Dietas Nutrición Recetas

Cómo sustituir la carne en la dieta

sustituir la carne

Para disponer de una buena salud es conocido que debemos consumir todo tipo de nutrientes. La carne en concreto nos aporta proteínas. Pero en muchos casos, por determinadas enfermedades como pueden ser la hipertensión arterial o el colesterol alto, se hace necesario disminuir la ingesta de proteínas animales.

Por ello es esencial conocer cómo sustituir la carne en la dieta y así poder seguir manteniendo en equilibrio a nuestro organismo para que no disminuyan sus niveles de hierro.

Cómo sustituir la carne

Las legumbres son uno de los mejores alimentos para sustituir la carne, se pueden realizar en una gran variedad de platos como potajes, estofados, guisos o cocidos.

Usar la legumbre como sustituto de la carne

1. Las lentejas son fuente de proteínas pero también de vitamina B y minerales.
2. Los garbanzos no poseen tanta proteína como las lentejas, pero por el contrario su contenido en hierro es casi tres veces mayor al de la carne.
3. Las judías y alubias son bajas en grasas, y contienen alta cantidad de hierro y fibra.
4. Quinoa, esta semilla puede suplantar la carne debido a que contiene todos los aminoácidos esenciales con los que se construyen las proteinas, además del aporte de fibra extra que brinda en la dieta.

No dejes de leer:
Saludable mermelada de arándano y fresa

Los frutos secos una manera de sustituir la carne

frutos secos para sustituir la carne

Los frutos secos como las almendras, las nueces, el pistacho, las pasas de uva, el albaricoque o los dátiles son una gran fuente de proteínas, minerales y también de vitamina E. Pueden consumirse en combinación con vegetales, añadirlos a salsas o arroces, o tomarlos en el desayuno junto con yogur o cereales.

Los huevos

Los huevos también pueden sustituir la carne y aporta muchas proteínas. Pero para evitar provocar problemas con el colesterol, se puede consumir sólo la clara en vez de la yema. Le mejor manera de cocinarlo es hacerlo hervido, porque si lo consumimos frito no es tan saludable. Se pueden añadir a arroces o ensaladas.

Cereales integrales para suplantar la carne

Los cereales poseen carbohitrados, proteínas, sales minerales y vitaminas que pueden suplantar la carne. Los más comunes son el arroz, la avena, el trigo, el centeno, la cebadla y el maíz. Además. si los cereales son integrales conservan más nutrientes. El arroz integral tiene el privilegio de ser el cereal más proteico, comparable su aporte al de la carne. Se pueden preparar en rissottos, paellas, pastas.

Verduras

Las verduras. Hay una gran variedad de ellas en el mercado y se pueden aderezar para hacerlas aún más sabrosas. La mayoría de verduras frescas carecen de los aminoácidos que contienen azufre por lo que las verduras se deben complementar con cereales, frutos secos y semillas que permiten suplir dicho déficit. Las nueces se convierten así en el complemento ideal para las platos a base de judías verdes, coles de Bruselas o los guisantes.

No dejes de leer:
Excelente receta para fulminar un resfriado

Para ampliar la información visita: Las 7 fuentes de proteínas basadas en vegetales.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida