Consejos Salud

¿Cómo tratar un corte de digestión? ¿Cuáles son sus síntomas?

El corte de indigestión se produce cuando, como su nombre lo indica, la indigestión es interrumpida por el propio organismo cuando hace contacto con el agua fría durante la digestión. Esto se produce porque la sangre se ausenta para llegar a los órganos encargados de nivelar el cambio de temperatura corporal, también estamos expuestos a que nos pase si llevamos mucho tiempo tomando el sol o realizando actividades físicas y nos sumergimos bajo el agua, el choque de temperatura producido por la diferencia de la misma entre el cuerpo y el agua pueden generar los mismos síntomas.

padecimiento de un corte de digestión

Aunque estos síntomas pueden aparecer en cualquier persona hay que tener especial cuidado con los niños, quienes desconocen estos riesgos, y personas ancianas ya que estas tienen una frecuencia cardíaca más débil y están más propensos a sufrir los síntomas de un corte de digestión.

¿Cuáles son los síntomas de un corte de digestión?

Algunos de los síntomas más frecuentes al presentar un caso de corte de digestión son:

  • Los mareos.
  • Las náuseas.
  • Los retorcijones.
  • El dolor de estómago.
  • El dolor de cabeza.
  • Los calambres.
  • La sudoración.
  • Los escalofríos.
  • La piel pálida.
  • El pulso cardíaco baja considerablemente.
  • La tensión arterial también baja.
  • A veces aparece el enrojecimiento de la piel parecido a la urticaria.
  • La visión borrosa.
  • Los pitidos en los oídos o acufenos.
  • El desvanecimiento.

Es importante que si presentas alguno de estos síntomas, y estás consiente de que realizaste las actividades antes señaladas, salgas inmediatamente del agua y solicites ayuda, ya que, un paro digestivo tiene altas posibilidades de terminar en un paro cardíaco y lo recomendado es pedir ayuda médica lo antes posible para reducir en grandes cantidades el riesgo de padecer un paro cardíaco.

No dejes de leer:
Hierbas y Jugos saludables para limpiar el riñón

¿Cómo tratar un corte de digestión?

imagen del sistema digestivo

Hay distintas maneras de tratar un corte de digestión porque existen varios escenarios donde se puede sufrir de la misma. Los dos escenarios más comunes donde se puede sufrir de un corte de digestión son en la casa y en algún sitio para bañarse de manera pública (playa, lago o piscina), así que te contaremos que hacer en ambos casos a manera de primeros auxilios mientras llega emergencias o un médico privado.

¿Cómo tratar un corte de digestión en casa?

En caso de estar en la casa, lo primero es sacar a la persona del baño o el ejercicio e inmediatamente hacer que su cuerpo entre en calor, para esto podemos vestirla y ponerle mantas, toallas y lo que esté al alcance de la mano. Luego de secar y acostar a la persona, si la misma no presenta paro cardiaco, nos disponemos a mantenerle un poco elevadas las piernas para evitar lo más que podamos una lipotimia (perdida del conocimiento por falta de sangre en el cerebro) en casos aislados luego de estas acciones el paciente puede presentar vómitos y diarrea, en este caso es recomendable mantener hidratado al mismo.

¿Cómo tratar un corte de digestión en la playa, la piscina o el lago?

En caso de estar en alguno de estos lugares, lo ideal es alertar a los salvavidas del sitio y llamar a emergencias, si los salvavidas no se encuentran lo primero es sacar a la persona del agua y activar la cadena de supervivencia mientras llega emergencias.

No dejes de leer:
5 aceites esenciales para impulsar tu energía

Al sacar a la persona del agua la acostamos boca arriba para verificar que respire, si respira debemos colocarla en la posición lateral de seguridad (de costado apoyando la cabeza en un brazo y doblando una pierna para que la persona mantenga la posición) esto logrará que la persona tenga un mejor flujo de aire mientras llega emergencias.

En caso de que la persona no respire se deben iniciar las maniobras de reanimación lo antes posible, para realizar estas maniobras debes acostar a la persona boca arriba y elevar el mentón para que las vías respiratorias estén abiertas para luego realizar respiración boca a boca (o con un artefacto) con la combinación de masajes cardíacos; consiste en arrodillarse frente a la persona y en medio de la línea imaginaria que se hace con los dos pezones, apoyar la palma de la mano y entrelazar los dedos con la otra mano y con los brazos estirados se procede a realizar presiones.

La manera idónea es realizar dos series de 30 presiones seguidas de 2 insuflaciones (respiración boca a boca) lo ideal es hacer 90 presiones en un minuto.

Comparte esto: