Decoración Diseño Hogar

Cómo envejecer muebles para el hogar

como emvejecer muebles

Hacer que tus muebles parezcan más viejos de lo que realmente son se ha convertido en tendencia en los últimos tiempos. Además, es algo muy sencillo de hacer y no se necesitan herramientas especiales, por lo que incluso es una tarea recomendada para disfrutarla junto a nuestros hijos.

Así que, si te gusta la decoración y quieres darle un toque rústico o vintage a tu mobiliario en esta entrada te mostraremos cómo se puede realizar, paso a paso aprenderás cómo convertir tu mueble prefabricado en una antigüedad.

El correcto lijado

Primero tenemos que lijar la superficie del mueble que vayamos a envejecer. Debemos hacerlo con mucho cuidado y suavidad para conseguir que la pared quede rugosa, usando para ello una lija de grano fino. Si nuestro mueble no es prefabricado, entonces tan sólo tendremos que seguir la dirección de las vetas de la madera.
Una vez lijado hemos de remover todo el polvo y las virutas que hayan quedado con la ayuda de un trapo húmedo.

Imprimación para preparar la superficie

Bien, ya tenemos nuestro mueble listo para aplicar la primera mano de pintura, en este caso se trata de pintura de imprimación, que va a servir de base para las siguientes capas. Una vez que esté seca podemos empezar a añadir unas cuantas manos de color.
Lo más aconsejable es utilizar una base marrón que simule el color de una madera antigua. Para que no quede ningún hueco por cubrir vamos a darle un par de capas, siempre dejando un tiempo para que estén totalmente secas.

No dejes de leer:
Usos de la canela para mantener sanas las plantas del jardín

Encerando la superficie

Una vez que tenemos nuestro mueble imprimado y con dos manos de pintura es la hora de darle un toque especial. Para ello vamos a tomar una vela y a frotarla sobre la superficie, sobre todo en aquellos lugares que más destacan y que queremos envejecer a conciencia, como pueden ser los bordes, la decoración o las patas.

Con este simple paso vamos a conseguir que nuestro mueble parezca desgastado por el uso o el paso del tiempo. Debemos eliminar el exceso de cera con la ayuda de un cepillo, con cuidado de no remover también la capa principal.

Pintado con un toque envejecido

Después de aplicar la cera, vamos a dar un par de manos con pintura blanca, brillante o mate, según te guste más. Este es el color más básico, pero puedes usar el que más se ajuste a tu personalidad y a la de tu casa: azules, verdes, morados… elige el que mejor te vaya. Como siempre, dejamos secar antes de dar los últimos pasos.

Último lijado

Con la ayuda de una lija fina vamos a dar un último repaso a nuestro mueble con el objetivo de eliminar la pintura en las zonas donde haya cera, para que así podamos ver el color de la base. Ten mucho cuidado, ya que si arruinas su aspecto tendrás que empezar de nuevo.
Barnizado

No dejes de leer:
Usos alternativos del Té.

El último paso con el que concluiremos el proceso de envejecimiento de nuestro mueble es el barnizado. Podemos hacer nuestra propia mezcla casera a partir de una parte de pintura base y cuatro de agua, que debemos aplicar con la ayuda de una brocha para que su superficie luzca aún más antigua.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida