Psicología Reflexiones

Cómo saber si estás educando correctamente a tus hijos

Hay ciertos tips para saber si estamos educando correctamente a nuestros hijos, se trata de evaluar la forma de educar, la manera de hacerlo y la respuesta que obtenemos mediante la práctica de la educación, todo puede ser corregido, incluso nuestra manera de educar.

Cómo saber si estás educanto correctamente a tus hijos

¿Qué principios pueden los padres incluir en la educación de los niños que les garantice una formación correcta? Como padres, seguimos ciertos principios en nuestros roles. A menudo, estos principios se superponen y todo lo que hay que hacer es reconocer y reforzar estas áreas. En este artículo te mostramos si la forma de educar que haz adoptado es la más correcta y beneficiosa para tus hijos.

Educa correctamente a tus hijos

Lo primero que necesitarás es aprender a hacerles preguntas bien pensadas. En un estudio realizado a un grupo de padres representantes en el reino unido, una madre comentó: “Cuando mi hija salió de su clase un día poco después de comenzar su curso, yo le pregunté: “¿Qué has hecho hoy en clase? ‘. Ella respondió: “Estornudé ‘. Me di cuenta de que si quería obtener alguna información útil acerca de lo que había hecho en clase, tendría que cambiar mi línea de interrogatorio”.

Preguntas bien pensadas tales como: “¿Qué (o quién) es ‘; “¿Qué colores usó? ‘; “¿Me puedes mostrar cómo lo hizo? ‘; “¿te gustó lo que hizo? ‘; “¿Qué otras cosas hicieron hoy que te gustan? ‘; ‘¿Con quién jugaste?’ pueden proporcionarte información útil sobre lo que tu hijo hizo en la escuela o como se sintió durante el día. Educar a un hijo sin gritos es una tarea progresiva, así que no pierdas la calma.

Comprende cual es su mejor entorno

Esta es una habilidad que se aprende. Dejar unos minutos al final de una lección para que los niños hagan lo que más les guste, es siempre una buena idea. Para los niños de entre 3 y 6 años, es más beneficioso darles una razón y explicarles el ¿Por qué?’ harán determinada actividad. En cambio, para educar un bebé, se necesita proporcionarle indicaciones gráficas que ilustren los sentimientos, por ejemplo, divertido, emocionante, interesante, fácil, duro y aburrido, etc.

No dejes de leer:
5 Maneras de lidiar con el bullying

A menudo puedes ayudarle a generar respuestas positivas y coherentes. El uso de la artesanía o libros de actividades para provocar reacciones también es útil. La reflexión se construiría más adelante en la auto-reflexión, de modo que se reforzará el hábito, lo que permite a los niños reconocer el valor de las actividades que les planteamos, a la vez que ellos se sentirán felices de contar con tu apoyo.

Refuerza el comportamiento deseable

Los primeros años de aprendizaje deben contener temas y valores que son deseables en general en oposición a la cultura específica. Deben incluir el compartir, dar las gracias, ayudar a los amigos, pedir disculpas, perdonarse unos a otros, aceptar a los demás, trabajar en equipo y ser educados. Seguir estos parámetros te garantizan tanto a ti como a tus hijos, que están recibiendo la educación correctamente.

Para los padres, dejar que los niños hablen cortésmente con los dependientes de comercio y personas en ascensores y restaurantes es una forma positiva para mantener el verdadero contexto para ellos. Además, fomentar el comportamiento positivo cuando se juega con amigos o pedir ayuda, apoya el proceso enormemente.

Evita a toda costa las comparaciones

En muchos países, los niños son clasificados y medidos contra sus compañeros sólo para entrar en un jardín de infancia. Sin embargo, nunca se nos ocurriría clasificar a nuestros hijos en el hogar.

Todos los niños tienen una serie de puntos fuertes, pero estos no serán evidentes todos a la vez. La ausencia de clasificación significa que los niños puedan desarrollar sus habilidades y tratar otras nuevas en un ambiente relajado y natural. También significa que los maestros puedan pasar más tiempo ayudando a los niños a desarrollar esas habilidades sin sentir presión para asignar una calificación a ellos.

No dejes de leer:
5 cosas que una mujer segura de sí misma hace diferente

La cuestión de confianza es de suma importancia. Si los niños pequeños pueden aprender inglés de una manera divertida, creativa e incluyente, la esperanza es que esto apoyará a que los estudiantes estén felices con el nuevo aprendizaje, seguros que en el futuro, no verán el inglés como un obstáculo a superar, o simplemente otra materia escolar que tendrán que pasar.

Alaba sus fortalezas y el esfuerzo a la par

Dar alabanza puede ser complicado. Tanto los padres como los profesores, naturalmente, quieren animar a los niños e inculcar un sentido positivo de los logros, pero esto a menudo toma la forma de felicitaciones bastante genéricas, tales como ‘bien hecho’, o ‘buen trabajo’. En un salón de clases, también tienden a ser reservados para el progreso académico. Mientras que el elogio en sí mismo es alentador, puede ser mucho más eficaz cuando la orientación es específica.

Una forma de hacerlo es encomiando un punto en particular de manera sincera, por ejemplo decirles “te felicito por ser un buen compañero”, “eres muy bueno con los números”, “gracias por tu buena respuesta” o “me gusta mucho cuando me dices cómo te sientes”. Al hacerlo así, estás reforzando cómo es la manera correcta de actuar. Para los niños pequeños, esto es por lo menos tan importante como el resultado.

En resumen

Para que tus hijos sean bien educados y felices, tú debes serlo primero. Hay un dicho que reza “las palabras mueven pero el ejemplo arrastra”, así que no hay mayor manera de educarlos que con tu buen ejemplo. Si no quieres que digan groserías, esfuérzate por lo menos en no decirlas frente a ellos y tampoco reírte cuando se las escuches a otros y menos a ellos. Si no quieres que respondan mal a su papá, debes servirle de modelo y viceversa. De ésta manera te asegurarás de saber cómo educar correctamente a tus hijos.

Comparte esto: