Adelgazar Bajar de peso

Cómo quemar las grasas localizadas

grasas localizadas tratamientos

Quemar las grasas localizadas y lograr un cuerpo bien modelado es el deseo de muchas mujeres. Para adelgazar de forma saludable, es necesario una dieta elaborada por un nutricionista e invertir en la practica de ejercicios físicos aeróbicos asociados a la tonificación y que ayuden a quemar las grasas localizadas ya que estas grasas son resistentes a todo tipo de dietas y deben ser tratados adecuadamente.

Dónde se depositan la grasas localizadas

Otra de las preocupaciones de los hombres y mujeres por igual son las grasas localizadas, o los depósitos de grasa locales , que son resistentes a la dieta y el ejercicio. Estos depósitos se encuentran en la grasa subcutánea justo debajo de la piel que es diferente a la grasa visceral que se encuentra en la cavidad peritoneal recubriendo varios órganos (estómago , hígado, intestinos, riñones, etc.).

Los depósitos de grasas localizadas se encuentran en la zona del bajo vientre, muslos exteriores y áreas del cuerpo donde es más propensa la aparición y formación de la celulitis.

Debido a que estos depósitos tienden a ser resistentes a los ejercicio y dietas, muchas personas se desaniman cuando sus
esfuerzos no logran eliminar las grasas localizadas. Existe una demanda creciente en el mercado para el tratamiento de estos depósitos grasas resistente  y una gran oportunidad de negocio para los médicos.

Cada uno de nosotros almacena las grasas localizadas en lugares que están predeterminados genéticamente o condicionados por las hormonas. Es por eso que la mayoría de nosotros tenemos el cuerpo de forma similar a nuestros padres o abuelos. No se conoce ninguna forma de modificar la manera en que se distribuye esta grasa.; y no se puede quemar la grasa de manera selectiva con los ejercicios o una dieta.

Puedes hacer ejercicio y perder peso, pero la genética determina la zonas donde más almacenerás grasa y esa grasa no puede ser eliminada sólo trabajando esa zona, ya que se consume la grasa de todo el cuerpo al hacer el ejercicio y generalmente se adelgaza primero las partes con menos grasas localizadas por más que no estés trabajando esa zona.

Evitar la formación de grasas localizadas

grasas localizadas

Una de las maneras de combatir la grasas localizadas, es mediante su prevención y evitando que se formen, de esta manera te ahorrarás todo el trabajo. Pero no siempre resulta fácil saber adecuar el mejor plan de dietas, ejercicios y buenos hábitos de vida para evitar que las grasas localizadas lleguen a formarse.

No dejes de leer:
5 malas prácticas que debemos evitar al intentar adelgazar

Uno de los punto principales es el de la alimentación correcta.

Grasas que debes evitar en tu alimentación

Hay dos tipos principales de grasas potencialmente dañinas que debes evitar, la grasa que está saturada en su mayoría y grasa que contiene grasas trans:

La grasa saturada

La grasa saturada es un tipo de grasa que proviene principalmente de fuentes animales, como la carne roja, aves y productos lácteos ricos en grasa. La grasa saturada aumenta los niveles de colesterol en sangre total y de lipoproteínas de baja densidad, que pueden aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular. Grasa saturada también puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.

Las grasas trans

Este es un tipo de grasa que se encuentra naturalmente en algunos alimentos en pequeñas cantidades.Pero la mayoría de las grasas trans se hacen a partir de aceites a través de un método de procesamiento de alimentos llamado hidrogenación parcial.

Los estudios demuestran que estas grasas trans parcialmente hidrogenadas pueden aumentar el colesterol malo LDL y bajar el colesterol bueno HDL. Esto puede aumentar el riesgo de padecer la enfermedad cardiovascular.

La mayoría de las grasas que tienen un alto porcentaje de grasa saturada o que contienen grasas trans son sólidas a temperatura ambiente. Debido a esto, estas grasas trans están presenten en la grasa de vacuno, grasa de cerdo y la margarina en barra. Evitar estos alimentos te ayudará también a evitar la acumulación de grasas localizadas en cualquier parte del cuerpo.

Grasas de un dieta saludable

acidos grasos saludables para reducir las grasas lozalizadas

 

Los tipos de grasas en la dieta potencialmente útiles son en su mayoría grasas no saturada:

La grasa monoinsaturada

La grasa monoinsaturada se encuentra en una variedad de alimentos y aceites. Los estudios demuestran que comer alimentos ricos en grasas monoinsaturadas (MUFA) mejora los niveles de colesterol en la sangre, lo que puede disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca. La investigación también muestra que estas grasas pueden beneficiar los niveles de insulina y el control de azúcar en la sangre, que puede ser especialmente útil si padeces diabetes tipo 2.

La grasa poliinsaturada

Este es un tipo de grasa que se encuentra principalmente en alimentos y aceites de origen vegetal. La evidencia muestra que el consumo de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas (AGPI) mejora los niveles de colesterol en la sangre, el consumo de este tipo de grasas puede prevenir la formación de grasas localizadas.

No dejes de leer:
El té blanco, una opción natural para adelgazar

Los ácidos grasos omega 3

Un tipo de grasa poliinsaturada se compone principalmente de ácidos grasos omega 3 y puede ser especialmente beneficioso para el corazón. El omega 3 se encuentra en algunos tipos de pescados grasos, y puede disminuir el riesgo de enfermedad arterial coronaria. También puede proteger contra latidos irregulares del corazón y ayudar a mejorar los niveles de presión arterial. Hay fuentes vegetales de ácidos grasos omega-3. Sin embargo, el cuerpo no los convierte y lo utiliza como sucede con los ácidos grasos omega-3 del pescado.

Programa de ejercicios y alimentación

Si quieres perder la grasa abdominal, lo que necesitas para ti mismo en un programa de ejercicios y una alimentación equilibrada. Tienes que ponertu cuerpo en el estado tal, para que tus hormonas puedan movilizar las reservas de grasa. Pero ¿cómo se hace esto?

Tu dieta debe tener un déficit de calorías, y tiene que estar centrado en torno a la mejora de la sensibilidad a la insulina de manera que las hormonas puedan movilizar las grasas. A medida que tu sensibilidad a la insulina mejora, necesitas cada vez menos insulina para el transporte de la glucosa de los carbohidratos (y proteínas) a las células. Como los niveles de insulina se reducen, el cuerpo es capaz de liberar ácidos grasos. No puedes hacer esto cuando los niveles de insulina son altos, ya que la insulina es una hormona de almacenamiento.

Otros tratamientos para eliminar la grasa localizada

Drenaje linfático manual: Otra excelente alternativa para quienes buscan modelar el cuerpo y adelgazar, es el drenaje linfático. Esta opción reduce la hinchazón por la retención de líquidos y elimina la celulitis. El proceso es realizado en varias sesiones alternadas para lograr mejores resultados.

Ahora que ya sabes el mito de la focalización de pérdida de grasa y por qué es fisiológicamente imposible eliminar grasa de un lugar específico, deja de planificar tus entrenamientos alrededor de donde quieres perder la grasa. En su lugar, debes centrarte en ser coherente, equilibrado, realizar buena cantidad de ejercicios, y asegurarte de que estás comiendo los alimentos adecuados para poner tu cuerpo en un estado de la quema de grasa.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imagen: shutterstock