Psicología

Consejos para estimular la inteligencia en los niños

Estos son algunos simples consejos que puedes poner en práctica en casa y son de gran ayuda para estimular la inteligencia en los niños y también convivir con ellos en su crecimiento intelectual.

estimular la inteligencia en los niños

Consejos para que los niños puedan desarrollar su habilidad de concentración y mejorar el nivel de inteligencia aprendiendo de temprana edad a trabajar su cerebro en este propósito.

  • No es recomendable que tengas el televisor en la habitación del niño y tampoco que se pase horas viéndola en la sala.
  • Trata de desarrollar junto a él, estrategias para los juegos de memoria (los de cartas o los de tarjetas). Eso requiere que el niño tenga que esperar su turno, pensar en una estrategia y enfocar bien su atención.
  • Dale instrucciones al niño y ve aumentando poco a poco de dos a tres órdenes hasta que el niño se acuerde de todo.
  • Hazlo practicar instrucciones escritas.
  • Juega con él a aprenderse las placas de los carros y algunos números telefónicos.
  • Puedes leer una historieta o un cuento y preguntarle de qué se trataba para que el pueda enfocarse más en los detalles de la narración.
  • Jueguen diferentes juegos de ingenio y destreza como el ajedrez, armen rompecabezas o establezcan rutinas fuera del colegio. De esta manera el niño podrá ir teniendo mejor organización y prestando más atención a los detalles, lo que hará aumentar su nivel de concentración también.
  • Un niño que come azúcar en exceso se vuelve más impulsivo, lo podrás ver descontrolado e inquieto, por ello es indispensable la buena alimentación para que le niño pueda estar más atento y mejore su rendimiento físico y su inteligencia.
No dejes de leer:
Causas de la fatiga emocional y como superarla

La alimentación del niño es fundamental para su inteligencia

Prepárale loncheras balanceadas cuando deba ir al colegio. Un niño bien alimentado rinde mucho más académica y físicamente. Una lonchera debe ser atractiva y variada para el niño y contener un alimento que le proporcione energía como almendras, frutos secos, yogur o una fruta, y es preferible que el niño desayune con alimentos que el den energía, como por ejemplo una chocolatada saludable.

  • Los excesos de carbohidratos no sirven porque dan energía inmediata que se esfuma rápidamente. Por eso es bueno que combine un carbohidrato con un yogur natural o un pedazo de queso.
  • No debes dejar que tus hijos se salten las comidas.
  • Disminuye el consumo de bebidas gaseosas ya que tienen demasiada azúcar.
  • Lava muy bien las frutas y verduras, y si puedes pelarlas, mejor, pues se ha descubierto un vínculo entre el déficit de atención y el uso de pesticidas que generalmente está presente en las cáscaras de las frutas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida