Psicología Relaciones de pareja

Cómo la ruptura en una relación puede cambiar tu personalidad

En una relación a largo plazo, nuestra identidad está cada vez más entrelazada con la de nuestra pareja. Elizabeth Barrett Browning lo describió perfectamente cuando le dijo a su esposo, Robert Browning, “Te amo no solo por lo que eres, sino por lo que soy cuando estoy contigo. Te amo no solo por lo que has hecho por ti mismo sino por lo que haces de mí. Te amo por la parte de mí que sacas a la luz “.

relación rota causa cambios en la personalidad

De hecho, en algunos casos, esta sincronización es tal que podemos terminar confundiendo nuestros rasgos con los de nuestra pareja. Por lo tanto, tiene sentido preguntarse qué sucede cuando se rompe la relación. ¿Significa eso que nuestra personalidad cambiará? ¿Nuestra personalidad influye en la forma en que lidiamos con la rotura para que permanezcamos solos por más tiempo o nos induzca a buscar otro compañero de inmediato?

Cambios en la personalidad cuando termina una relación

Los hombres y las mujeres generalmente no reaccionan de la misma manera a la ruptura de la relación. Un estudio del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Baltimore descubrió que los efectos del divorcio difieren según el género. Estos psicólogos analizaron la personalidad de más de 2.274 personas mayores de 40 años y regresaron a su encuentro entre 6 y 9 años después. Entonces les preguntaron cuáles habían sido los acontecimientos más importantes de su vida y descubrieron cómo su personalidad había cambiado.

Así, encontraron que las mujeres que habían vivido un divorcio mostraron una mayor propensión a la extroversión y estaban más abiertas a nuevas experiencias, lo que puede atribuirse al efecto liberador de la ruptura. Por el contrario, los hombres divorciados parecían ser menos conscientes y emocionalmente más inestables, probablemente porque vivían la ruptura como un evento desmoralizador.

No dejes de leer:
Los 3 secretos para olvidar a tu ex pareja

Pero no todos los estudios cumplieron este patrón. Un grupo de investigadores alemanes analizó los rasgos de la personalidad de más de 500 hombres y mujeres de mediana edad tres veces a lo largo de 12 años.

Descubrieron que los hombres y las mujeres divorciados se habían vuelto menos extrovertidos. Sin embargo, esto se debe probablemente al hecho de que con la separación perdieron muchos amigos que compartieron con su cónyuge, lo que significaba que tenían menos oportunidades de socializar. Es interesante notar que estas personas mostraron una disminución en la confianza, tal vez porque ya no tuvieron que sostener continuamente al otro.

cambios de personalidad

Está claro que, aunque los efectos sobre lo extrovertido que se vuelven algunas personas no es muy significativos, si pueden tener un impacto importante en la vida, especialmente si consideramos que las personas extrovertidas tienen más probabilidades de encontrarse con un nuevo compañero y volverse a casar.

La rapidez con que puedes voltear la página depende de tu personalidad

Romper una relación no solo cambia ligeramente nuestra personalidad sino también nuestra forma de ver la vida e influye en cómo reaccionamos a esta situación. Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Lovaina analizó la personalidad de más de 2.000 personas que habían vivido un divorcio para descubrir qué tipo de relaciones nuevas las personas hacen durante los próximos siete años.

Entonces fue posible observar que las personas extrovertidas tenían más probabilidades de recuperarse rápidamente que otras. Los que tendían a la neurosis, por el contrario, estaban más inclinados a permanecer solos durante los siete años o pasar de una relación a otra sin encontrar a la persona adecuada para establecer una relación sólida. Sin embargo, las personas que mostraron una mayor conciencia estaban más inclinadas a formar una relación seria y esto duró mucho más.

No dejes de leer:
Por qué somos mejores solos, según la psicología

Una razón por la cual las separaciones son tan angustiantes es que pueden llevar a preguntarnos quiénes somos, especialmente cuando se trata de una relación larga, ya que nuestra identidad está entrelazada con la de nuestro compañero tanto que cuando lo perdemos, es como si hubiéramos perdido una parte de nosotros mismos. Esto significa que el concepto que tenemos de nosotros mismos se contrae y tenemos la sensación de que no sabemos exactamente quiénes somos, qué somos o hacia dónde nos dirigimos. Estos sentimientos pueden ser particularmente dolorosos para algunas personas.

Es interesante notar que los psicólogos de la Universidad de Stanford han descubierto que aquellos que tenían una visión rígida de sí mismos tienden a asumir el rechazo como algo más personal, sintiendo que la ruptura revelaba algo negativo sobre su carácter y, en consecuencia, la experiencia es aún más angustiante .

La buena noticia es que nuestra personalidad cambia con el tiempo, por lo que es posible encontrar una forma positiva de interpretar la ruptura, especialmente recordando que somos personas complejas y en evolución capaces de aprender de nuestros errores y seguir adelante. Esta opinión puede aliviar, en cierta medida, los efectos dolorosos de una separación que vemos como algo negativo.

Comparte esto: