Salud Tratamientos

Cómo tratar la gota con compresas, baños y remojos

La siguiente es una lista con los mejores consejos y métodos para tratar la gota de una manera muy efectiva. Son soluciones naturales y preparados caseros que seguramente estén al alcance de tu mano, y con los cuales podrás mejorar la salud de tus pies y articulaciones, consiguiendo aliviar el dolor provocado por la gota o artritis en pies y manos.

gota

Qué es la gota

La gota es un tipo común de artritis que se produce cuando una cantidad excesiva de ácido úrico en la sangre, los tejidos y la orina se cristaliza en las articulaciones.

Las personas que sufren de gota son incapaces de descomponer y excretar el ácido úrico, un subproducto de la digestión de ciertos alimentos. Generalmente aparece de repente y puede durar desde unas pocas horas hasta varios días.

Síntomas de la gota

La gota puede causar dolor extremo en los dedos de los pies u otras áreas del pie, y porque con frecuencia se manifiesta en el dedo gordo del pie, también es conocido como “dedo gordo del pie gotoso“. Otro nombre de la gota es “la artritis gotosa“.

También puede aparecer en un oído, palma de la mano, las articulaciones de las manos, los tobillos, las rodillas, los codos o las muñecas, presentando inflamación, hinchazón y dolor intenso por la acumulación de cristales de ácido úrico.

El ácido úrico es el producto final del metabolismo de una clase de sustancias químicas conocidas como purinas. En las personas con gota, el cuerpo no tiene suficiente enzima digestiva uricasa, y, como resultado, el ácido úrico se acumula y cristaliza. Si no se controla la excreción, el exceso de ácido úrico en la orina puede llevar al desarrollo de cálculos renales dolorosos, enfermedad renal, e incluso insuficiencia renal.

Otros problemas de salud asociados con la gota

La gota se asocia con la presión arterial alta, enfermedad renal, diabetes, aterosclerosis, y cálculos renales de ácido úrico.

No dejes de leer:
Por qué las mujeres necesitan ácidos grasos omega 3

Se estima que hasta 2 millones de personas tienen gota. Entre el 75-90% de los enfermos que padecen de este problema son varones de mediana edad y el 25% tienen familiares con él. En las mujeres, el ácido úrico se comienza a formar después de la menopausia, muy posiblemente debido a la disminución de estrógeno.

Tratar la gota con compresas, remojos y baños

la-gota

Mientras que las compresas calientes hacen bien en otros tipos de dolor, no son beneficiosos en aliviar la gota, ya que cuando se utiliza una almohadilla caliente alrededor de la hinchazón de la gota, la circulación sanguínea se acelera enviando más sangre a la zona que resulta en inflamación adicional.

Cuando se utiliza una bolsa de hielo para aliviar el dolor de la gota, su baja temperatura ayuda a cristalizar aún más el ácido úrico conduciendo a aún más dolor e hinchazón. Por lo tanto, necesitas algunas compresas, cataplasmas, baños y remojos especiales para tu problema de gota. He aquí algunas sugerencias.

Usar el carbón activado para tratar la gota

El carbón activado: es conocido por absorber el ácido úrico; por lo tanto, se puede utilizar de forma segura para el tratamiento de la gota. Los que sufren de gota deben tomar un baño de carbón activado dos veces o tres veces a la semana.

Preparación:

  1. Mezcla media taza de polvo de carbón activado con un poco de agua hasta que se forme una pasta. Pon la pasta en una tina y añadir más agua.
  2. Sumerge la parte del cuerpo afectada durante al menos media hora. Este remedio es una buena solución para la gota en la articulación del dedo grande o tobillo.
  3. Para otras partes del cuerpo afectadas, hacer una pasta de carbón y aplicarlo sobre la piel. Dejar actuar durante media hora; luego enjuaga con agua tibia.
  4. Alternativamente, puedes tomar las cápsulas de carbón activado por vía oral para aliviar el dolor de la gota y la inflamación. Consulta a tu médico antes de usar esta opción.
No dejes de leer:
Reflexión - Al otro lado de la ventana.

Compresa con mostaza

Compresa con mostaza: Tomar una parte de cada una, de mostaza en polvo y  harina de trigo integral. Añadir agua a la mezcla para obtener una pasta. Coloca una capa gruesa de esta pasta sobre un paño limpio. Ahora coloca esta tela con la pasta de mostaza en la región afectada con gota. Si es necesario, utiliza cinta adhesiva para mantenerlo en su lugar. Deja durante la noche o al menos por algunas horas antes de retirar el cataplasma. Este es un excelente método para tratar la gota y aliviar los dolores que provoca.

Aceite de ricino

aceite de ricino para tratar la gota

El aceite de ricino es ideal para tratar la gota, sólo deberás calentarlo y con la ayuda de un algodón, aplicarlo tibio sobre la articulación afectada con gota.

Sales Epsom

Las sales Epsom no sólo son buenas para tratar la gota, sino también para otros tipos de dolores producto de la artritis. Añadir un poco de sal de Epsom (alrededor de 2 tazas si tienes tina de baño y un par de cucharaditas si remojas sólo la articulación afectada) en agua caliente y empapar tu cuerpo o la articulación afectada con gota en el mismo. Hazlo una vez por semana.

Aceite de enebro

Aceite de enebro: Coloca una compresa hecha con el aceite de enebro en tu articulación hinchada y dolorosa para ayudar a romper los depósitos tóxicos allí.

Redacción: equipo de Vida Lúcida