Psicología

Cómo vencer la soledad no deseada

soledad

La soledad es un complejo fenómeno mental y emocional que tiene en su base una emoción poderosa que tiene valor de supervivencia para los niños. La mayoría de las personas puede haber experimentado lo que es un abandono, de muy poca duración pero sin embargo puede sentir el dolor que provoca y el miedo que esta sensación de soledad encierra.

Cómo reconocer la soledad y tratar de vencerla

Realmente la soledad es un problema que está más relacionado al miedo que al hecho mismo de sentirse sólo en el mundo, porque puede suceder en medio de una multitud o entre personas que están hablando a nuestro al rededor, por ello debemos prestar atención a una serie de factores que pueden influir en esta sensación.

La ausencia de un ser querido

Tras una separación de pareja o por la falta de un ser querido y también otras razones que pueden presentarse,  puede invadirnos un peculiar sentimiento de soledad y un vacío que nos inunda por dentro. Con esta nueva forma de percibir la vida debemos enfrentarnos a ese sentimiento de soledad no deseada pero que nos hace sentir que nos han dejado abandonados.

Empezar por entender a ti mismo

El primer paso es entender lo que está contribuyendo a tu soledad. ¿Hay algunos “disparadores” que traen los sentimientos de soledad y aislamiento?

No dejes de leer:
Stephen Hawking da hermoso mensaje a personas con depresión

¿Son influenciados por un acontecimiento? ¿Te sientes peor cuando el tiempo es malo? ¿Te sientes atrapado en tu casa? ¿Te sientes ansioso al ver a los demás afuera? No hay dos personas que puedan experimentar la soledad de igual manera y antes de buscar soluciones, necesitas entender el problema.

Salir y explorar, incluso si lo haces solo

Otra forma de lidiar con la soledad y la depresión es salir al mundo. Incluso el simple acto de ir a la tienda de compras puede ayudarte a sentirse más conectado con la gente y la realidad del entorno y evitar la soledad no deseada.
Así, hacer algo sencillo. Dar un paseo alrededor de la ciudad. Tomar el autobús a una ciudad cercana. Sentarse en un café y ver. Hagas lo que hagas, simplemente hacer algo que no estabas haciendo al momento de sentirte solo.
Realizar actividad física de cualquier tipo, te ayudará a estimular tu cerebro y el cuerpo para producir hormonas que te ayudarán a sentirte bien, conocidas como las endorfinas. No tienes para unirte a un gimnasio para llegar a estar plenamente sano. ¿Por qué no tratar de  todas las mañanas en su bicicleta por el parque, aprendiendo Tai Chi o tratar de danza del vientre?
No debes estresarte si tardas tiempo en ver un cambio positivo en tu actitud. Recuerda que los pequeños cambios se suman con el tiempo.

No dejes de leer:
Cómo aprender a vivir sola pero no solitaria