Alimentación Nutrición Recetas Salud

Cómo preparar una leche de almendras fortificada

La leche de almendras es deliciosa y contiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Es esencialmente útil como sustituto de la leche e vaca para personas que son intolerantes a los productos lácteos y se puede tomar en cereales, cafés, chocolatadas, horneados, sopas, etc.

Lechada de almendras y avena

Leche de almendras con avena

Sin embargo, hoy te ofrecemos una receta de leche de almendras fortificada debido a que le agregaremos un ingrediente más que la hará aún más saludable convirtiéndola en una lechada de almendras deliciosa, es de consistencia más espesa que si fuera solamente de almendras, tiene más un aspecto de leche cremosa debido a que además, le agregaremos una porción saludable de avena. Puedes tomarla acompañada con lo que te guste, o si lo prefieres, sola. Es deliciosa y además es muy nutritiva, ya que tanto la avena como las almendras son una gran fuente de energía.

Propiedades de la lechada de almendras y avena

La avena, por su fibra ayuda a mejorar el tránsito intestinal y los betaglucanos forman una capa fina que protege el intestino. El ácido linoleico y la fibra hacen que el colesterol no pase fácilmente al intestino. Así, el organismo está más protegido contra la arterioesclerosis, hipertensión e infartos. Durante la gestación, la avena es de gran ayuda al desarrollo del feto y, durante la lactancia, es muy favorecedora para la producción de leche materna, además aporta gran cantidad de vitaminas y minerales a la misma. La avena baja los niveles de azúcar en la sangre. Esto hace que sea eficaz en el tratamiento de la diabetes no insulínicas.

No dejes de leer:
Salud - Nuevo plan alimenticio.

Las almendras, son ricas en proteínas, calcio, y vitamina E, por lo que es un valioso antioxidante. Contiene fibra soluble ideal para estimular los movimientos intestinales y da sensación de saciedad. La almendra es también rica en proteínas (19 g/100 g).

El hierro, magnesio, el fósforo y el manganeso son otros de los minerales que nos aportan las almendras. Las almendras ayudan a los problemas cardiovasculares, ya que sus aceites actúan directamente para ayudar a limpiar arterias.

lechada de almendras y avena leche

Cómo preparar leche de almendras

Ingredientes

  • 3 tazas de avena de grano orgánica
  • Agua la necesaria
  • 33 almendras peladas

Preparación

  1. En un tazón agregar la avena, las almendras y el agua hasta el tope. Tapar y reservar por 6 horas.
  2. Pasado ese tiempo, eliminas el agua, y vas a licuar por cada taza de avena remojada, 11 almendras con ella.
  3. Si es necesario agregar más agua hasta obtener la consistencia deseada.
  4. Colar y servir, fría o caliente.
  5. Endulzar es opcional, pero puede ser con miel de abejas o estevia.
  6. Acompáñala en licuados, cereales, cremas, chocolatadas, café, etc.

Redacción: Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock