Alimentación Ciencia Nutrición Salud

Cómo funciona el cerebro cuando no desayunas

Cuando no desayunas o tienes una alimentación muy mala durante las primeras horas del día, tu cerebro puede reaccionar de un modo diferente al que estás acostumbrado, y curiosamente puedes sentir una mayor atracción hacia los alimentos azucarados o más precisamente, hacia la comida chatarra.

Mujer comiendo hamburguesa

Científicos del Imperial College de Londres (Reino Unido), dirigidos por el investigador Tony Goldstone, han demostrado que, si nos saltamos el desayuno, horas más tarde nuestro cerebro suele tener “antojos” de alimentos grasos y ricos en calorías.

Cómo reacciona el cerebro cuando no desayunas

Así se confirma en una investigación presentada en el congreso Neurociencia 2012, que se celebra estos días en Estados Unidos, realizada a partir de imágenes del cerebro de 21 hombres y mujeres de peso normal y 25 años de edad.

Durante dos días consecutivos, se les mostraron fotografías de alimentos ricos en calorías mientras se les colocaba en un escáner de imágenes de resonancia magnética funcional (MRIf). Se les pidió que calificaran en qué medida les apetecían una serie de alimentos, que incluían chocolate, pizza, verdura y pescado. El primer día se pidió a los voluntarios que no desayunaran antes del escáner, pero al día siguiente se les dio, una hora antes del escáner, un desayuno de 750 calorías basado en cereales, pan y mermelada.

No dejes de leer:
Pies y manos hinchados por la mañana

Evidencias de la elección hacia alimentos chatarra

frituras

Cuando en el almuerzo se les instó a “consumir todo lo que desearan”, aquellas personas que no habían desayunado mostraron una predisposición clara hacia alimentos ricos en calorías. Los individuos que no habían desayunado ingirieron un 20 por ciento más calorías.

Los escáneres mostraron que la región del cerebro que podría estar involucrada en la atracción a los alimentos, la corteza orbitofrontal, se volvía más activa cuando el estómago estaba vacío y sobre todo cuando no desayunas. En definitiva, dejar de comer a primera hora de la mañana vuelve a los alimentos grasos y a los dulces más “atractivos” para nuestro cerebro y favorece una dieta desequilibrada, además de potenciar la voracidad y el aumento excesivo del apetito, trayendo otras consecuencias como el sobre peso y la obesidad.

Opciones de desayunos saludables

desayuno saludable

Existen muchas opciones saludable para conseguir un desayuno saludable que además de evitarnos los problemas antes mencionados, puede ser un complemento ideal para dietas, para preparar nuestro cuerpo para estar llenos de energía o simplemente para obtener todos los nutrientes necesarios para mejorar la calidad de nuestra alimentación.

Puedes probar desayunos para perder peso que te llenarán de vitalidad. También otra buena opción son las frutas, batidos y zumos naturales que pueden hacer de tu desayuno una fuente de combustible para comenzar el día lleno de vitalidad.

No dejes de leer:
Aceites esenciales para ayudar en la menopausia

Redacción: Equipo de Vida Lúcida