Hazlo tu mismo Hogar

Cómo limpiar el horno de manera natural

Cómo limpiar el horno de manera natural

Si tu horno lleva mucho tiempo sin recibir el adecuado aseo es muy probable que no funcione adecuadamente y además, no es higiénico realizar las tareas de preparar comidas como debe ser. Para ello podemos mostrarte una manera natural de limpiar el horno que resultará muy efectiva por sus componentes.

El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos poderosos desinfectantes naturales, económicos y que además le darán un brillo sin igual al horno y otros accesorios de la cocina.

¿Cuál es la alternativa para limpiar el horno de manera natural?

La limpieza del horno realmente puede ser un trabajo muy costoso, dificultoso por la posición en la que tenemos que están para conseguir una limpieza a fondo. Se consume tiempo y los productos químicos que se utilizan en la mayoría de los limpiadores de hornos convencionales son tóxicos. Por ello debemos optar por limpiar el horno de manera natural y así aprovechar ese momento de desgaste para tener un resultado más que satisfactorio.

Es por ello que este manera que te mostraremos en particular es muy efectiva, ya que es muy fácil, barato y natural.

Qué necesitamos para limpiar el horno

  • Bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Guantes de goma
  • paño de cocina húmedo
  • plástico o espátula de silicona
  • botella de aerosol
  • vinagre blanco

Bicarbonato de sodio una solución natural

Hacer una pasta de bicarbonato de sodio y en un tazón pequeño, mezclar una taza de bicarbonato de sodio con unas cucharadas de agua. Debes mezclar hasta tal puntoq eu pueda hacerse una pasta con el bicarbonato de sodio.

No dejes de leer:
Cómo fabricar un extintor de fuego casero y simple.

Dependiendo del tamaño del tazón aproximadamente con 3 cucharadas de agua puede bastar para formar una pasta de bicarbonato que será una solución natural para limpiar el horno.

Cómo aplicar el bicarbonato de sodio para limpiar el horno

Deberás extender la pasta en toda la superficie interior de su horno, evitando el contacto de los elementos de calefacción. Usa guantes para en esta etapa si el horno está realmente muy sucio.

El bicarbonato de sodio se volverá de un color parduzco cuando frotes ciertas partes que estén muy grasientas.
Deberás dejar que la pasta de bicarbonato repose toda la noche sobre la superficie del horno o en su defecto unas 12 horas aproximadamente.

Después de haber transcurrido las 12 horas o toda la noche, toma un paño de cocina húmedo y retira la pasta de bicarbonato de sodio seca. Puedes usar una espátula de plástico o silicona para ayudarte a raspar la pasta según sea necesario ya que algunas veces es mucha lasuciedad del horno y con sólo un trapo húmedo no será suficiente.

Vinagre para limpiar el horno

Pon un poco de vinagre en una botella con atomizador y rocía en todas partes si sigues viendo residuos de bicarbonato de sodio en el horno. El vinagre reacciona con el bicarbonato de sodio y hará espuma.

No dejes de leer:
Cómo hacer una bolsa con franjas de gamuza reciclada

Retirar la espuma: Toma un trapo húmedo y retira la mezcla espumosa del vinagre y el bicarbonato de sodio restante. Repite hasta que todos los residuos de bicarbonato de sodio se hayan retirado por completo. Añadir más agua o vinagre para su paño, según sea necesario mientras se limpian para conseguir realmente que el horno quede limpio y brillante Sin dudas el bicarbonato de sodio te ayuda a limpiar el horno y el vinagre te ayudará a dejarlo como una maravilla.

Mezcla de bicarbonato de sodio con vinagre  para limpiar el horno

limpiar el horno

  • Si quieres hacerlo más potente y rápido, usa los dos ingredientes haciendo una mezcla con agua.
  • Has suficiente mezcla que quede algo reservado en el recipiente donde lo harás.
  • Coloca en toda la estufa esta mezcla con una esponja, sobre todo en las áreas manchadas con grasa.
  • Prende el horno a 100° C y mete dentro el recipiente (para horno) con la mezcla que te sobró. Deja por 45 minutos.
  • Una vez terminado ese tiempo, abre el horno y deja enfríar para posteriormente retirar fácilmente toda la suciedad con un trapo.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imagen: shutterstock