Alimentación Nutrición

Consejos sencillos para aumentar tu energía.

Sencillos consejos para aumentar tu energía.

Preste atención al desayuno.

Tal como su nombre lo indica, su ingesta libra al organismo del “ayuno” nocturno, y brinda la energía necesaria para comenzar el día. Es imprescindible elegir bien los alimentos ya que no todos actúan de la misma manera. Los hidratos de carbono, presentes en cereales y panes integrales, son la principal fuente de energía para los músculos y el cerebro, y además aportan vitaminas B esenciales en los procesos de producción de energía. Los lácteos, como la leche y el yogur, son también fuente de hidratos de carbono.

No saltee comidas.

Permite que el nivel de azúcar en sangre, llamado glucemia, descienda bruscamente, lo que puede provocar cansancio, dolor de cabeza, falta de concentración, entre otros síntomas. Lo ideal es realizar comidas de menor volumen con mayor frecuencia.

Favorezca una digestión saludable.

La producción de energía comienza con una correcta digestión. Comer despacio, masticar bien los alimentos y detenerse cuando comienza a sentir sensación de saciedad, son claves para la digestión.

Limite los alimentos ricos en azúcares o harinas refinadas.

Este tipo de alimentos incrementa rápidamente el nivel de azúcar en sangre, brinda energía en la primera hora luego de consumirlos, pero luego cae abruptamente y genera una sensación de falta de energía. Algunos alimentos ricos en azúcares simples son: jugos, gaseosas, caramelos, galletitas, golosinas, alimentos procesados, entre otros.

No dejes de leer:
Frutas y verduras recomendadas en la mañana para tener un día lleno de energía

Limite el consumo de bebidas estimulantes.

El café y las bebidas con cafeína (bebidas cola) contribuyen al cansancio. La rápida sensación de energía es generada por un mensaje neuroquímico (estímulo al sistema nervioso), pero ellos no satisfacen realmente las demandas energéticas del organismo. Por otra parte, las bebidas con cafeína tienen un efecto diurético, por lo tanto deshidratan al organismo.

Incluya cinco porciones de verduras y frutas al día.

Cuanto más variado es el color de las mismas, más cantidad de vitaminas, minerales y fitonutrientes se están incorporando.

Tome suficiente cantidad de agua.

Se necesitan entre 8 a 10 vasos de agua al día, incluso más cantidad en los días calurosos. La falta de energía muchas veces es producto de una deshidratación parcial.