Psicología Salud emocional

Cómo eliminar los vampiros energéticos de tu vida

Hay muchos métodos eficaces para tratar con los vampiros energéticos. Antes de seguir adelante y discutir estos métodos, empecemos por tomar una hoja de papel y responder a las siguientes preguntas, de esta manera podremos situarnos mejor para poder considerar ciertos factores que debemos tomar en cuenta antes de empezar:

Como lidiar con los vampiros enegéticos

  • Paso 1: Identifica el tiempo, las situaciones y los lugares (dónde y cuándo) tu energía está siendo succionada.
  • Paso 2: Haz una lista de todas las personas que te chupan la energía.
  • Paso 3: Anota todos los pensamientos que tienes a lo largo del día y que chupan tu energía.

Mi método favorito es evitarlos completamente, lo que incluye cortar todos los medios de comunicación con cualquier vampiro emocional. La vida sería más fácil si siempre fuese así, por desgracia, esto no siempre es posible. Los vampiros energéticos pueden ser tu pareja, un compañero de piso, un amigo íntimo, un familiar cercano, pensamientos autodestructivos, etc. Puede que siempre estés rodeado por ellos sin medios de escape. Si este es el caso, hay algunos otros métodos que puedes emplear para protegerte.

Algunas personas, por su misma presencia, parecen drenar la energía de esas personas desprotegidas alrededor de ellos. A menudo se asocian con una víctima que exhibe los signos clásicos para ser drenadas. La mayoría de estos vampiros energéticos son personas que parecen bien intencionadas y normales. Pero pueden dañar sin saberlo y la mera separación de ellos resultaría en cambios positivos inmediatos para la víctima.

Estrategias de defensa psíquica contra los vampiros de energía

La dinámica psicológica representada por las personas que inadvertidamente retratan a un atacante psíquico caen en cinco categorías principales. Este tipo de personalidad es una acumulación de las experiencias de ese individuo en su vida actual, así como en vidas anteriores.

No dejes de leer:
40 signos de la crisis de los 40's

El miedo es el denominador común en estos individuos, pero puedes aprender a protegerte de sus influencias negativas. Los cinco tipos de personalidad son: etéreo, inseguro, paranoico, pasivo-agresivo y robótico. Cada tipo de vampiro energético requiere una técnica particular para combatirlo.

El tipo paranoico

Los tipos paranoicos constantemente dan pelea. Son seductores, pero son incapaces de establecer relaciones a largo plazo. Esta persona espera que todos los demás los traicionen, y siempre están dispuestos a maquinar su propia traición.

Nunca discutas con estas personas. Baja y ablanda tu voz cuando hables con ellos, y si puedes cambia el tema a algo agradable. Si eres capaz de desconectar todas las alarmas de estas personas, entonces adelante. Pero, si crees que no podrás con ellas, evita el contacto visual.

El tipo etéreo

El terrorismo existencial es el tema predominante de un tipo etéreo. Estas personas no gustan mucho del contacto con otros. Tienen límites débiles y pasan tanto tiempo como sea posible sumidos en sus propios pensamientos. Por este motivo tienen problemas para establecer relaciones personales saludables.

Como resultado de esta desconexión pueden dañar tanto en la retirada como en la agresión. Se vuelven agresivos y enojados cuando son forzados a solucionar problemas reales. Lamentablemente, su ataque psíquico rara vez podrá ser notado, así que debes evitar a estos individuos.

El tipo inseguro

un vampiro energético que no quiere soltar a su víctima

El principal problema con los tipos inseguros es su espíritu débil. Por lo general fueron abandonados en algún momento de su vida actual, y temen que vuelva a suceder.

No dejes de leer:
Lo que toda hija desea escuchar de un padre - Reflexión de este siglo

Un tipo inseguro siempre aparece como indefenso. Pero las circunstancias de dar y recibir son desconocidas para ellos. Todo lo que pueden hacer es tomar. Nunca te pongas directamente frente a estas personas. Anímalos con palabras, pero no ofrezcas hacer cosas por ellos. No dejes que tu compasión por ellos sea una base para que seas su próxima víctima.

El tipo pasivo-agresivo

La invasión y el control son la principal preocupación del tipo pasivo-agresivo. Estas almas desean absolutamente la libertad, pero su miedo les impide reclamarla. Están enojados y resentidos por no sentirse libres, y carecen de una solución a este problema.

Desafortunadamente, todas tus sugerencias estarán equivocadas y no eres de ayuda para ellos. Estas personas preguntan, pero rechazan todo lo que se les ofrece. Su respuesta clásica a su consejo es, “sí, pero …”

El tipo de robot

La cuestión principal de los tipos robóticos es la autenticidad, siempre están negando su verdadero yo. Su mundo exterior es perfecto, gracias a que su mundo interior es negado, y no hay esencia básica. Constantemente temen que algo falte y que la vida esté progresando sin ellos.

Una de mis medidas favoritas de protección es aprender maneras eficaces de terminar conversaciones con estos vampiros energéticos. Esto podría ser tan simple como decirle a tu vampiro que no tienes tiempo para hablar. Es conveniente crear situaciones que requieran tu “atención inmediata” incluso si no existen, de esta manera podrás evitarlos y zafar de ellos rápidamente.

Comparte esto: