recetas veganas

Cómo preparar leche de Quinoa

Leche de quinoa

Los beneficios de la semilla de quinoa fueron reconocidos por primera vez por los antiguas tribus incas hace miles de años. Ellos atribuyen su resistencia y destreza como guerreros al consumo de este alimento. En los tiempos modernos, hombres y mujeres conscientes de la salud se han subido a este tren reconociendo los beneficios del consumo de quinoa en varias formas, incluyendo la leche de quinoa.

La leche quinoa es rica en proteínas

A diferencia de otros tipos de leche a base de plantas, la quinoa es rica en proteínas. Como resultado, los veganos en busca de una manera de agregar proteínas a su dieta, pueden conseguir saciar esta necesidad a través de esta bebida. También, hay otros nutrientes en la quinoa tales como hierro, manganeso y cobre que dan la energía y piel brillante a los consumidores.

La leche de quinoa es libre de gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en: el trigo, harina blanca, salvado de trigo, espelta, triticum, entre otros alimentos. Algunas personas son alérgicas a esta sustancia y después de ingerirlos experimentan hinchazón y diarrea. Dado que la leche de quinoa es libre de gluten, los individuos en esta categoría pueden disfrutar de esta bebida sin ninguna reacción adversa.

La leche quinoa es mejor que la leche de vaca para los diabéticos

Nutricionistas a menudo advierten a los diabéticos contra los peligros de los carbohidratos y los alimentos ricos en azúcar. Ambos elevan la glucosa en el cuerpo. Desde que la quinoa es rica en proteínas, lo que ralentiza la producción de glucosa, es una bebida que los diabéticos pueden beber.

No dejes de leer:
Tortitas fritas de quinoa con salsa de ajo

La leche de quinoa es ideal para personas intolerantes a la lactosa

Hoy en día, el 65% de los adultos no pueden digerir la lactosa (azúcar) en la leche de vaca. Ellos carecen de la enzima que descompone la lactosa. Como resultado, después de beber esta sustancia experimentan calambres, distensión abdominal, náuseas, flatulencia y diarrea. Para los adultos que quieren incorporar una forma de leche en su dieta, la leche de quinua sin lactosa es un sustituto impresionante.

La leche de quinoa promueve una piel sana

Para las personas que sufren de problemas de la piel, la leche de quinua es un salvavidas. Contiene lisina, un bloque de construcción para la síntesis de elastina y colágeno. Ambos factores promueven una piel suave y flexible.

La leche quinoa puede ser hecha en casa

Los ingredientes necesarios para crear la leche de quinoa se pueden comprar en una tienda local de alimentos saludables. La receta es simple y de costo accesible. He aquí una receta:

Ingredientes

  • 1 taza de granos de quinoa
  • 2 tazas + 5 – 6 tazas de agua
  • Extracto de vainilla 1 cucharadita
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Jarabe de agave o de abejas 1 cucharada (opcional)

Instrucciones
Remojar la quinoa durante la noche en agua y drenar el agua el día que vayas a cocinarla (también puedes lavarla con agua corriente para eliminar las saponinas amargas). Cocina 1 taza de quinua con 2 tazas de agua. Una vez cocida, añadir sólo la quinoa cocida a la licuadora con 2 tazas de agua. Mezcla en alto hasta que quede suave. Añadir agua para consistencia deseada, mezclando la mezcla después de cada adición. Se puede necesitar hasta 6 tazas de agua para lograr una consistencia adecuada. Agregar el extracto de vainilla y la canela. Vierte la leche en una bolsa para colar leches vegetales, sostenla sobre un tazón o jarra grande. Masajear el contenido hasta que todo el líquido haya pasado a través del material – dejando sólo la “pulpa” detrás. Si lo deseas es el momento de endulzar con el agave, si quieres una leche más dulce. Tienes lista la leche de quinoa. Sirve fría o caliente.

No dejes de leer:
5 Aperitivos vegetarianos saludables libres de gluten, soja y lácteos

Investigación y redacción: Vida Lúcida