Autosuficiencia Medicina alternativa Medicina natural Salud

Cómo hacer un ungüento de hierbas y miel de abeja pura para el tratamiento de quemaduras y heridas.

Cómo hacer un ungüento de hierbas y miel de abeja pura para el tratamiento de quemaduras y heridas.

Ungüento de hierbas y miel de abeja pura. Nada es tan poderoso para alentar la curación de la piel como la miel en bruto. En combinación con hierbas medicinales con propiedades antibacterianas y antisépticas, esta pomada se debe tener en el kit de primeros auxilios de todo el mundo.

Espera hasta que lo pruebes. Un sólo uso y es todo lo que necesitas para poder ver sus ‘efectos sorprendentes. No querrás estar sin ella.

Beneficios de los ingredientes.

La belleza de hacer nuestros propios ungüentos medicinales en el hogar es la capacidad que poseemos para controlar los ingredientes. Deja que tu creatividad y sabiduría sobre las hierbas medicinales te guíe.

Los ingredientes son:

Aceite de oliva. Lleno de vitaminas A, D, E y K, el aceite de oliva nutre la piel para la cicatrización rápida.
Consuelda. Alienta a la reproducción de las células por lo tanto, trabaja para apoyar la reparación de los esguinces, contusiones, hinchazones, quemaduras y llagas.
Malvavisco raíz. Una maravillosa hierba anti-inflamatoria, que también suaviza la piel. Del mismo modo, es muy bueno para la curación y herida de quemadura, ya que contiene grandes cantidades de zinc y vitamina A.
Ajenjo. Reduce los efectos de la irritación y el dolor.
Corteza de hamamelis. Es anti-inflamatorio y propiedades astringentes, son excelentes para el tratamiento de ampollas, quemaduras, cortes y heridas.
Miel de abeja pura. La miel pura proporciona la base de este ungüento y es un agente antibacteriano bien conocido. La miel también es muy nutritiva, a menudo reduce el riesgo de infección y cicatrices.

No dejes de leer:
Aceite de coco con propiedades contra la demencia senil y el alzheimer

Usos:

-Primero o segundo grado de quemaduras en la piel
-Erupciones
-Quemaduras de sol
-Heridas menores
-Piel y los labios agrietados

Receta.

Ingredientes:


-1 / 4 onza de cada uno: consuelda seca, raíz de malvavisco, el ajenjo, y corteza de hamamelis
-1 1/4 taza de aceite de oliva
-4 oz de miel cruda
-1-2 Onzas de cera de abeja

Método.

1. Pesar las hierbas secas utilizando una balanza de cocina.

2. Prepara la infusión de aceite. Puedes hacer esto de tres maneras:

Infusion fría. En un frasco de vidrio, cubre las hierbas ya pesadas con 1 ¼ de taza de aceite. Revuelve para combinar, y permitir que la mezcla de aceite con las hierbas reposen durante 4-6 semanas.
Extracto de aceite caliente. En un frasco de vidrio, cubre las hierbas con 1 ¼ de taza de aceite. Revuelva para combinar. Coloca el frasco de vidrio en una olla en la estufa, o en una olla de barro, llena con unos cuantos centímetros de agua en la parte más baja (Asegúrete de poner una toalla en el fondo de la olla.). Infundir el aceite y las hierbas durante 4-8 horas, un día, o hasta 3 días.
Nota: Vea la olla y agregar el agua al evaporarse.
Alternativamente. También puedes hacerlo de esta manera: Coloca las hierbas y el aceite en una caldera doble y llevar a fuego lento. Poco a poco calienta de 30 a 60 minutos, comprobando con frecuencia para asegurarte de que el aceite no se sobrecaliente.


3. Colar el aceite y la infusión de hierbas a través de una gasa. Exprimir para extraer el aceite tanto como sea posible. Asegúrete de recoger por lo menos una taza de infusión de aceite de hierbas.

No dejes de leer:
Los efectos del ruido sobre nuestra salud.

4. En una cacerola, a fuego muy lento, derretir 1-2 onzas (dependiendo de qué tan consistente te gustaría que tu pomada) de cera de abeja. Se sugiere comenzar con la menor cantidad de cera y añadir más si es necesario. Nota: Para comprobar si la mezcla es la consistencia adecuada, debido a que la pomada se endurece al enfriarse, se sugiere la colocación de una cucharada de la mezcla en el congelador durante un minuto o dos. Si es suave, agregua más cera de abeja, si es demasiado duro, agregar más aceite.




5. Deja que se enfríe la pomada sobre el mostrador. A medida que se endurece, empieza a mezclar con una batidora eléctrica hasta que quede cremoso y suave.

6. Continúa revolviendo con una espatula hasta que quede se enfríe la pomada a unos 90-100 grados Fahrenheit. A continuación, agregua la miel de abeja. Mezclar bien.

7. Vierta la crema en un recipiente de almacenamiento, quizás un frasco de vidrio funciona muy bien. Se mantendrá durante un año cuando se almacena en un lugar fresco y oscuro.

Modo de empleo: Aplicar directamente sobre una quemadura limpia, ampolla o herida y poner una venda como lo haría normalmente.



Fuente: http://frugallysustainable.com/2012/06/how-to-make-an-herbal-raw-honey-ointment-for-the-treatment-of-burns-and-wounds/