Belleza Hazlo tu mismo Salud

Crema refrescante con lavanda para el cuerpo

Lavanda

La lavanda es ideal para relajar la piel cansada y maltratada por el medio ambiente. La lavanda es una hierba nativa de África del norte y en las regiones montañosas del Mediterráneo. La hierba de lavanda es muy beneficiosa para la piel y la belleza y se utiliza comúnmente en perfumes y champús para ayudar a lavar y purificar la piel.

Cómo funciona la lavanda

La lavanda se cultiva cada vez más para la producción de su aceite esencial, que proviene de la destilación de las espigas de flores de ciertas especies de la planta.

Se cree que el aceite de lavanda tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias que pueden ser utilizados para ayudar a sanar quemaduras leves y picaduras de insectos.

La investigación ha revelado que el aceite esencial de lavanda puede ser útil para el tratamiento de la ansiedad, el insomnio, la depresión, y la inquietud.

Algunos estudios incluso sugieren que la lavanda puede ayudar con los problemas digestivos, tales como vómitos, náuseas, gases intestinales, malestar estomacal e hinchazón abdominal.

Además de ayudar con problemas digestivos, la lavanda se utiliza para ayudar a aliviar el dolor de los dolores de cabeza , esguinces, dolores de muelas, y llagas. También se usa para prevenir la pérdida de cabello y repeler insectos.

Preparar la crema refrescante con lavanda

Para preparar esta refrescante crema de lavanda, necesitarás los siguientes ingredientes.

No dejes de leer:
10 maneras efectivas de curar el vértigo

Ingredientes:

– 4 cucharadas de aceite de coco
– 1.5 cucharadas de aceite de oliva
– 2 cucharadas de cera de abejas
– 1 cdta. miel de abejas cruda
– 3 cucharadas de gel de Aloe Vera
Cómo hacer Gel de Aloe Vera
– 2 cdta. lanolina
– 10 gotas de aceite esencial de lavanda
– 1 cápsula de vitamina E (opcional)

Instrucciones:

– A baño maría a fuego medio-alto, calienta los aceites, cera de abejas y miel.
– En otro baño maría independiente a fuego medio-alto, calentar el gel de aloe vera. Una vez derretido, mezclar con la mezcla de cera de abejas y revolver.
– Añadir lanolina y revolver.
– Una vez que la mezcla se haya derretido, bajar el fuego a bajo. Agregue la vitamina E y aceite esencial.
– Batir hasta que quede suave.
– Vierte la mezcla en pequeños tarros de cristal y dejar enfriar antes de cubrir.

Redacción: Vida Lúcida