Belleza Salud Tratamientos

Cómo tratar los codos ásperos y resecos

Hay muchos remedios populares para tratar los codos ásperos y resecos que puedes poner en práctica para devolverle la suavidad natural a tu piel en esa zona del cuerpo.

codos ásperos

Puedes tener la piel más suave en tu cara, cuello y piernas, pero cuando se trata de las rodillas y los codos, a menudo pueden verse oscuros y ásperos en comparación con el resto del cuerpo.

Causas de los codos ásperos

Los codos ásperos y resecos son una preocupación constante de la belleza para muchas mujeres. Algunas incluso suelen evitar exponer estas zonas debido a este problema. Si eres de los que padecen de codos ásperos a pesar de que tu cuerpo puede tener una piel suave en otras zonas, aquí hay unos remedios caseros que van a proporcionarse una solución definitiva para terminar con la resequedad en los codos. Antes de eso sin embargo, veamos algunas causas comunes de las rodillas y codos ásperos.

Estas áreas están desprovistas de glándulas sebáceas que cada vez producen menos aceite, por lo cual el codo y las rodillas se secan más rápido que otras áreas y también es una zona propensa a desarrollar más pigmentación oscura de lo habitual.

La mayor parte del tiempo, las rodillas y los codos pueden ser la parte del cuerpo más descuidada, lo que significa que se quedan solos sin ninguna elaboración de capa protectora y los hace más propensos a generar un área áspera y seca.

No dejes de leer:
Como hacer crecer el cabello más rápido

Cómo tratar los codos ásperos y la resequedad de la piel

piedra pomez y esponja para codos ásperos

La acumulación de células muertas de la piel en estas zonas es también responsable de los codos ásperos y rugosos. Esta capa debe quitarse de vez en cuando para renovar la piel, puedes probar técnicas como el cepillado en seco o el peeling natural.

Exfoliante de azúcar

Un exfoliante ayuda a eliminar las células muertas de la piel para luego formar nuevas células que pueden mantener la piel con un aspecto más joven y suave. Para hacer este exfoliante, toma una cucharada de miel pura y añadir azúcar en ella. Ahora frota este exfoliante en tus rodillas y codos ásperos en movimientos circulares. Los gránulos de azúcar ayuda a exfoliar la piel. Luego debes lavar con agua y puedes aplicar el exfoliante una vez por semana.

Jugo de limón y Papa

Ambos contribuyen a blanquear la piel, lo que los hace una opción popular para la mayoría de tratamientos de belleza, por ejemplo para eliminar los codos oscuros y quitar las manchas de la piel. Para realizar esta limpieza deberás cortar un limón en la mitad y frotar en tus codos y rodillas o cortar una rodaja de papa y hacer lo mismo. Esto te ayudará a hacer el área más blanca. Mezcla un poco de miel con jugo de limón y te ayudará a hidratar la piel también.

No dejes de leer:
Mezclas caseras para las uñas quebradizas

Masaje con aceite de oliva

El aceite de oliva puede filtrarse en tu piel y ayudar a hidratar naturalmente e internamente para eliminar los codos ásperos. Puesto que estas áreas no tienen glándulas sebáceas, puedes dar masajes con cualquier aceite en ellos regularmente, aunque los mejores aceites para hidratar la piel suelen ser e aceite de oliva, almendra o coco. Esto también agregará brillo a tus rodillas y codos. Luego de darte un masaje en la zona déjalo sin lavar con agua para obtener el máximo beneficio.

Piedra pómez

Cuando tomes un baño, debes asegurarte de frotar esas zonas con una piedra pómez o una esponja exfoliante. No frotes demasiado fuerte, ya que debes evitar que la piel se ponga roja. La piedra pomez ayudará a exfoliar la piel y puedes hacer esto diariamente. Asegúrate de que lo haces con movimientos circulares.

Crema hidratante

Aplicar una crema hidratante en la piel especialmente en tus codos ásperos y rodillas para asegurarte de que queden suaves. Así que junto con los remedios mencionados, aplicarse una buena crema hidratante en ellos puede ayudarte a protegerlos de una piel áspera y seca.

El uso regular de estos remedios caseros hará que tus rodillas y codos ásperos se vuelvan más suave que antes.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida