Autosuficiencia Hazlo tu mismo Hierbas permacultura

Cómo hacer tu propio Jardín colgante de Hierbas aromáticas.

Cómo hacer tu propio Jardín colgante de Hierbas aromáticas.

Creciendo tus propias hierbas es una gran manera de ahorrar dinero y evitar la compra excesiva que casi siempre termina en el desperdicio. Si aún está demasiado frío para plantar al aire libre donde te encuentras (o si estás en un espacio pequeño), esta jardín colgante de hierbas es el proyecto perfecto para ponerlo en marcha para la primavera.

Lo que necesitas: envases de hojalata con tapas de plástico (té, cacao y latas de café son una buena opción), perchas, pinzas, tijeras, hierbas (albahaca, romero, eneldo, cilantro, perejil, etc.), cinta adhesiva, filtros de café, un clavo, un martillo, navaja tipo X-acto , trozo de tela o de papel, y pegamento o adhesivo en spray.



Después de impiar tus latas, retira la parte inferior de la lata con un abrelatas. Usando el martillo y el clavo, perforar agujeros – 10-15 cerca del centro.


 
Desliza la parte inferior dentro de la lata, deteniéndola en el aire desde el interior. Pégala con cinta adhesiva a una pulgada desde el borde exterior de la lata. (También puedes utilizar una pistola de pegamento caliente.) Después de que lo tienes bien y pegado, perfora dos agujeros en los lados opuestos de la lata de un cuarto de pulgada del borde. Estos son los agujeros para colgarlo.
Voltea la lata. Presiona suavemente la planta en la lata. Esta parte puede ser un poco complicada, así que sería bueno hacerlo en el fregadero/pileta o en el exterior.



Una vez que tengas la hierba en la lata, toma el filtro y corta un pequeño diamante en el centro, con una hendidura que se extienda hasta el borde de un lado.

Dobla el filtro de café alrededor de la hierba y pega con cinta adhesiva los bordes. Pégala al bote así la parte superior del filtro está apretado Esto ayudará a evitar fugas y que la tierra se caiga cuando voltees la lata.

 Usa la navaja tipo X-acto, corta un agujero de unos 1-2 centímetros de diámetro en el centro de la tapa de plástico. El tamaño del agujero realmente depende del tamaño de la planta. Demasiado grande y se escapará, demasiado pequeño y es posible que no pueda sacar la planta a través de él. En caso de duda, hacer primero uno pequeño.

No dejes de leer:
Cómo hacer aceite de Orégano y sus beneficios medicinales

Esta parte es difícil: Pasa cuidadosamente la planta a través del agujero en la tapa de plástico. La mejor manera que se puede hacer esto es tomar el centro de la planta, recogiendo todas las hojas juntas, y suavemente girar hasta que estén en una forma similar a una cuerda y no se salgan por todas partes.

 Una vez que tengas la tapa puesta con la planta, puedes pegarla con cinta adhesiva si la planta es especialmente grande o pesada. . A continuación, cortar la tela o papel en tiras con holgura suficiente para envolver completamente alrededor de la lata y quede un poco de solapamiento. Cortarla lo suficientemente amplia como para que haya alrededor de media pulgada adicional saliendo de la parte superior de la lata (lo que solía ser la parte inferior).  

Agarra la tela por un borde y coloca el mismo en el lado inferior de la lata, donde la planta sale. Pega con cinta adhesiva o pegamento el borde vertical de la tela a la lata, luego envuelve con la tela apretadamente alrededor de la misma. Se puede utilizar adhesivo en spray, pegamento o cinta adhesiva transparente para asegurar la tela. A continuación, dobla la media pulgada extra de tela o de papel en el interior de la parte superior de la lata y pega o pon cinta adhesiva en su lugar. Ten cuidado de no tapar los agujeros de riego.


  Traducción al español: equipo de Vida Lúcida Toda la traducción al español con derechos reservados. Fuente en inglés: www.persephonemagazine.com

No dejes de leer:
5 Tónicos poderosos para el corazón