Consejos Salud

Cómo hacer un spa casero para tratar la ansiedad y depresión

La palabra “spa”, junto con la lujosa visualización de un tiempo exclusivo para sí mismo, puede ser suficiente para ayudar a que la tensión en tus hombros, empiece a relajarse. Con un esfuerzo mínimo, es posible tener una experiencia de spa en casa para ayudar a tratar el estrés, la ansiedad y la depresión menor. Sigue leyendo para recoger buenas ideas para empezar desde ya, a planear tu spa casero y empezar a consentirte sin excusas.

spa casero en tina de baño

Cómo hacer un spa casero para tratar la ansiedad y depresión

Estas son 5 maneras de crear fácilmente desde la comodidad de tu casa, tu propio spa. No necesitas agendar citas con nadie, ni pagar por absolutamente ningún servicio, ya que tú misma podrás crear todo el ambiente perfecto para crear un spa casero con todo lo necesario para descansar tu mente, cuerpo y espíritu. Sigue estos consejos y verás cómo los spas comerciales serán cosa del pasado.

1. Libérate del estrés tecnológico y reserva tiempo a solas

Los dispositivos de medios portátiles, la televisión, la radio y otras fuentes de información deben estar apagados para comenzar la sesión de spa en casa. A veces es difícil alejarnos de la conectividad constante, pero esto es necesario para reducir el estrés, lo que ayudará a aliviar los sentimientos de ansiedad. Programar un mínimo de 30 minutos ininterrumpidos para un spa casero eficaz.

Cuando necesites relajarte en tu spa casero de la ansiedad o depresión, las interrupciones son inaceptables. Asegúrate de decirle a tus seres queridos que te dejen solo y decirles por cuanto tiempo. Programar un mínimo de 30 minutos ininterrumpidos para un tratamiento eficaz de spa desde la comodidad de tu casa para la depresión o ansiedad.

No dejes de leer:
Mezclar medicamentos con estos alimentos comúnes causan reacción

2. Conoce lo que funciona para ti

Piensa en estos sentidos: olor, tacto y audición. Lo que agrada a cada uno de estos sentidos tuyos es lo que debes asegurarte de añadir a tu tratamiento de spa en casa para tu depresión y ansiedad. Hacer un spa casero, es acerca de rodearse de lo que te hace sentir tranquilo y calmado.

Si la lavanda no es tu aroma favorito, puede no ayudarte a relajarte como lo hacen otros olores. Piensa en los olores que te inspiran y que te recuerdan tiempos agradables. Decide hacer lo que te hace sentir más reconfortante en tu cuerpo. Un auto-masaje, un baño de vapor caliente, una mascarilla exfoliante. La relajación de la música clásica o algo que se siente como un spa para ti, es otra manera de tratar el estrés durante tu sesión de spa.

3. Mantén los tratamientos cortos y sencillos

Investigadores han estudiado la eficacia de los tratamientos de spa en el tratamiento del estrés y la depresión. Muchas de las técnicas utilizadas en esta investigación se pueden reproducir en casa. Las técnicas de relajación estudiadas incluyeron un baño de masaje subacuático, un masaje jet en tina de hidromasaje, envolturas corporales de barro o envolturas de hierbas, e hidroterapia.

El estudio encontró que las terapias de spa con estos tratamientos inducen la relajación mental, reducen la ansiedad y ayudan a crear una sensación de bienestar. Estas investigaciones también indican que, tratamientos como estos, reducen la progresión del dolor y los trastornos crónicos porque mejoran la calidad de vida.

No dejes de leer:
Come este tipo de calorías para construir músculo en vez de grasa

spa casero

4. Disfruta del momento presente

Se puede decir que la ansiedad es preocuparse por cosas que aún no han sucedido, mientras que la depresión se trata de revivir el pasado que no se puede cambiar. Mejora tu estado de ánimo concentrándote en el aquí y ahora. Identifica las cosas que puedes ver, oler, saborear, oír o tocar en este momento. Inhala por una cuenta de cuatro, y exhala por una cuenta de cuatro. Haz esto en varias respiraciones. Ahora aumenta a la cuenta a cinco.

5. Revisa su estado de ánimo antes y después de un spa casero

Considera algunos movimientos de yoga fáciles o intenta una caminata al aire libre en la luz del sol para agregar estas terapias eficaces a tu tratamiento de relajación de spa casero. Según un estudio publicado en la revista Canadian Journal of Psychiatry, el ejercicio, la terapia de luz, la hierba de San Juan, los ácidos grasos omega-3, el SAM-e y el yoga, resultaron ser alternativas a la medicación para tratar la ansiedad y la depresión.

Si tu tratamiento de spa fue útil para reducir tu ansiedad o para mejorar tu estado de ánimo deprimido, toma nota de esto. ¿Si un baño de sal de Epsom funcionó bien para ayudarte a relajar, la luz de las velas y la música lo harían aún más beneficioso para ti? ¿Y qué tal si agregas la aromaterapia? El seguimiento de lo que intentaste y cómo te ayudó, te ayudará a saber lo que funciona en ti para mejorar tu estado de ánimo.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest