacer con ingredientes que probablemente ya tienes en su cocina.

  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de agua

Mezcla estos ingredientes hasta que el bicarbonato de sodio se haya disuelto, y vierte en una botella de spray limpio. Rocía la mezcla en tus frutas y verduras, y dejar reposar durante 5-10 minutos. Enjuaga la mezcla.

Sal y vinagre para desinfectar

En una botella de spray de vidrio, mezcla una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de vinagre blanco y una taza de agua. Agita vigorosamente antes de rocíar generosamente sobre tu producto.

Frota durante 30 segundos a mano o con un cepillo de verduras y enjuaga bien con agua fría.

Uso de sal para desinfectar vegetales y frutas

El uso de una solución de sal para lavar tus vegetales y frutas puede eliminar incluso más residuos que el agua sola. Mezcla dos cucharaditas de sal en cuatro tazas de agua tibia y revuelve para disolver.

Una vez enfriado, remojar el producto durante 30 a 60 minutos antes de enjuagar y fregar bajo agua fría.

Este método no es ideal para frutas frágiles como las bayas, que pueden ser dañadas por el remojo. Para estos, un simple remojo con agua fría y enjuague posterior, es mejor.

No dejes de leer:
Estufa portátil con perchas de alambre y piedras

Pelar y cortar un método para quitar tóxicos en frutas y vegetales

Pelar y cortar es probablemente la forma más eficaz para reducir la cantidad de residuos químicos en los alimentos frescos. Por supuesto, no es adecuado para todos los productos – como los que no tienen piel.

Los plaguicidas sistémicos como los de contacto en la superficie de las frutas y hortalizas, pueden eliminarse pelando.

También debes cortar las partes superiores y las secciones externas de la lechuga, la col, el apio y otras verduras de hoja para quitar los residuos y las bacterias que se pueden haber establecido allí.

Evita el jabón del platos o el cloro para desinfectar frutas y hortalizas

Es mejor evitar el jabón para platos convencionales o lejía al limpiar tus productos, dice el Centro Nacional de Información sobre Plaguicidas.

Debido a los poros en las frutas y verduras, el jabón de plato o lejía puede quedar atrapado o absorbido por los poros y se vuelven difíciles de enjuagar. El uso de estos productos químicos puede realmente agregar más residuos tóxicos  a tu comida de lo que puede quitarlos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

Comparte esto: