Alimentación Autosuficiencia Hazlo tu mismo Recetas

Cómo hacer y conservar una mantequilla casera de durazno/melocotón con canela, jengibre y clavo de olor

Cómo hacer y conservar una mantequilla casera de durazno/melocotón con canela, jengibre y clavo de olor.


Ingredientes

     7 kgs. (aprox 15 libras) de duraznos/ melocotones (sin hueso y cortados en cubos)
     3 cucharadas de canela en polvo
     2 cucharaditas de jengibre molido
     1/2 cucharadita de nuez moscada recién rallada
     1/2 cucharadita de clavo molido
     1/4 cucharadita de cardamomo molido
     1/4 cucharadita de pimienta de Jamaica molida

Instrucciones

     Mezcla los melocotones en un procesador de alimentos o licuadora y mezcle hasta que esté suave.
     Vierte el puré del melocotón en una olla de fondo grueso, y agrega las especias. Cocina sin tapar a fuego medio-bajo, revolviendo frecuentemente, durante unos 60 minutos o hasta que espese en una pasta fina.
     Mezcla hasta que quede suave con una batidora de inmersión, se vierte en frascos de cristal y refrigera o envasa en frascos de vidrio usando el método del baño maría.


Cómo conservar la mantequilla melocotón

Puedes conservar esta mantequilla de melocotón en cualquiera de estas tres formas: congelada, envasada o por medio de la fermentación. Cada uno ofrece sus ventajas y cada uno ofrece sus inconvenientes.

     Congelación: Una vez preparado y enfriado a temperatura ambiente, mete la mantequilla de melocotón en bolsas de plástico ziploc, en botes de plástico libres de BPA o en frascos de vidrio para congelar (dejándo espacio suficiente como para permitir la expansión). La congelación conserva más nutrientes que el envasado, pero es menos económica.

No dejes de leer:
¿Sabes qué es MONSANTO?

     Fermentación: Para fermentar la mantequilla de melocotón, enfríala por lo menos a 100 F – aprox. 3°C, agrega suero fresco, o un cultivo iniciador para vegetales envasados ​y colócala en una vasija de fermentación. Fermenta de 3 a 5 días a temperatura ambiente y guardar en el refrigerador por hasta 8 semanas después de lo cual comenzará a perder sabor. La fermentación de mantequillas de frutas puede aumentar realmente el contenido de vitaminas y enzimas alimentarias, pero se creará un sabor agrio. También se ocupa mucho espacio en tu refrigerador.

     Envasar: Para envasar la mantequilla, verter en frascos para conservas, sella y procesa a baño maría. Tiempo en el baño de agua varía según lo alto, así que utiliza alguna investigación para mayor orientación. Envasar deriva a que haya la mayor pérdida de vitaminas sensibles al calor, sin embargo adecuadamente los alimentos envasados como esta mantequilla melocotón son buenas para varios años.

Fuente: nourishedkitchen.com
Traducción al español: equipo de Vida Lúcida.