Medicina natural Salud

Cómo tratar el dolor de la ciática

Ciática

Puedes experimentar un dolor leve y entumecimiento, o una fuerte sensación de ardor dolorosa que afecta a un lado del cuerpo. El malestar y el dolor de la ciática pueden exigir a la persona quedarse en la cama, y ​​la mayoría de ellas suelen tomar ibuprofeno o algún otro medicamento de venta libre para aliviar el dolor. Esta situaciones y más pueden ser constantes en las personas que padecen de la ciática, la cual, definiéndola correctamente significa: dolor muy fuerte que recorre la parte trasera de la pierna hasta el pie y que se debe a la compresión, inflamación o irritación del nervio ciático.

En este artículo, vamos a darte ocho maneras naturales para tratar la inflamación y aliviar el dolor de la ciática.

La acupuntura para el dolor de la ciática

Este tratamiento alternativo consiste en insertar agujas de pelo fino en ciertos puntos del cuerpo. La acupuntura estimula el flujo de energía y también contribuye a la adecuada función nerviosa. Debes sentir algo de alivio después del primer tratamiento, pero mucha gente se beneficiaría al recibir unas cuantas sesiones.

Parece que últimamente, la acupuntura es más popular que nunca. Se utiliza en el tratamiento de diversas condiciones de salud, como el alivio de la migraña, estimulando el flujo linfático, la fibromialgia, el tratamiento del estrés y ayudar a dejar de fumar.

Ajustes quiroprácticos

Los estudios basados ​​en los ajustes quiroprácticos han mostrado diferentes niveles de eficacia en el tratamiento del dolor de la ciática, y muchos pacientes han experimentado un alivio significativo. La manipulación de la columna vertebral puede restaurar la movilidad, mejorar la función, reducir la inflamación, disminuir el dolor y promover la curación natural.

Bolsas de hielo

Las compresas de hielo o un paquete simple de guisantes congelados envueltos en una toalla, puede hacer maravillas para proporcionar alivio instantáneo para la ciática. Aplicar los paquetes directamente sobre la zona afectada durante 20 minutos, cada dos horas, hasta que el dolor haya desaparecido por completo.

No dejes de leer:
Los increíbles beneficios del arroz para la piel

Temperaturas alternas

Las compresas de hielo son una forma de obtener un alivio inmediato, pero el nervio ciático se encuentra profundamente en el cuerpo, por lo que los paquetes no pueden ir más profundo a donde se encuentra la inflamación.

Para aliviar el dolor de la ciática, aplica una compresa caliente, justo después de aplicar la bolsa de hielo – o mejor aún, tomar un baño caliente. Alternando las temperaturas, puede aumentar el flujo de la circulación y la linfa. Esto reducirá la inflamación más profunda y ayuda en el proceso curativo. Para mejores resultados, añadir un poco de sales de Epsom o hierbas antiinflamatorias o aceites esenciales a tu baño.

Estiramientos leves (yoga)

Cuando luchas con la ciática, moverse es probablemente la última cosa que viene a la mente. Pero es importante ser activo, porque de lo contrario el dolor puede durar más tiempo. Muchas personas han confirmado que los estiramientos de yoga o de espalda suaves realmente mejoran tu proceso de curación.

Consumo intenso de agua

Una hidratación adecuada es esencial para la buena salud. Beber grandes cantidades de agua lubrican tus huesos y articulaciones, lo que los hace menos susceptibles a las lesiones. Además, los músculos y las articulaciones se vuelven más elásticos y con movilidad.

Baño caliente con sales Epsom

Un baño caliente con sales Epsom es una perfecta relajación y terapia para aliviar el dolor. Las propiedades curativas de las sales de Epsom mejorará tu salud en general, y el agua caliente va a mejorar significativamente la circulación sanguínea y aliviar el dolor muscular.

Masaje

Masajes profundos o terapias de puntos gatillo han demostrado un gran éxito en el tratamiento de los espasmos musculares, dolor y entumecimiento de las piernas y de los pies. Aceites de hierbas infundidas y aceites esenciales también te darán buenos resultados para el dolor de la ciática.

No dejes de leer:
Cómo prevenir las infecciones del tracto urinario

Hierbas y aceites

La naturaleza proporciona muchas hierbas que tienen efectos beneficiosos, y muchos de ellas pueden ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación. Se pueden encontrar en cápsulas, ungüentos, linimentos y aceites de infusión. También puedes hacer té de hierbas frescas o secas, o utilizar elixires, tinturas y aceites esenciales para aliviar el dolor. Pero, asegúrate de consultar a tu médico o un herbolario profesional, debido a que algunas hierbas pueden interferir con los medicamentos que estés tomando.

La siguiente es una lista de algunas hierbas que puedes utilizar para tratar el dolor nervioso, la inflamación y mejorar la salud de los nervios y por lo tanto de la ciática:

  • Garra del diablo
  • Cornejo de Jamaica
  • La cúrcuma o curcumina (combinarlo con pimienta negro para aumentar su biodisponibilidad)
  • Kratom
  • Árnica
  • Corteza de sauce
  • Solideo
  • Hierba de San Juan
  • Raíz gordolobo
  • Manzanilla romana
  • Salvia
  • Lavanda
  • Flor de tila
  • Hojuelas lechosas de avena
  • Regaliz

Sueño

Por último, pero no menos importante, tratar de dormir lo suficiente para relajar los músculos y aliviar más rápidamente el dolor de la ciática. Al hacerlo, esto le dará a tus nervios y cuerpo  tiempo para descansar, sanar y equilibrar. El sueño adicional y reposo ayudarán a reconstruir y fortalecer tus nervios.

A pesar de que estos remedios complementarios y alternativos no han sido confirmados por la evidencia científica, muchas personas han experimentado mejoras significativas, y han logrado controlar el dolor, los espasmos, el entumecimiento y los calambres.

Si los síntomas y el dolor duran más de unas pocas semanas, asegúrate de consultar a un médico, ya que existe la posibilidad de que  tengas una vértebra dislocada, o alguna otra condición que está causando presión o pellizco en los nervios. Si es necesario, la cirugía es siempre una opción.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida