Hogar

Cómo limpiar fácil y naturalmente las persianas

Persianas

Para limpiar nuestro hogar hoy en día de tremendos ajetreos y prisas, y sobre todo de opciones de productos para la limpieza tóxicos, queremos soluciones prácticas y accesibles. La era de internet ya nos pone a nuestra disposición encontrar decenas de soluciones, y podemos escoger entre variadas alternativas para limpiar nuestro hogar de una manera rápida y amigable al medio ambiente. Al menos esa debe ser la opción a la que debemos apuntar debido a que, no sólo esta vida rápida de hacer las cosas nos llena de estrés, sino que además nos enferma debido al contacto frecuente que tenemos con productos químicos que incluso estudios, han demostrado que puede afectar a nuestros órganos, como la tiroides.

Pero más allá de estos conocimientos de los que debemos estar cada vez más actualizados, queremos ofrecerte una posibilidad de limpiar fácil y naturalmente las persianas.  Las persianas son uno de esos elementos decorativos de nuestro hogar que nos saca unos cuantos desesperos a la hora de limpiarlas, sobre todo, sino se ha aprendido la manera correcta de mantenerlas limpias. La siguiente técnica, además de que no es nada original ni novedosa, sí es simple y práctica, y apostamos a que no la coocías.

Esta es una técnica tres en uno: te dará rapidez al limpiar las persianas, no las maltraratrás ya que la manera antigüa y poco práctica hacía que se doblaran; y por último, las desinfectarás -desinfectando a su vez, todo su entorno.

Persiana

Manera obsoleta de limpiar persianas

Manera práctica de limpiar persianas

Qué necesitas para limpiar naturalmente las persianas

  • Vinagre blanco
  • Agua
  • 1 bol para mezclar
  • 2 calcetines que ya no uses – si es posible que tengan superficie algo rugosa para poder desvanecer mejor el polvo pegado. Será uno para quitar el povo y otro para limpiar con el vinagre.
No dejes de leer:
Cómo hacer trampas caseras para moscas

Vinagre blanco

Pasos para limpiar fácil y naturalmente las persianas

  1. Coloca un calcetín viejo en tu mano y limpia todo el polvo deslizando tu mano.
  2. Cuando tu calcetín se pone muy sucio, lávalo en un poco de agua limpia y repite el proceso de limpieza. Eso si están muy sucias las persianas.
  3. Mezcla a partes iguales, vinagre y agua tibia en un bol.
  4. Humedece el otro calcetín con la mezcla de vinagre y agua y empezar a desinfectar y limpiar a fondo.

Y eso es todo. Una vez terminada esta práctica, lavar los calcetines y secar para el próximo uso. Esta simple alternativa de limpiar tus persianas, evitará que se maltraten o queden mal limpiadas como sucedía con los otros recursos que se usaban anteriormente.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock