Jardín Reutilizar

Cómo cuidar las plantas con cáscaras de huevo

Si no tienes manos buenas para tus plantas ni eres el mejor en el cuidado de las mismas, se les puede dar un impulso con la ayuda de las cáscaras de huevo.

Beneficios de las cáscaras de huevo para las plantas

Las cáscaras de huevo en polvo y el agua que queda después de hervir huevos duros son ideales para las plantas.
He aquí por qué:

Las cáscaras de huevo contienen una alta cantidad de calcio, el cual las plantas aman. Deja enfriar el agua con la que herviste los huevos, y utilízala para regar tus plantas. Ellas te lo agradecerán – especialmente tus plantas de jardín solanáceas (tomates, berenjenas, pimientos, etc.)

Beneficios para la tierra

No se va a obtener mucho calcio con el agua como el de las cáscaras de los huevos, por eso, no tires las cáscaras, muélelas y agrégalas a la tierra, esto hará que el suelo esté más rico en calcio también.

También, se puede colocar en un círculo alrededor de una planta tierna para disuadir a las babosas y los gusanos y úsalas en lugar de piedras en el fondo de una maceta. Todas son buenas maneras de re-usar lo que normalmente se iría a la basura.

Eliminar las plagas

Para las plantas expuestas a los daños causados ​​por las babosas y los caracoles, como los tomates y caléndulas, las cáscaras de huevo son una buena línea de defensa. Una capa de cáscaras de huevo trituradas que rodean a estas plantas es una barrera para estas plagas hambrientas, ya que sus cuerpos blandos se lastimarán por los bordes dentados de las cáscaras de huevos. Lo mejor de todo, con cáscaras de huevo para hacer frente a las babosas y los caracoles es una alternativa natural a los productos químicos.

No dejes de leer:
50 Ideas decorativas y útiles para hacer con troncos de madera

Las cáscaras de huevo trituradas se pueden utilizar para bloquear los agujeros en macetas de plantas mientras que proporciona suelo con nutrientes cuando se descomponen. Este truco funciona para todo tipo de plantas de interior o en macetas, como las plantas araña, helechos y la hiedra, y es tan simple como colocar una capa de cáscaras trituradas en el fondo de un recipiente.

Redacción: equipo de Vida Lúcida.