Cocina Recetas

Cómo hacer mantequilla de coco para postres y comidas

La mantequilla de coco es un producto muy saludable que puedes incorporar a tus recetas y darle todo un sabor natural del coco a los demás ingredientes. Este es un alimento muy rico además de aportar grandes beneficios entre los que se pueden destacar las fibras, grasas, proteínas, minerales y vitaminas del coco que se mantienen intactas en la mantequilla, haciéndola un alimento muy completo. A continuación podrás aprender a cómo realizar esta receta fácil para conseguir una manteca saludable de coco, para añadir a tus comidas y llenarlas de su aroma y sabor.

mantequilla de coco

¿Qué es la mantequilla de coco?

La mantequilla de coco es toda la pulpa seca del coco. Seguro que estás familiarizado con los copos secos del coco. La mantequilla es simplemente tomar estos copos y molerlos hasta convertirlos en una mantequilla suave como la seda fina. La mantequilla de coco contiene los aceites naturales de aceite de coco, así como la fibra de la carne. Y te ofrece lo mejor de ambos mundos cuando se trata de la alimentación total.

Beneficios nutricionales de la mantequilla de coco

Los beneficios nutricionales de mantequilla de coco son similares a las de aceite de coco y como ya hemos mencionado, la manteca o mantequilla de coco se hace de todo el coco, por lo que también contiene grasa saturada, alrededor de 10 gramos por cucharada. Cuenta con nutrientes que el aceite de coco no tiene, y lo más notablemente es la fibra. Una cucharada de mantequilla de coco tiene alrededor de 2 gramos de fibra dietética. Además de todo eso, la manteca de coco es:

  • Antivirus
  • Antibacteriana
  • Bueno para mantener las hormonas sanas y equilibradas
  • Sustituye la mantequilla regular en muchas recetas
  • Completamente amigable para los vegetarianos

Otros nutrientes en la mantequilla de coco son:

  • Proteína
  • Potasio
  • Magnesio
  • Hierro
  • Alto contenido en fibra
  • Contiene grasas saludables para la energía a largo plazo

En qué se puede usar la mantequilla de coco

mantequilla de coco sobre pan

La mantequilla de coco es deliciosa y se puede usar en casi cualquier cosa. Es perfecto para hacer dulces y se puede sustituir por la mantequilla de vaca y/o el aceite. Añade un sabor de coco fuerte y dulce a tus recetas. Es sabrosa como un sustituto de la mantequilla en tu pan tostado o bagel de la mañana, pero también es deliciosa en los siguientes platillos:

  • En los batidos
  • En tortas o pasteles veganos
  • En comidas para bebés
  • Sobre la fruta fresca o yogur congelado
  • Poniendo un poco en el atole de avena en el desayuno
  • Añadiéndolo a una piña colada
  • Dándole un sabor exquisito al chocolate o café caliente

La mantequilla de coco se quema con facilidad y no es la mejor opción para cocinar sobre la estufa, sólo a fuego muy lento durante un breve período de tiempo.

¿Cómo hacer mantequilla de coco?

La mantequilla de coco es simplemente hojuelas de coco mezclados en una consistencia mantecosa. Usa copos de coco sin azúcar, y siempre puedes añadir un poco de miel o de stevia a gusto. Necesitarás un procesador de alimentos, una licuadora que pueda moler muy bien está perfecto.

Ingredientes:

  • 2 tazas de copos de coco sin azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de coco * usar cuando sea necesario.

como hacer mantequilla de coco paso a paso

Instrucciones:

* 16 oz de copos de coco = 10 oz de mantequilla de coco

  1. Mide 2 tazas de copos de coco.
  2. Moler los copos de coco en tu licuadora o procesador de alimentos. Se verá blanda durante varios minutos.
  3. Después de unos 5-10 minutos, los copos deben comenzar a mirarse más suaves, mantener la cuchilla en funcionamiento hasta que la mantequilla de coco NO tenga pedazos. Este es el momento de añadir el aceite de coco para suavizar.
  4. Apaga tu licuadora o procesador varias veces para dejarla enfriar. Raspa los lados mientras está enfriándose.
  5. Después de unos 10-20 minutos, tu mantequilla de coco queda casi terminada. Será líquida, por lo que se vierte en un frasco en este momento. Después de un tiempo, se pondrá a temperatura ambiente y se solidifica de nuevo.
  6. Para suavizar, coloca el frasco de vidrio en una olla de agua caliente, hasta que se haga líquido. No cocinarlo, sólo calentarlo un poco a baño maría.

Nota:

Si los copos de coco son muy secos quizás tomará 10-20 minutos para transformar los copos en mantequilla de coco. Sé paciente. La mayoría de las veces puedes añadir 2 cucharadas de aceite de coco para ayudar a lo largo del proceso.

No dejes de leer:
Receta de mantequilla de almendra casera

Redacción de Vida Lúcida