remedios caseros

Cómo evitar y tratar los gases estomacales

La sensación de gases en el estómago se manifiesta con dolor en el vientre, distensión abdominal y una sensación mareo y de sentirse “lleno”.

gases estomacales

A menudo, los síntomas de gases estomacales o intestinales se presentan después de una gran comida. A veces, el aire puede estar en el vientre, pero también puede ser el síntoma de una enfermedad. ¿Qué puede estar ocasionando los gases estomacales y que puede hacer al respecto?

Las causas naturales de gases en el estómago

Tener gases en el estómago y los intestinos es bastante normal, ya que todo el tracto gastrointestinal es un órgano hueco. Cuando comemos rápido, siempre puede ocurrir que nos tragamos una gran cantidad de aire, lo que se percibe como una incómoda hinchazón en el abdomen.
Además, las bacterias fisiológicas de la flora intestinal, tales como los lactobacilos y Bifidokeime producen aire en el intestino. Su trabajo consiste en descomponer los alimentos y esto produce gases digestivos.

La cantidad de gases depende de la dieta

Cuánto aire será producido durante el proceso de digestión, depende de la composición de la dieta y de lo fácil o difícil que sea digerirla. Los alimentos ricos en fibra como los cereales apenas se descomponen por el ácido del estómago y llegan casi sin digerirse al intestino grueso, lo que significa que hay más trabajo que realizar para las bacterias intestinales.

Normalmente, el aire resultante es simplemente exhalado, entra en el torrente sanguíneo o se excreta a través del recto, que se manifiesta a veces como hinchazón (flatulencia) notable. Por lo menos media hora después de su formación, el gas ha dejado el cuerpo mediante estos procesos. Sin embargo, si el tránsito intestinal se encuentra alterado el aire se acumula y causa dolor abdominal y una sensación de hinchazón.

¿Cuál es la causa del exceso de gases intestinales?

La flora bacteriana natural de los intestinos puede fácilmente desbalancearse. A través del contacto directo con el mundo exterior del intestino es a menudo el primer punto de ataque para las infecciones. Para evitar esto, las bacterias intestinales ejercen una función de barrera. Por esta razón las bacterias exógenas pueden multiplicarse. Estas bacterias “malas” producen fermentación en el intestino, y son las que causan los gases intestinales y diarrea.

No dejes de leer:
Tratamiento natural con tomate para la piel

Las enfermedades crónicas

La flora intestinal es afectada muchas veces por ciertos medicamentos, la mala alimentación y las enfermedades crónicas fuera de balance. En este último caso se debe pensar sobre todo en un mal funcionamiento del páncreas, el hígado y la vesícula biliar. Peligroso y ocurre de repente es una obstrucción intestinal ( íleo ). Este síntoma generalmente va acompañado de vómitos y dolor abdominal.

Intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias también pueden conducir a la formación de gases en el estómago. Tales intolerancias causan una fuerte indigestión, dolor abdominal y náuseas . A menudo, la intolerancia de gluten, la fructosa y la intolerancia a lactosa.

Distensión por comer los alimentos equivocados

Las personas que a menudo tiene problemas debido al gas en el vientre, deben consultar a un médico. Puesto que hay muchas causas diferentes de aire en la cavidad abdominal, algunas pruebas deben realizarse para determinar las causas que lo provocan y tratarlas, en algunos casos puede evitar complicaciones sen la salud tratarlas a tiempo.

En primer lugar, se debe explorar si algunos hábitos alimenticios particulares podrían ser los causantes del problema. El consumo de comida grasienta, comida rápida, a menudo conduce a la acumulación de aire en el intestino, debido a que la gran cantidad de grasa se ​​procesa generando estos gases intestinal y muchas veces mal olientes. Pero incluso los alimentos supuestamente sanos, como verduras crudas o granos enteros, fácilmente pueden hinchar por el contenido de fibra y generar una gran cantidad de gases intestinales.

Cómo examinar las causas de los gases estomacales

inflamación del vientre por gases

Antes de que las investigaciones invasivas se llevan a cabo, primero se debe hacer un monitoreo del vientre. Los ruidos intestinales ya pueden proporcionar información acerca de si la cantidad de aire en la cavidad abdominal es mucha. Además, un examen rectal es necesario para no pasar por alto cualquier proceso de constricción del recto.

Para descartar causas orgánicas, un conteo sanguíneo completo es recomendable que se realice. Las cifras revisadas indican entre otras cosas, el funcionamiento del hígado, la vesícula biliar y el páncreas. También se puede determinar si una inflamación está presente.

Un examen de heces puede revelar una infección por parásitos o bacterias. La presencia de sangre en las heces, es un indicio de enfermedades graves como el cáncer de colon por ejemplo, y es necesario detectarlo a tiempo. Un estudio de imágenes muestra cambios estructurales en el tracto gastrointestinal. Estos incluyen el ultrasonido, la colonoscopia o la tomografía computarizada . Si hay una sospecha de intolerancia a los alimentos, se puede realizar una prueba similar.

No dejes de leer:
Remedios caseros para tratar las espinillas

Cómo prevenir los gases estomacales e intestinales

té hinojo para tratar los problemas de gases estomacales

Los siguientes consejos para evitar los gases estomacales deben ser llevados a cabo en conjunto y de manera permanente, ya que la formación de aire en los intestinos, además de ser un proceso natural, es algo constante, y sólo podrás evitarlo de manera efectiva si adoptas nuevos hábitos alimenticios y conductas.

Se debe evaluar la dieta:

No utilices alimentos flatulentos, como verduras crudas (en combinaciones incorrectas y sin masticar bien)  o carne grasosa. Además no es aconsejable el consumo de las bebidas carbonatadas. Comer cinco comidas pequeñas al día, beber al menos dos litros de agua al día y tomarte el tiempo mientras comes, lo que significa masticar bien la comida, evitar hablar y no beber en sorbos pequeños mientras comes porque esto genera aire en el estómago.

Los movimientos distribuyen el aire en el intestino:

Un corto paseo después de cenar estimula la digestión y facilita la eliminación de aire. También los ejercicios de relajación como el yoga y entrenamiento autógeno pueden ayudar a evitar y tratar la inflamación abdominal.

Usar el calor

Una bolsa de agua caliente sobre tu estómago puede calmar el intestino sobrecargado e inflamado. El calor también ayuda bien contra el dolor abdominal y puede estimular la salida de las flatulencias con más naturalidad, lo que favorece con la desinflamación del vientre.

Hierbas útiles

Un té de hierbas naturales, tales como el comino, el té de hinojo, anís y manzanilla tienen propiedades que ayudan a relajar el tracto gastrointestinal y son recomendables luego de una comida abundante, pero debes dejar pasar una media hora antes de tomarlos.

Consultar al médico

Si todo lo demás falla, deberás consultar a un médico para asesoramiento. Los síntomas gastrointestinales prolongados deben ser evaluados para descartar causas orgánicas o problemas graves de salud.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida