Belleza Mujer remedios caseros remedios populares

Cómo mejorar el aspecto de la piel con bentonita

mascara de bentonita rostro mejorar el aspecto de la piel

Las arcillas se usan habitualmente por sus propiedades como cosméticos y medicinas. Son depurativas, desintoxicantes, antisépticas, regenerantes y cicatrizantes.

La bentonita también es conocida como la arcilla verde y se caracteriza por su efecto antibacteriano, remineralizante y purificante. Tiene capacidad para aportar a la piel frescura y elasticidad y es ideal para pieles grasas o mixtas por sus propiedades para regular el exceso de grasa en la piel.

Cómo mejorar la piel con bentonita

La bentonita hidrata y limpia la piel en profundidad, por lo que obtenemos una piel sana y con menos imperfecciones. Sus sales minerales estimulan los tejidos y es por ello que se convierte en un tónico facial y corporal. Por su contenido en sílice, aluminio y zinc regenera los tejidos y suaviza las cicatrices. Además tiene efecto refrescante y relajante.

Cómo usar la bentonita

Puedes usar la bentonita en mascarilla si tu piel presenta acné, o es excesivamente grasa, para eliminar puntos negros o impurezas.

Siempre se deben recurrir a utensilios que no sean de metal porque disminuyen las propiedades de la bentonita. Elige mejor un recipiente o cuenco de cristal, porcelana, barro o madera, y añade dos o tres cucharadas de arcilla verde que debes mezclar con un poco de agua libre de cloro y desmineralizada. Añade unas gotas de aceite de coco, almendras u oliva, y mezcla bien todos los ingredientes. Aplica sobre el rostro con una brocha. Una vez retirada, limpia bien la piel con agua tibia.

No dejes de leer:
5 mitos y verdades acerca del maquillaje permanente de ojos

Para obtener un buen resultado sobre tu piel, ten en cuenta las tres fases de la mascarilla de bentonita:

  1. Fase húmeda. La piel absorbe los minerales desde el exterior.
  2. Comienzo de la fase seca. La mascarilla al actuar estimula el flujo sanguíneo y cierra los poros.
  3. Fase seca. La mascarilla al estar excesivamente seca atrae la humedad de la piel a la superficie. El resultado es la deshidratación y la irritación.

Importante: Debes retirar de tu rostro la mascarilla cuando notes que su color es más claro, nunca cuando esté totalmente seca.

Bentonita en polvo

Otra opción es hervir el agua durante diez minutos y dejar enfriar antes de añadir la bentonita. Además puedes incorporarle alguna hierba a tu gusto a través de una infusión.

Las mascarillas no tienen por qué ser sólo para el rostro. Se pueden aplicar sobre las piernas para activar la circulación y así aliviar los problemas circulatorios y combatir la celulitis. En este caso, tras retirar la mascarilla se debe limpiar con chorros de ducha de agua fría para potenciar su efecto sobre la circulación sanguínea.

Puedes usar la bentonita en un baño de inmersión para hacer que la piel de todo el cuerpo se beneficie de sus propiedades. Introduce medio kilo de esta arcilla en el agua del baño. Puedes optar por agua fría o caliente a tu gusto. Relájate y disfruta de este baño de bentonita de media hora a cuarenta minutos. Todo tu cuerpo saldrá revitalizado.

No dejes de leer:
Ejercicios para la perder la papada sin liposucción

Redacción: Equipo de Vida Lúcida