Psicología Relaciones de pareja Salud emocional Superación

Cómo superar una separación de pareja

Cómo superar una separación de pareja

La mayoría de las personas coinciden que el amor es el mejor sentimiento del mundo, nada se compara con encontrar una pareja que no solamente nosotros amamos, sino que él o ella siente ese mismo amor hacia nosotros.

Para superar una separación de pareja deberás poner en marcha una serie de mecanismos que te permitan enfrentar la situación y tener la responsabilidad de comenzar un nuevo camino sin culpas, ya que una separación de pareja en muchos casos es una solución y no una pena.

Cómo enfrentar la separación de pareja

Pero, ¿qué pasa cuando uno de los dos ya no lo siente? O Cuando descubrimos que esa persona no sólo no era la persona que creíamos, sino que es alguien que nos está causando daño. O simplemente no funciona la relación por múltiples razones, esto sucede muy a menudo, la separación es uno de los problemas más comunes en la sociedad, pero a veces es la única solución.

Puede ser que uno de los dos decide que es mejor tomar cada uno su camino, y así de simple alguien tan importante en nuestras vidas puede irse, haciéndonos sentir que hemos perdido todo y de este modo debemos enfrentar la separación de la pareja.

Cómo afrontar una separación de pareja

Pero no todo está perdido, existe una vida, la cual teníamos antes de conocer a esta persona que hasta quizás resulte mejor. En mucho casos, la separación prepara a la persona para afrontar la relación de pareja con más experiencia y madurez, dándose otra oportunidad para experimentar un amor más completo. ¿Pero cómo comenzamos a reconstruir nuestras vidas?

No dejes de leer:
7 errores que cometen hasta las parejas inteligentes

Primeros pasos tras la ruptura de la pareja

Por empezar, es recomendable quitar de la vista todos aquellos objetos que nos hagan acordar a nuestra ex pareja. Siempre lo recordaremos, pero no es necesario conservar objetos que quizás al verlos nos provocan angustia, y es necesario saber marcar un fin, hacer un antes y después para poder darnos la oportunidad de crecer y superar la separación.

Cada vez que recordemos nuestra relación debemos destacar los buenos momentos vividos juntos, de nada sirve guardar rencor hacia la otra persona. Los buenos sentimientos nos ayudarán a superar la separación de pareja y nos liberarán de las cargas del pasado que muchas veces nos detienen en el avance hacia una vida mejor.

El proceso de inventar un nuevo camino

Por otro lado siempre es bueno conocer gente nueva, aunque seguramente no tengamos necesidad ni ganas de hacerlo, las nuevas relaciones nos ayudarán en el proceso de adaptación a un nuevo camino, que no tiene porqué ser acompañado de una nueva pareja, sino que tiene más que ver con el reencontrarnos a nosotros mismos, y cuando queramos acordar ya no sentiremos ese malestar producto del vacío emocional.

También es aconsejable frecuentar nuevos lugares, esto es parte de del proceso de duelo y conciliación con la vida que tenemos independientemente de quién sea nuestro compañero de viaje.

No dejes de leer:
10 consejos para sentirte más vital y saludable.

Tras la separación deberás enfocarte en ti mismo

Luego de la separación es momento de preocuparnos por nosotros, hacer aquello que siempre quisimos hacer y no nos animamos, mimarnos y poner atención en nuestro bienestar. Antes quizás nos preocupábamos por el bienestar de nuestra pareja o de ambos, pero ahora debemos hacerlo sólo por nosotros, y entendiendo que siempre debemos actuar de este modo, prepararnos y ser felices solos para luego poder entregarnos libres a otra persona y no usarla para conseguir la felicidad ni el bienestar.

Animarnos a algún cambio estético puede hacer que nos sentimos renovados y además hará que nos ocupemos más en nuestro aspecto físico, esto parece superficial, pero podemos ocupar nuestra mente en lo que deseemos siempre que eso no nos perjudique.

Una separación no tiene porqué ser un fracaso, ni mucho menos algo que nos quite la libertad y la felicidad, al contrario, el hecho de haberse separado, independientemente de la situación que haya llevado a hacerlo, nos da la oportunidad de madurar y crecer, sabiendo que las relaciones de pareja se hacen como un acuerdo de dos personas que se juntan para vivir la vida de la mejor manera, no para tener que soportar ni encajar a la fuerza con otro.

Descubrirlo quizás nos haga pasar por no sólo una, sino varias separaciones, pero es positivo saber que se puede superar, y que es necesario cuando ambos ya no pueden vivir juntos.

Redacción equipo de Vida Lúcida.